gentcreativa

Historias de proyectos y experiencias que fomentan la innovación social, mediante emociones, cooperación y participación en un grupo.

Emprendedores sociales: ¿qué hace ASHOKA en todo el mundo?

Aqui hay una sintesis de 16 proyectos sociales que impulsa la red mundial ASHOKA

http://www.ashoka.es/this-works/

 

Por qué hablamos ahora de emprendedores sociales?

En el programa de Ashoka leemos que impulsan empresas sociales y facilitan educación  apropiada para estas empresas. Ellos hablan de :

  • lideerazgo compartido
  • empatia
  • trabajo en grupo
  • creatividad
  • resolución de conflictos

Me recuerdan los conceptos que empleaba Roberto Carballo y su Asociación Espiral para la Innovación, cuando crearon su master de emprendedores sociales.

Asi que empiezo a entendeer que emprendedores sociales y proyectos artisticos con finalidad de cambio social tienen mucho en común.

¿Vamos a explorar el tema?

El pensamiento

Ofrecen una respuesta a  la sociedad de consumo, al individualismo, a la falta de valores, al populismo político

Proponen el progreso humano a través de la acción en grupo, una forma de progreso personal.

La práctica

Estas organizaciones ayudadn a emprendedores a desarrollar su proyecto de empresa, a adquirir la formación necesaria, a buscar financiación, asesoria, contactos.

 

Algunas muestras de servicios que impulsan los emprendedores sociales y empresas sociales.

Web catalana de ASHOKA d’emprenedors sociales

http://www.emprenedoriasocial.cat/recull/index.php/recursos/llistar/economics/6

 

Un proyecto de emprendedores sociales en una ciudad con graves desigualdades : Atlanta

http://www.civicatlanta.org/ventures/

En esta página de su blog hay una lista de empresas sociales que el Centro impulsa

Hablaremos del tema en una tertulia

¿Qué pasará en 2017?

Aunque cada año podemos leer anticipaciones del futuro, raras veces se cumplen.

Lo peor es que los que hacen estas profecias no suelen revisarlas cuando el año ya ha pasado.

Asi que vuelven a empezar, sin complejos, al siguiente año.

Esto nos cuenta un experto en tecnologias, Luis Angel Fernandez Hermana LAFH

Columna de enero 2017

Profetas de pacotilla

Luis Ángel Fernández Hermana

En plena vorágine de predicciones sobre el futuro, que incluso nos están amargando la entrada al 2017, cuando todavía ni siquiera ha cumplido un añito de edad y las nubes no se han despejado, puedo declarar y declaro solemnemente, en contra de los profetas de pacotilla que nos rodean, que nada de lo que se dice que va a suceder, sucederá. Cada año, lustro, década, siglo, desde mucho antes de Nostradamus, y después, hasta las revistas más prestigiosas, piden a los expertos más reconocidos, que se mojen. Y, efectivamente, salen mojados. La tasa de acierto no suele superar el 5% y ahí se incluyen predicciones arriesgadas como que lloverá más que el año anterior, o que la tecnología nos seguirá sorprendiendo. No lo digo en broma. Hasta The Economist se ríe abiertamente de sus propias encuestas, aunque los consultados constituyan la flor y nata en sus respectivos campos de actividad.

¿Que nos está pasando, de donde viene esta fiebre adivinadora contra la que todavía no hay vacuna? Sencillo: estamos viviendo el fin de las religiones, mientras que, al mismo tiempo, prospera una sin competencia posible: el marketing, que incluso ya es una metástasis de las menguantes religiones de toda la vida. Su poderío estriba en que sus feligreses son simultáneamente todo: desde diáconos a Papas, escriben sus biblias, pregonan sus evangelios, predican sin necesidad de recluirse y formarse en monasterios o seminarios, indican sin un ápice de duda por donde aparecerá y cómo será la buena nueva… ¿Aciertan? ¡Qué vá! Fracasan una y otra vez, pero siguen adelante como si nada. ¿Cómo lo consiguen? ¿Por qué no se deprimen? Respuesta aún más sencilla: todos poseemos nuestra propia maquinaria de guerra de RRPP y marketing. Y la estamos usando con artillería pesada, nada de andarse con tonterías. 

Antes ibas al bar y contabas: “Anoche vi un documental curioso. Decía que los robots venían a por nosotros”. Hoy escribes robot en un buscador, te salen 3.000 millones de respuestas, pegas unas cuantas en tu blog y titulas: “Los robots vienen a por nosotros”, y ya has armado tu propia marimorena: los que te leen se ven obligados a decirla aún más gorda, si no, ¿cómo van a seguir predicando? Inmediatamente se desata el furor predictivo: que si la Inteligencia Artificial, que si la nevera vigilante, o el coche guiado por el hombre invisible, o los aviones que reconocen a qué aeropuerto se dirige cada pasajero, que si sí o que si no… En realidad, no hay que preocuparse, la cola de espera es prácticamente tan infinita como las posibilidades que ofrece Internet: ahí tenemos ya al ADN de borro y pego, la Internet de las Cosas (esta es maravillosa, repleta de tesoros), por no hablar de Trump y su twitter de destrucción masiva.

¿Me puedo equivocar?

      @luisangelfh

    Coladepez.com

 
    La brevedad es
    para los débiles

 

 

El Ateneo “9Barris” publica su libro

Joves sense dignitat, joves amb dignitat

Es más que un libro, mucho más que un libro.

Es toda una historia de un barrio y de su

proyecto de circo, educación y transformación

social

Una historia que arrranca en 1977, son años, y que sigue tan viva como siempre.

El libro, coordinado por Antonio Alcantara, es una obra coral, mucha gente trabaja

en este proyecto. Ahora nos llega cuando más necesario era para todos.

Porque no es una simple historia local, sino una aportación creativa a la crisis

moral de nuestro tiempo.

.

 

 

En mi opinión, el libro se dirige a educadores y familias preocupados por un concepto de

educación que va más alla del éxito  laboral y que pretende formar ciudadanos para

vivir  con sentido en nuestro siglo.

También  facilitará el diálogo con responsables de financiación de proyectos

basados en circo o en otro arte.

En cambio, no parece tener como objetivo convencer o seducir a adolescentes que podrian

ser candidatos a participar. A pesar de que el autor/ coordinador posee amplia experiencia

en este tipo de actividades, el factor emotivo, fundamental para motivar

a participantes, no parece jugar un gran papel en el desarrollo del libro.Aunque sabemos

que  un proyecto artístico de esta naturaleza tiene dimensiones poeticas que no pueden

reducirse a un esquema de disciplinas didacticas y esquemas de valores.

Tal vez el libro  intenta  razonar y justificar más que seducir.

****

Porque un proyecto artistico en grupo necesita disponer de un esquema previo de objetivos

y procesos de trabajo pero se desarrolla de forma similar a una sinfonia con un director de

orquesta que sabe imprimir sensibilidad y ritmo a cada grupo según sus atributos.

Un proyecto artístico educativo no es una partitura pautada ni una cadena causa efecto,

sino una proceso de multiples factores simultáneos en forma de espiral.

Todo ello, claro, no resultaria fácil de describir en un libro y responde más al lenguaje

poético.

El equilibrio entre el papel de educador y el  artista no debe ser fácil.

****

 

El valor de este proyecto

En Barcelona podemos encontrar hoy proyectos similares que son expresión de una

comunidad, que utilizan lenguaje artístico (el circo , en este caso), y tienen un objetivo

educativo y una finalidad de  transformación del entorno.

Pero en el caso de 9Barris hay algo que nos parece excepcional.

A la salida de la dictadura, a partir de una situación crítica en el barrio y de  un entorno de

confusión politica total, la gente de  la asociación “El bidó de Nou Barris” apuesta por el

arte y el proyecto cultural participativo   como herramienta de transformación social. Su

apuesta se mantiene y se desarrolla durante 40 años con coherencia.

 

****

Su proyecto tiene hoy plena vitalidad. No creo que encontremos otro igual en todo el mapa

de la ciudad.

Recordemos que, en aquellos años, el movimiento de asociaciones de barrios de Barcelona

tenia prestigio en toda Europa. Algunos vieron en aquellos barrios una nueva forma de

hacer política municipal, popular y marxista. Más allá de la que ellos denominaban

“democracia representativa”

En aquel ambiente, hablar del potencial de transformación social de un proyecto cultural

era totalmente insólito. No era “ortodoxo”.

****

 

Pero su proyecto mantiene hoy su sentido . Ahora ya nadie se atreve a hacerle ascos al

arte participativo como motor del cambio social.

Como muchos otros proyectos similares, en Barcelona, en Europa y en América que  han

sabido mantener el norte, desarrollar su método. Hoy forman parte de un amplio

movimiento y realizan intercambios con redes internacionales.

De todo esto nos habla este libro.

 

El sentido que nos aporta hoy

El proyecto educativo del Ateneo Nou Barris se sirve de la participación en grupo en el

circo.

Sus alumnos siguen un proceso de aprendizaje en técnicas circenses que les conduce a

reforzar su dignidad personal y su creatividad, huyendo del entorno individualista y

consumista.

Aprenden por la acción y la ayuda mutua, no por discursos ideológicos.

La cooperación del grupo favorece vinculos afectivos que serán el motor de futuros

progresos.

El proyecto NouBarris induce un mayor conocimiento de las emociones colectivas como

parte indispensable de la educación personal y cívica.

El modelo facilita un esfuerzo pemanente de mejora que se estimula con valoraciones

técnicas, de valores y de comportamientos. Asi pues, el alumno recibe un refuerzo en su

capacidad como profesional y como ciudadano.

El sistema pedagógico en curso respeta la persona y le prepara para saber tomar sus

decisiones en el futuro con autonomia, evitando cualquier endoctrinamiento ideológico.

 

¿Más educación que arte?

Esta es una pregunta clásica en los proyectos de esta naturaleza.

El alumno progresa por un proyecto de naturaleza artística, no con una escuela que

imparte disciplinas y saberes.

Aprende valores practicándolos en grupo.

Descubre el mundo de forma abierta a través de la práctica artistica.

El papel del arte, es pues decisivo. A través del arte y de la relaciones emotivas del grupo

que lo realiza, cada participante afirma su personalidad y su sensibilidad.

Hablamos pues de arte, no de un simulacro de arte  para uso escolar. De algo con capacidad

de emocionar de verdad. Arte es aquello que hacen los artistas y que cada cual intenta

practicar y aprender según su talento y capacidad.

****

Creo que el libro propone realmente un equilibrio sólido entre arte y educación.

Aunque , tal vez se aprecia más la dimensión educativa cuando pasamos a los capítulos

de evaluación de resultados.

Esta puede ser una tendencia comprensible si tenemos en cuenta que no resulta fácil

evaluar un proyecto artístico. En cambio, la evaluación educativa tiene más referencias y

tal vez más ventajas cuando se trata de justificar un proyecto para su financiación, aunque

sea pública.

Tal vez se podria dar más peso a la evaluación artística  a través de las presentaciones y

espectáculos si se utilizaran también como herramienta de valoración.

 

Arte y trabajo en grupo en la educación de emociones colectivas

En todo caso, el momento presente nos está ofreciendo ejemplos espectaculares de

emociones colectivas en positivo y en negativo.   En la valoración del Brexit en Gran

Bretaña y las elecciones de presidente en USA, muchos comentaristas subrayan el uso y el

mal uso de la emociones colectivas que han conducido a resultados incongruentes para los

propios votantes.

Muchos coinciden en señalar que  hay manipulaciones evidentes de los

votantes que llegan a aceptar falsedades evidentes y repetidas de una forma que recuerda l

la gente adicta a sectas.

Hay un deficit constatado de educación de emociones colectivas que puede reforzarse con

un uso abusivo de las redes sociales .

****

Hay casos flagrantes de manipulación pero también hay proyectos presididos por el

respeto  a la persona, como lo es este que comentamos aqui, en Nou Barris.

La pregunta es pues ¿dónde nos ofrecen hoy una educación emotiva de este tipo?

****

Si llevamos nuestra reflexión algo más lejos, podemos inspirarnos en Alain Touraine en

“Après la crise”(Ed. Seuil, 2010).

Alli nos dice que la mundialización de la economia sin control político democrático nos ha

conducido a una nueva situación dominada por  los grandes financieros, en perjuicio de

los empresarios industriales y de los estados.

En esta situación, pierden sentido las fuerzas sociales y sindicales, puesto que ya no

pueden progresar como en el siglo XIX y XX confrontandose con la patronal local.

En el siglo XXI, la respuesta al monopolio financiero mundial pasa por la persona que

reconoce a los demás como ciudadanos, en el respeto de las diferencias  y en la

conciencia  universal de los derechos humanos.

Ahora el motor de este nuevo movimiento es de tipo emotivo, una nueva pasión.

Asi pues,  parece claro que los proyectos tales como Nou Barris , a través de   la

participación artistica y de trabajo en grupo, son una respuesta eficaz si se mantienen

como hasta ahora al margen de las consignas de partidos y de ideologias y apuestan por

formar personas y ciudadanos.

 

 

 

 

 

La revista Art Social

Esta publicación cuatrimestral aparece no hace mucho. Ya han sacado dos numeros de la

revista. La editorial Neret lleva publicados tres títulos.

http://artsocial.cat/

Se autodefinen como arte para el empoderamiento y la integración.

Se trata de una forma de acción politica en red que se propone la transformación

individual y colectiva de la gente.

Emociones sociales en la fundación Bofill

Hace pocos dias, el 16 de noviembre, tuvo lugar en la fundación Bofill  de Barcelona esta jornada sobre educación en “habilidades sociales, emociones y actidudes de aprendizaje”

El título resulta un poco largo y cargado. Para mi gusto, se podria llamar “aprender trabajando en grupo”

En síntesis, esta sesión de trabajo para educadores es un acta de reconocimiento a los numerosos proyectos escolares que hoy están funcionando en Cataluña con “trabajo en grupo”.

Parece que la jornada de la fundación Bofill busca al mismo tiempo  el apoyo internacional con la presencia de Maurice Elias, un investigador reconocido de   la Rutgers University (New Jersey) y del responsable de evaluación de proyectos educativos  de la Generalitat.Su aventura es arriesgada pero cuenta con padrinos potentes.

En todo caso, la extensión de los proyectos emotivos ya es tan amplia que permite al presidente de la fundación barcelonesa presentar el método como un acto “contracultural”. Segun dice, la educación moderna nació en oposición a lo que en aquel tiempo se consideraban sentimentalismos religiosos y similares.

Los tiempos eran lo que eran. Entonces había que jugar la carta del cartesianismo, en oposición a lo que se denominó “el mundo simbólico de las mujeres”para referirse a  aptitudes y valores que no tenian cotización social.Hoy nos enfrentamos al siglo XXI y el trabajo en cooperación parece la respuesta idonea.

Los que no entendeis el catalán os vais a perder esta introducción de Ismael Palacín, presidente de la fundación. Habla de forma clara y directa. Nos dice que entre nosotros emerge una nueva forma de educación a partir de numerosos profesores en centros muy diversos que ponen en marcha un nuevo paradigma educativo, sin esperar el visto bueno de la Administración ni el aval de los investigadores de la universidad de Barcelona. En el transcurso de la jornada presentan a una investigadora española que trabaja ene l tema en la universidd de Glasgow.

¿Qué nos cuentan estos expertos? ¿qué nos dicen las expereiencias en curso? Nada nuevo, podemos decir , desde Gent Creativa. Cada cual con su propio vocabulario, nos cuenta una nueva forma de aprender y de trabajar , que funciona en algunas escuelas, universidades  y empresas. Nos hablan de trabajar por proyectos, aprender por la acción, de cooperar con el grupo, de visión holistica, de superar el individualismo como fracaso en eficacia y en valores.Podeis encontrar desarrollos parecidos en el blog de Roberto Carballo y en sus libros.

Aqui teneis el video de la jornada. Os recomiendo saltar, si podeis , la intervención inicial del responsable de la administración , y pasar a la intervención de Ismael Palacin. Con suerte, después de Palacín podreis encontrar la intervención de Maurice Elias, en inglés traducido al catalán. A  los que no teneis miedo a Twitter podeis entrar el #eduevidencias.

http://www.fbofill.cat/videos/sessio-plenaria-9-1115-h-habilitats-socials-emocions-i-actituds-daprenentatge

El profesor Elias presenta algunos esquemas que ayudan a desarrollar una teoria sobre el tema. Dice, entre otras cosas, que se trata de crear un nuevo entorno donde la educación pueda tener lugar. Un espacio para la acción como fuente de conocimeinto .Nos invita a entrar en una escuela, actual o en el recuerdo , y constatar las emociones que nos produce cada espacio. Si nuestra emociones no son positivas, no tenemos el entorno adecuado para aprender.

Grupos interactivos: aprender ayudando al compañero

La Escuela joaquim Ruira de l’Hospitalet nos cuenta cómo trabajan con “grupos interactivos”. Grupos de 5 niños de edades diferentes que trabajan en grupo con un profesor o un voluntario, familliar o vecino

El centro funciona con un sistema de evaluación permanente que le asegura el nivel de resultados deseados en todos los casos.

A pesar de su ubicación en una zona de gran diversidad social y de nivel económico bajo, su nivel de resultados se iguala con los centros de zonas de población homogénea, sin inmigración y alto nivel de recursos.

En esta escuela han podido aplicar un método que necesita grupos pequeños ,sin contar con ayudas extra de la administración, gracias a su programa de voluntarios, padres y vecinos de la escuela.

Más sobre el artículo de A. Beevor

Para empezar, un comentario:

Estoy leyendo una novela muy interesante que toca prácticamente todos estos puntos.

Sumisión, de Michel Houellebecq. Con una aproximación muy europea. Os lo recomiendo.

 

Sobre el artículo:

Naturalmente, el de Beevor es un artículo muy esquematico, para tratar un tema tan global.

Pero tiene la ventaja de ofrecer una visión de conjunto.

Quiero destacar aqui dos puntos que Beevor señala como causantes de la crisis social.

Un punto : el feroz individualismo de estas décadas.

Beever nos recuerda una frase de Margaret Thatcher con su siniestra lucidez:

“No existe eso que llaman sociedad”

Tenia razón. El neoliberalismo lo consiguió. No necesitas ayudas de otros, tu solo puedes ser rico.

Es el lema implicito de muchas escuelas y universidades donde no se aprende a trabajar en grupo.

Donde la ayuda mutua no existe. Donde los débiles corren peligro

Donde los padres pagan para conseguir “triunfadores”

****

Otro punto de nuestra crisis:

“ira incoherente manipulada por el engaño deliberado”.

Esto que explica el éxito de los populismos europeos, nacionalistas de izquierdas y de derechas, el Brexit, Trump…

***

Sólo quiero notar que los dos puntos están muy relacionados.

El individualismo  significa romper con todo lo que sean grupos sociales: sindicatos, partidos, iglesias,

empresa, familia, barrio….

Significa desprotección emotiva. Masas de gente sin techo emocional. Gente que descubrirá que ha sido engañada y humillada.

Estas masas sufren desprotección, viven en la indignación y el miedo al futuro.

Son carne de cañón para los engañadores deliberados. Para los discursos incoherentes, para las mentiras evidentes.

Los que prometen cualquier cosa, pronto y gratis.

Tienen un público desprotegido, enrabiado, emotivo, irracional, agresivo.

Un artículo de Antony Beevor que vale la pena, si no tienes prisa.

Se publicó en el Pais hace pocos dias bajo el título ” Una nueva época , un mundo infeliz”

Como vereis trata varios temas, pero yo os recomiendo el último, como lo hace Nestor que

fue el que descubrió este trabajo.

Si no teneis tiempo para leer todo este artículo de tres páginas, podeis leer esta frase, que se explica sola:

” ira incoherente

manipulada por

el engaño deliberado”

seguro que os suena.

Aqui , en el Brexit y los nacionalismos europeos actuales,

en los USA, con Trump.

***

Aqui va el artículo de Beevor:

BABELIA / EL PAIS / 29 octubre 2016

Una nueva época, un mundo infeliz // Antony Beevor


Un feroz individualismo ha definido nuestras sociedades en las últimas tres décadas.

La democracia y la verdad están en peligro

No cabe duda de que hemos entrado en una nueva era. El problema es que los historiadores

tardarán años en determinar si los grandes cambios que estamos experimentado tuvieron relación

entre sí o si se produjeron simultáneamente por casualidad.

Afectan a todos los aspectos de la sociedad y la política, tanto nacional como internacional,

y también a la guerra. La de Irak puso de manifiesto la extraña impotencia de la supremacía militar occidental.

La aplastante victoria de 2003 sobre las fuerzas de Sadam Huseín demostró que cualquier comparación

con la Segunda Guerra Mundial era arriesgada. El éxito militar convencional ya no trae consigo la paz.

Los líderes de Washington y Londres pasaron por alto un cambio crucial en la manera de hacer la guerra.

La guerrilla o la lucha partisana se solía librar en las montañas, los bosques o los pantanos.

Actualmente, sus blancos principales se encuentran en las zonas urbanas, al igual que

la posibilidad de camuflarse entre la comunidad civil para preparar operaciones ocasionales.

La teoría de Mao de que había que moverse entre la población como peces en el agua no ha caído en el olvido.

****

La explosión demográfica en África y Oriente Próximo está aumentando el número de megalópolis

a través de la inmigración. Hay una cantidad inmensa de jóvenes sin apenas esperanza de conseguir

un trabajo o una casa o de formar una familia, lo cual conduce a una amarga frustración.

En la actualidad, el Ejército estadounidense se está preparando para futuros campos de batalla

formados por rascacielos rodeados de chabolas. La era de los Ejércitos convencionales

con uniformes reconocibles que maniobran para conseguir ventaja en campo abierto

ha llegado a su fin. La guerra se ha vuelto eminentemente urbana, con consecuencias terribles

para los civiles atrapados en las ciudades, como muestra la devastación de Alepo.

***

La verdadera revolución socioeconómica empezó a mediados de la década de 1980

y principios de la de 1990 sin que entendiésemos lo que estaba pasando

. Entonces nos parecía emocionante esa combinación de cambio geopolítico y final de la Guerra Fría

mezclado con la revolución de las comunicaciones y la invención de Internet.

Pero esos cambios también trajeron consigo la liberalización económica,

la liberalización de los mercados financieros, el fin de las barreras comerciales y la expansión de la globalización.

Empezamos a advertir la fragmentación de las lealtades colectivas o tribales.

Los sindicatos, las organizaciones religiosas, los partidos políticos y las asociaciones militares

comenzaron a decaer al mismo tiempo. Un escepticismo creciente ante la autoridad

dio lugar a una sociedad mucho menos deferente, y otras transformaciones

contrarias a la jerarquía tuvieron como resultado una informalidad

mucho mayor en los centros de trabajo.

El énfasis se ponía en el individuo.

A eso era a lo que se refería Margaret Thatcher con su tristemente célebre frase:

“No existe eso que llaman sociedad”.

***

“Hace tiempo que soy nítidamente consciente de que

la honestidad intelectual es la primera víctima de la indignación moral”

En el pasado, la mayoría de las revoluciones fueron inducidas o forjadas por ideales políticos,

nacionales o religiosos, y estuvieron revestidas de un aura de autoinmolación.

Por otra parte, esta nueva revolución fue la primera en la que la principal fuerza motora

era descaradamente egoísta. La gente empezó a hablar de la “generación del yo”.

Este era el futuro, liberado de las restricciones de las fronteras nacionales o las lealtades anticuadas.

El magnífico aforismo del poeta John Donne —“Nadie es una isla”— pasó a considerarse

como algo perteneciente a la historia lejana.

El individuo, aunque supuestamente liberado y poderoso, en la práctica se había vuelto crédulo.

El siniestro eslogan de los cienciólogos estadounidenses —“Si para ti es verdad, entonces lo es”—

se ha propagado como un virus invisible que impide a sus víctimas ver la realidad.

Las teorías de la conspiración han existido siempre, pero ahora, mediante la comunicación por Internet,

pueden adquirir una fuerza y un impulso totalmente diferentes.

El aislamiento en la nueva sociedad de masas convierte a las personas

en vulnerables a los charlatanes y los falsos profetas.

Y todo esto lo empeora mucho más la industria internacional del ocio, capaz de crear su propia y convincente visión.

***

“El incremento de la ficción realista coincide con una época en la que mucha gente

tiene cada vez más dificultades para distinguir entre fantasía y realidad”

En la actualidad estamos entrando en el mundo de la posalfabetización, en el que la reina

es la imagen en movimiento. El límite entre la realidad y la ficción está siendo minado

implacable y deliberadamente, sobre todo debido al enorme potencial económico.

Desde el punto de vista histórico, sin embargo, esto es profundamente perverso.

En los últimos tiempos hemos asistido a un importante aumento de lo que yo llamaría

la “dramatización deformada de la realidad” tanto en documentales como en películas de ficción.

El peligro es que, en la actualidad, para la mayoría de la gente esta “historia para entretener”

es la principal fuente de conocimiento histórico.

La obsesión de Hollywood por afirmar que una película es real

incluso cuando es ficticia en su práctica totalidad es un fenómeno relativamente nuevo.

Por lo visto, ahora hay que comercializarla proclamando su autenticidad.

De vez en cuando se refuerza la falsa sensación de verosimilitud proyectando aquí y allá

nombres de lugares y fechas concretas, como si el público estuviese a punto de presenciar

una recreación fidedigna de lo que sucedió determinado día, algo que resulta especialmente lamentable

cuando se trata de personas que solo han tenido contacto con el tema

a través de la ficción cinematográfica o televisiva.

Poco después del estreno de la película El Código Da Vinci, en Gran Bretaña se hizo un estudio

para investigar sus efectos. A pesar de que la película es ciertamente absurda, la encuesta mostró

que, después de verla, casi la mitad de la muestra diseñada para representar a la población

estaba convencida de que María Magdalena había tenido un hijo con Jesús y de que su linaje

pervivía hasta hoy. El incremento de la ficción realista coincide con una época en la que

mucha gente tiene cada vez más dificultades para distinguir entre fantasía y realidad.

****

“Tal vez no resulte sorprendente que en muchas partes del mundo estemos presenciando

una política de la ira incoherente manipulada por el engaño deliberado”

Los antropólogos están empezando a estudiar la forma en que Internet, y en particular las redes sociales,

están transformando las relaciones políticas e incluso humanas.

Solo Facebook tiene más de 500 millones de miembros activos, la mitad de los cuales

se conecta cada día. Los miembros tienen una media de 130 “amigos”.

Pero, ¿qué clase de amistad puede representar algo así? Un estudio reciente ha revelado

que se ha producido un enorme incremento de los problemas mentales sobre todo

entre las mujeres jóvenes debido a que las redes sociales hacen que se sientan ineptas.

En una paradoja significativa, parece que nada aísla más que Internet,

el mayor invento en comunicaciones de todos los tiempos.

Tal vez no resulte sorprendente que en muchas partes del mundo estemos presenciando

una política de la ira incoherente manipulada por el engaño deliberado.

 

***

Hace tiempo que soy nítidamente consciente de que la honestidad intelectual

es la primera víctima de la indignación moral.

Cuando la gente se identifica apasionadamente con una causa o un asunto,

en su inconsciente se siente legitimada para estirar la verdad y hasta inventar estadísticas

que apoyen su tesis. Pero ahora hemos entrado en una auténtica era de la “posverdad”,

en la que, a juzgar por los argumentos a favor del Brexit en Gran Bretaña, de Trump en Estados Unidos,

o de los nacionalistas extremos en Europa, se diría que la verdad ha dejado de tener importancia.

Los demagogos y sus acólitos imitan la táctica estalinista: cuanto mayor es la mentira,

más potente es su efecto. Pero esto conduce a la muerte de la democracia.

Solo las dictaduras medran en la falsedad. La democracia no puede sobrevivir

sin una base de respeto hacia los demás, acompañada por el respeto a la verdad

****

Saludos a todos. Ya lo comentaremos.

Impresiona ver cómo lo que nos está pasando aqui,

y que creiamos un caso muy particular,

se está repitiendo en todo el mundo.

No somos una excepción, como algunos pensaron.

 

Con el arte entrenamos nuestro cerebro ante el miedo

Tenemos hoy un contacto que os puede interesar: habla de la música y de su acción sobre el cerebro

Es un tema que ya lleva años en estudio y que ya se aplica a la medicina, al tratamiento de Alzeimer,

a la educación..

Si quereis saber más, aqui hay una referencia, Fernando Manes, neurólogo y neurocientifico en varias

universidades (Argentina, California, Australia).

http://elpais.com/elpais/2015/08/31/ciencia/1441020979_017115.html

 

*****

Es pues un tema muy potente.

Pero hoy vamos a subrayar un aspecto que tiene relación directa con la gestion de los miedos colectivos.

Nos cuentan que nuestro cerebro anticipa la música que va a escuchar cuando estamos en un concierto.

Esta capacidad resulta de las experiencias musicales que hemos acumulado y

la combinación de este archivo histórico con las sensaciones que estamos experimentando.

Es realmente impresionante. Se ha verificado que esta capacidad de anticipación funciona

en permanencia, de forma inconsciente.

De hecho, no funciona solo con la música: también lo hace con otras artes, como la danza,

el teatro o el cine. o la literatura

Aqui tenemos  pues la oportunidad de mejorar nuestas capacidades de anticipación

en la vida (y de relajar nuestros miedos)  si practicamos y experimentamos previamente

con el arte (lo cual significa, experiementar sin riesgo).

 

***

Este tema me recuerda el artículo reciente de Victor Lapuente sobre cómo los griegos

“se entrenaron” para superar la batalla de Samotracia,

sufriendo previamente en el teatro tensiones y dramas ficticios.

https://gentcreativa.wordpress.com/2016/08/30/poesia-y-estrategia/

 

****

Si fueramos capaces de entender las capacidades de nuestro cerebro, sabriamos como paliar

las emociones violentas que vivimos de forma colectiva.

Emociones que no entendemos y que nos controlan de forma espectacular.

Estamos viviendo este fenómeno cada dia con la campaña electoral de USA y el personaje Trump.

¿cómo es posible que tantos millones de votantes le estén siguiendo  a pesar de

las barbaridaddes que suelta sin vergüenza?

Sólo se entiende si estas personas estan traumatizadas por emociones colectivas. previas.

Seria bueno que pudieran hacer ejercicios de anticipación con vivencias artísticas, no?

Tenemos mucho que aprender de estas emociones

 

 

Vale la pena escuchar esto

Esto que vale la pena escuchar es de Jorge Luis Borges,

dicho , y muy bien dicho , por Kelly Amedo.

https://www.youtube.com/watch?v=8wO8XI4jIT8&feature=youtu.be

 

A veces pienso que no siempre sabemos aprovechar la ventaja de conocer este idioma

que suena tan bien, que lo hablan con músicas diferentes gentes que vienen de tan lejos.

Un idioma que  aprendí sin esfuerzo en casa, sin cursos ni matrículas, tal vez me parece que no vale gran cosa.

 

 

Es verdad, un idioma no vale gran cosa. Lo que vale es escuchar lo que dice Borges,

cuando lo dice Kelly Amedo.

Seria como tener un tesoro en una caja y no abrir esta caja,

por que no está de moda.

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: