gentcreativa

Historias de proyectos y experiencias que fomentan la innovación social, mediante emociones, cooperación y participación en un grupo.

Archivo para la etiqueta “Indignados”

Más “impotencias” de nuestros tiempos

El último artículo de Lola, “Impotència”, me hace pensar

en otras impotencias (públicas)

que podemos encontrar en nuestra sociedad, hoy y aqui.

Recordemos la impotencia de su artículo. Yo lo diria asi:

Muchos pensamos que deberiamos hacer algo efectivo

para cambiar la situación de miles de refugiados

 que llegan a Europa huyendo de la guerra siria,

pero no podemos, nos encontramos solos.

***

Pero si hablamos de las impotencias que nuestra sociedad está viviendo,

se nos ocurren también otras situaciones.

Por ejemplo:

  •  1. Asistencia social. Muchos sienten impotencia para cambiar la situación

de tantas personas perjudicadas por los recortes sociales

en escuelas públicas, hospitales, ayudas para dependencias, ayudas contra el paro..

  • 2. Desigualdad salarial. Muchos sienten impotencia ante la reducción sistemática de

salarios que recortan el nivel de vida de la mayoria de la población con trabajo

  • 3. Resaca de las promesas neoliberales. Muchos sienten impotencia porque

habian creido que podian aumentar su nivel de vida mediante créditos, hipotecas.

Incluso muchos especularon con viviviendas utilizando las hipotecas.

Ahora han tenido que corregir su economia, tal vez han hecho el ridículo porque se creyeron ricos

***

¿Cómo pueden defenderse cada uno de estos grupos?.

En todos los casos, los afectados pueden buscar protección si superan

el individualismo que ha prosperado tanto en los últimos años.

Esto significaria, volver a integrarse en sindicatos, partidos políticos o grupos locales

que se encuentran para defenderse en temas concretos.

Los que no busquen esta protección, por la razón que sea, pueden encontrarse desprotegidos.

Sienten su fracaso social, que comparten con muchos más.

Este fracaso social puede combinarse con la desprotección emotiva.

Sentirse ignorado por los demás, deprimido, solitario…

puede dar lugar a reacciones de indignación si encuentras

grupos emotivos con capacidades adecuadas.

Son la versión moderna de las sectas adaptadas para multitudes

****

 

Los grupos emotivos no suelen utilizar argumentos racionales. Es mucho más efectivo

proponer argumentos relacionados con el miedo,

el racismo, la xenofobia, el nacionalismo, el antieuropeismo, el regreso a los tiempos pasados,

el rechazo radical a la tecnologia…

Muchos grupos políticos de extrema izquierda o de extrema derecha responden a este esquema.

Saben usar las redes sociales para llegar a cada individuo solitario.

No son respuestas uniformes, se adaptan al perfil de cada sociedad,

podemos verlas en toda su diversidad en todos los paises de Europa.

 

***

Las rutinas mentales suelen explicar  la crisis de los partidos politicos

con argumentos de necesidad económica.

Pero en paises que no conocen la crisis económica, com vemos en Alemania o en USA,

también florecen las iniciativas emotivas nacionalistas y radicales.

Vemos pues que de las impotencias pueden nacer indignaciones y

respuestas políticas caóticas, que no tienen salidas razonables.

Respuestas que pueden conseguir victorias como la de Sansón.

Un hombre cargado de razones y que pudo ver cómo les cambiaba

la cara a sus enemigos…por unos momentos.

Por contra, las impotencias que encuentren respuesta en partidos pueden dar lugar a

movimientos políticos potentes. La emoción empuja fuerte.

Impotència, de Dolors Renau

Us adjunto un article publicat per la Lola al Punt-Avui.

Ens parla del sentiment d’impoténcia devant d’un fet que no podem canviar.

http://www.elpuntavui.cat/opinio/article/8-articles/958649-impotencia.html?cca=1

 

Avui ens trobem sovint davant de fets insoportables i tenim la sensació de que no hi

podem fer res tots sols, ni trobem ningú que ens hi ajudi.

És que ara el mon és molt gran.

En parlarem més.

Este humor ya no tiene gracia

 

Cuando vivimos hace meses la tragedia de Charly Hebdo me quedé con las ganas de decir algo más.

Pero no era el momento.

Ahora creo que los ánimos están algo enfriados. Que las consecuencias del asesinato

y de las políticas del gobierno francés ya se han visto y evaluado.

Nuestras propias emociones y las de los otros están más controladas. Esperemos.

*****

Necesitamos el humor, hoy más que nunca. Debemos defenderlo de sus enemigos.

Debemos limpiarlo de las contaminaciones.

El humor es una forma artística, no todo vale.

Necesitamos el humor. Si nos referimos a la vida pública en las sociedades democráticas,

es claro que el humor nos indica si tenemos de verdad una sociedad libre. El humor forma

parte de nuestras emociones públicas.

***

Por ejemplo ¿Hay libertad en nuestra sociedad o la estamos perdiendo?

La pregunta crítica sería: ¿cómo aceptan nuestros poderosos que se haga humor sobre ellos?

El poder está en la política, en la religión, en el dinero, en la enseñanza, en la ciencia,

en la ciudad contra el campo, en los nativos contra los inmigrantes, en los ilustrados

contra los analfabetos, en los adultos contra los menores, en los hombres contra las

mujeres…En mayor o menor grado, en ambientes determinados.

****

Todos hemos vivido situaciones en las que alguien hace humor “contra” los débiles.

En la mili se hacían chistes de “maricas”, de negros, de mujeres, de “moros “, de

extranjeros…

Era repugnante pero hacías como que te reías, en todo caso no llamabas la atención.

Ahora lo pienso y siento vergüenza, ahora tengo la piel más fina frente a este falso humor,

que no tiene gracia, nunca la tuvo.

***

En todo caso, sin pretender crear una regla ni definir una linea roja, para mi gusto,

el humor sobre los débiles no es humor, es abuso. Ahora que ya no tengo que reírme ni

disimular, lo digo claro. Recientemente he soltado algunos “cortes” a gente que hacían

chistes de “pobres madrileños,” o de “moros”. Chistes sin humor. Por que, quí y ahora

ellos son los débiles. Allí, es otra cosa.

Estas “gracias” circulan por los móbiles, con dibujos incluidos.

De pena, el que lo hace se retrata.

Cuando veo humillar a los humillados me provoca una emoción de repugnancia.

No deberíamos aguantarlo ni disimular. Tarde o pronto, los humillados que reaccionen

serán los indignados.

Deberíamos prestarles atención desde el respeto, cada vez son más numerosos, pueden ser

muy emotivos y , a la larga, poco razonables. Las emociones ofendidas son poco

razonables.

****

Pero el caso de Charly Hebdo era otra cosa. Allí se mató a gente, muchos salieron a la calle

para protestar.

Evidentemente, había que hacerlo. Pero había algo más,¿no?

Creo que los humoristas de Charly Hebdo estaban haciendo humor sobre los débiles. Si era

así esto ya no era humor. Era un abuso y era jugar con fuego. Aquellos humoristas no eran

héroes de la libertad, más bien aprendices de brujo.

Jugaban con fuego y nos quemamos todos

¿Humillar a los humillados? ¿A los que tal  vez se sienten “sin-techo emocional”? Esta

puede ser una combinación explosiva, tenemos ejemplos históricos.

***

Si realmente los jóvenes de los barrios de París de cultura musulmana se sienten

humillados por la sociedad francesa, más culta, más rica, más poderosa, más

inteligente…hay que hacerles caso. Tal vez su quejas son exageradas y ellos son

unos victimistas que han aprendido a llorar sistemáticamente para justificar sus fracasos..

Pero ahora es una cuestión de sentimientos, no de razones.

Alguien debería acercarse a estos jóvenes, si realmente viven sin techo emotivo , porque

están a merced del primer manipulador de emociones que se acerque. A partir de aquí, el

proceso puede ser absurdo, si, pero fatal.

****

Esta es la realidad: el manipulador de emociones es el malhechor, los terroristas son los

manipulados, la comunidad de los jóvenes musulmanes son los victimistas sin techo

emotivo, los dibujantes son los inconscientes del peligro que viven ellos y vive Europa.

No hablamos de culpables, hablamos de política y de paz.

También hablamos de buen gusto y de mal gusto, como en el arte.

****

Vamos un poco más a fondo en el tema: muchos se han preguntado cómo pueden

movilizarse tantos candidatos a terroristas en los países más avanzados de Europa.

Muchos candidatos a terroristas tienen un nivel de vida aceptable, mejor que en Siria,

desde luego. Viven en libertad. No en ambientes de fanatismo religioso,

sino en entornos sin ninguna fe religiosa.

Pero los terroristas tienen muchos candidatos.La mayoria salen de Europa, no de paises

árabes

Ahora hemos visto que, en Francia, cuando suenan las alarmas,  sólo disponen del control

de la policía para evitar lo peor.

Parece que nuestra sociedad europea ha agotado sus argumentos, sus convicciones, su

capacidad de seducción. Ya no creemos en nuestro modelo de vida. Estamos amenazados y

a la defensiva.

Algo va mal en nuestro sistema. Alguien debería pensar en mejorar la autoestima de esta

gente para liberarlos de manipuladores de emociones.

Esto puede que sea también nuestro problema. Alguien debería  demostrar que somos

capaces de sintonizar con sus emociones (que son legítimas), que somos capaces de

respetarlos como personas, en coherencia con nuestras convicciones

****

Creo que nadie debería jugar con las emociones de gente que se siente humillada. Este

humor ya no tiene gracia. No me voy a reír.

A los que hacen humor les pido: por favor, hagan bromas con los poderosos, haga bromas

sobre usted mismo. Este puede ser un buen principio.

No se trata de tener razón o no tenerla. Se trata de emociones.

****

Antes de despedirnos, una aclaración:

aquí sólo hablamos de humor y de emociones en el espacio público.

Para los que nos leéis desde hace años, esto no es ninguna sorpresa.

Aquí hablamos de emociones en la universidad, en empresas, en barrios, en escuelas.

También de las emociones en la política.

Hablamos sobre cómo aprendemos a gestionar emociones sociales.

No tratamos de emociones en privado, que no tiene mucho que ver con las emociones

públicas.

Gent Creativa optó hace tiempo por la dimensión pública de las emociones, en parte por

que casi nadie hablaba de este tema.

Si hacéis una búsqueda de “emociones” en Google encontraréis  “Gent creativa” y una

montaña de webs de autoayuda emocional, consultorios  personales o privados. Es otro

tema. Si esto es lo que os interesa, podréis encontrar mucha oferta.

Para emociones colectivas, Cent Creativa

 

 

 

Hoy, aqui, las emociones invaden la vida pública

Nuestro tema, en Gent Creativa, son las experiencias que generan innovación social a partir de las emociones.

Es verdad que, cuando empezamos, hace ya cuatro años,  hablábamos solamente de experiencias de participación artística.

Pero , más allá del arte, hemos visto cómo las emociones colectivas, para bien o para mal,  ganan protagonismo

en otros ámbitos sociales, con formulas diversas.

****

Hoy , desde Barcelona, no podemos ignorar el protagonismo de las emociones en el ámbito politico.

Aunque la política no es nuestro tema, sí que lo es la cultura. Asi pues, hablemos hoy de estas formas de cultura política

Nos preguntamos pues, porqué aqui y ahora, emergen movimientos emotivos que ganan protagonismo electoral.

Movimientos que tratan sobre la corrupción, la desigualdad, el paro, la inseguridad.

Movimientos emotivos que no nacen de un programa político. Aparecen entre gentes apoliticas,

que tal vez habian sido de derechas, de izquierdas o nacionalistas.

Hoy nos declaran que no son movimientos políticos, sino ciudadanos.

****

Pero no solo aparecen en España. Bajo fómulas diversas tienen éxito en toda Europa.

Hace algunos meses , antes de la actual crisis europea de refugiados de las guerras,

publicaba la prensa alemana un comentario de Isolde Charim sobre uno de estos movimientos, Pegida.

En el este de Alemania, en la ciudada de Dresden, miles de personas salian a la calle cada semana para manifestase

contra la inmigración de cultura musulmana., y para defender, según ellos, la cultura cristiana en occidente.

Dresden y, en general , el este de Alemania, no recibe muchos inmigrantes. Hay pocos puestos de trabajo disponibles

y son más bien zonas de emigración hacia los Länder del oeste.

Los manifestantes no parecian formar parte de una organización, no tenian relaciones entre si. Eran gente mas bien solitaria

que salian de casa invitados por redes sociales

La periodista se preguntaba pues, porqué tenian tanto éxito estas concentraciones

****

Creo que su respuesta puede ser válida para muchos movimientos emotivos de toda Europa.

Según ella, eran gentes “sin techo emocional”, desprotegidos en un mundo de inseguridades, que se sientebn ofendidos, sin protección

Tradicionalmente, la religión, los partidos, los sindicatos, la empresa, el pueblo o el barrio, la familia, habian ofrecido este tipo de protección emotiva.

Hoy, en cambio, vivimos en una cultura de consumos globalizados, educados con discursos individualistas. Las instituciones tradicionales

han perdido influencia, en parte porque el discurso neoliberal dice que no sirven de nada, que cada cual puede defenderse solo, que puede

tener éxito y , gracias al crédito, difrutar del consumo sin más esperas.

****
Muchos han creido el discurso, incluso en sectores tradicionales de la izquierda, hasta que la crisis lo ha puesto todo patas arriba.

Ahora descubren que no tienen techo para sus emociones (en lenguaje local, diriamos, descubren que “les han tomado el pelo”)

y estan disponibles para adoptar un “nuevo techo”.

No es una opción racional sino emotiva. Gente de situación social diversa, de convicciones diferentes, adoptan el mismo techo.

No son los más pobres, en dinero, sino los que se creyeron el discurso individualista, los indignados.

Los solitarios, los que no participaban …hasta que las redes sociales los sacaron de casa y ocuparon las calles.

****

Las emociones en política no son un hecho inédito. Siempre han acompañado los grandes proyectos politicos de cambio.

Los partidos democráticos combinan emociones, indignación y proyectos racionales y viables. O deberian hacerlo.

Un programa político potente es también un movimiento emotivo popular.

****

Pero ahora no nos invita un lider con un proyecto viable, contrastable.

Nos invita un lider que dice que no tiene proyecto, que no es de izquierdas , ni de derechas ni nacionalista.

Que habla “como habla el pueblo”. Un lider que nos comprende, que participa de nuestra indignación,

un seductor que nos ofrece techo a nuestros sentimientos heridos.

Que nos invita a salir de casa, a pasar de la soledad a la compañia de muchos, con símbolos, esloganes, himnos.

Que nos ofrece algo más que una manifestación callejera, nos invita a participar en una coreografia con músicas, disfraces,

pasos de baile, fotos de conjunto, donde nos vemos formando parte de algo grande.

****

Nos han hablado directamente al corazón, como ya no saben hacerlo los partidos ni las iglesias.

Nos hemos enamorado y ya no atenderemos a razones

Nos habrán de caer encima muchos desengaños antes de que volvamos a la dura realidad

****

Recomiendo otras opiniones: Entrevista Antonio Gutierrez-Rubi, periodista,

http: // blogs.lavanguardia.com/ Washington/política-y emocion

Ver Islode Charim, periodico TAZ, http://m.taz.de/Debatte-Pegida/!151870;m/

 

ESCUCHANDO EL “MESIAS” EN PLENO AGOSTO

EN PLENO AGOSTO he desenterrado el disco de 33 revoluciones y he escuchado el Mesias de Haendel.

Hacia años que estaba ahi durmiendo.

Es una música que emociona. De repente te sientes como su autor se sintió, hace más de 200 años.

La percusión te hace temblar, el órgano te inunda, las trompetas te hacen vibrar, las  voces te arrastran a lo más alto.

***

Stephan Zweig dice que Haendel compuso esta obra en Londres cuando se encontraba deprimido, enfermo, solo, endeudado.

El pais vivia una gran crisis, las guerras habían anulado los conciertos, Haendel estaba enfermo, derrotado. No tenia ninguna

inspiración.

Entonces recibe de un poeta conocido un texto para componer un oratorio. Haendel lo lee como si el texto se dirigiera a el mismo ,

personalmente. ¡”Animate, ten confianza, escucha lo que dice el Señor”!

Y la música emerge del fondo de su alma derrotada, como una llama.

Según cuenta Zweig, el Mesias tuvo un éxito popular increible, en un pais que tenia problemas graves, mucho más graves que los nuestros ahora.

***

¡”El pueblo que caminaba en la oscuridad  ha visto una gran luz. Los que caminaban en las sombras de la muerte han visto un sol resplandeciente”!

¡”Alegrate, el Señor gobierna con todo el poder, para siempre. Alégrate”!

***

Las palabras son muy explícitas, pero es la música la que manda. Nos emociona hoy, más de 200 años después, incluso nos

emociona a los que no creemos en un señor que salvará el mundo del mal.

Esto era una bomba. Tiene más energía que  la trilita  que inventó Nobel.

A los desamparados, a los que han pisoteado y humillado, esta música gloriosa les devuelve la dignidad, les promete la victoria

definitiva. No sabemos cómo será, el Señor sabe cómo.

***

Hoy nos creemos más cínicos, más desconfiados. Ya no nos creemos historias como estas. La religión ha agotado su

credibilidad. Algunos dicen que la causa es que somos más racionales, otros piensan que la religión se ha autodestruido por

corrupciones internas, por ambición de poder.

Pero la pobre gente desengañada sigue ahí, esperando tal vez  otros mesías que prometan la salvación. Quieren emociones potentes,

plazas llenas de gente que gritan su fe. Emociones que curan las heridas de nuestros sentimientos , de nuestras decepciones, de nuestra indignación.

Mucha gente tiene ganas de escuchar historias como estas.

Porque, lo de que hoy somos  más racionales…esto si que es una buena historia!

***

¿Dónde estan hoy nuestros mesías? ¿Dónde estan las “músicas” que nos emocionan, que nos mueven, que nos hacen sentir protegidos, que

prometen un techo a nuestra indignación?

En pleno mes de agosto, por casualidad, escucho impresionado el Mesias de Georg Friedrich Haendel. Su carga emotiva me llega a través de los siglos.

Con fe o sin ella, me siento reconocido, reconfortado, animado, dignificado. Escucho y me emociono, me pongo en su lugar.

***

Pero me queda una preocupación: los mesias cambian pero las emociones siguen ahi como siempre.

Emociones que pueden ser más potentes que la trilita del señor Nobel.

 

SENSE VERGONYA

Sense vergonya

Foto de Gent Creativa.

Aquesta parella de la foto ens miren sense vergonya.

De quin planeta han caigut?

No saben que aqui som al 2015 i que, malgrat el que diuen els que manen, aqui hi ha gent que no troba feina ni posant-se de genolls,

que a les escoles publiques els mestres no poden més,

que treballar la sanitat publica es una creu,

que els menjadors de Caritas están més plens que mai?

De què riuen aquesta parella?

Guardeu aquesta foto i torneu-la a mirar dintre d’uns anys. No us ho creureu.

Hemos ido al cine a ver “Miss Julie”

Aqui hay una buena película. Si no la habeis visto, os recomiendo que no os la perdais, vale la pena. Es una historia dura pero buena.

Aqui hay algunas imagenes de  Miss Julie

La dirección es de Liv Ullman

Lo que yo pueda deciros no es más que una visión personal. Me ha impresionado especialmente pero es que estoy leyendo

El mundo de ayer”, unas memorias de Stephan Zweig que os recomiendo.

Zweig cuenta sus recuerdos de esta época, antes de la primera guerra mundial, de los años 1900 y antes.

Asi pues, mi comentario  de la pelicula está bajo la influencia de este libro.

 

Miss Julie nos cuenta , con un estilo impecable, la historia de una mujer que rompe con el entorno social tradicional

y que termina por luchar ella sola contra el mundo. O sea que termina mal.

Miss Julie es hija de un noble, con un entorno familiar desgraciado. Ella intenta romper con las barreras de su mundo,

se anticipa a la crisis social del 1900. Son los años en que las mujeres empiezan a  enseñar las piernas y se quitan el corsé.

Las iglesias pierden poder, los nobles también. Hay una expansión económica enorme, nuevas technologias, viajes a paises lejanos,

más gente que lee libros, más libertad sexual, más feminismo, campesinos que se trasladan a la ciudad, nuevas industrias,

nuevos movimientos sociales, ferrocarriles, dirigibles que cruzan continentes.

Hoy parece  que aquello fue una crisis, al menos en algunos paises europeos. No como la actual, con paro y recesión, pero una crisis de

valores. En este contexto, creo que hay que escuchar la historia de Miss Julie, una mujer que se anticipa y que termina sola.

 

Como miss Julie, ahora podriamos decir que en aquellos años  mucha gente se liberó de ataduras sociales pero al mismo tiempo se encontró

desprotegida.

Muchos perdieron el “paraguas emocional” que podia significar la iglesia, la dependencia de un amo o de un noble, la seguridad y el riguroso control

de vivir en un pequeño pueblo, de trabajar y salir de la miseria.

Muchos empezaron a leer y sus perspectivas se abrieron. En el plano internacional, las fronteras perdieron fuerza, muchos intelectuales eran europeistas.

Tal como lo cuenta Stephan Zweig, estaban viviendo un tiempo extraordinario, lleno de nuevas oportuniddes.

 

El drama personal de Miss Julie es que ella se anticipa y rompe con su pasado antes que nadie. Para su desgracia, encuentra un joven campesino

que lee y que ha viajado y trabajado en otros paises. Viven expuestos , sin paraguas protector.

Creo que es la historia que en pocos años vivirian millones de europeos y que acabó en una terrible guerra, una guerra civil europea, más absurda

que cualquier otra guerra.

 

Cuando todos estos europeos viven como miss Julie, sin el paraguas emotivo tradicional, sin religión , sin vínculos sociales, sin límites…

acabarán buscando otros paraguas que protejan sus emociones colectivas. En muchos casos, este paraguas fue el nacionalismo.

Un movimento que florece por todas partes, que muestra cómo un sentimiento positivo de amor al pueblo o al pais de origen,

se puede manipular y degenerar en conflictos con el vecino,  justificados en guerras pasadas, de hace siglos.

 

Los nacionalismos: cada cual buscando su identidad  excepcional en fórmulas que se repiten una y otra vez, sin imaginación.

Asi explotó de forma idiota una guerra que ni siquiera tenia motivación económica, sino pretextos sentimentales.

(Si  se puede hablar de sentimientos sobre con guerras vividas, hace cientos de años, por gentes desaparecidas, en paises que ya no existen.)Amar nuestros

orígenes, nuestra tierra, nuestra tradición…¿Quién podria criticarlo?El problema empieza cuando no respetamos la racionalidad, cuando estamos dispuestos a

fabricarnos  enemigos entre los extraños, a justificar el perjuicioque podemos crear en otros, en nuestro propio pais con los más pobres, o en otro pais.Con las

emociones podemos crear lo mejor y lo peor.

 

 

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: