gentcreativa

Historias de proyectos y experiencias que fomentan la innovación social, mediante emociones, cooperación y participación en un grupo.

Urgente: educar

Nuestro mundo anda revuelto, muy revuelto. En  la politica, la escuela, el trabajo…

Vemos cada dia que no hay manera de comprender los cambios, que nos afectan, que nos confunden.

Entonces pensamos en nuestros hijos y decimos: necesitamos otra educación.

Sabemos de qué hablamos. Esto nos cuenta Maria Dolors Renau 

en un artículo que acaba de publicar en la prensa.

 

Es curioso. Vemos que el cambio es necesario, incluso que es urgente.

No hablamos de buscar un experto , como hacen en la tele con sus debates.Sabemos que para hablar

de educación en este sentido, no hay que ser maestros ni pedagogos.

Lo decimos como ciudadanos. Esto no funciona, nuestros hijos no se preparan para el futuro

que les cae encima.

Es urgente. Parece un tema cívico con todas sus consecuencias.

 

La razones que damos para preocuparnos por  nuestros hijos podrian ser las mismas que valen para los adultos:

falta sentido crítico, falta solidaridad, falta trabajo en equipo, falta dominar y no ser dominado por la tecnologia,

falta más igualdad social, menos corrupción.

La educación deberia tratar estos temas y otros muchos. La educación de los jóvenes y también la de los adultos.

El cambio nos ha cogido con el pie cambiado.

 

Aqui, en Gent creativa, hablamos de gente que no pide cambios en la educación, sino que ya los está haciendo.

Hace pocos dias, visitábamos una escuela de Primaria en Barcelona, en Gracia que enseña a través de proyectos

realizados en grupo. La semana que viene hablaremos de LOVA que funciona en muchos centros de España,

como en otros paises, con proyectos de opera en la escuela. Hay muchas escuelas públicas, también algunas privadas,

que se han puesto a innovar. Los padres se están enterando, algunos cambian de escuela.

Son escuelas que educan en valores, aprenden por la acción, descubren la cooperación.

 

 

Pero esta vez, la suerte nos ha traido una empresa de ingenieria que está poniendo a punto una nueva forma de organización

De momento, no os podremos dar datos sobre quienes son, ya sabeis que las empresas no suelen difundir

estas informaciones en cualquier momento. Pero creo que no importa saber quienes son sino saber qué hacen y qué sentido tiene.

 

La empresa en cuestión está modificando su organización para trabajar en grupo y por proyectos.

Cuando conocemos detalles de su actividad, reconocemos los elementos que ya hemos visto en la escuela de Gracia

o en algunos profesores de la Univesidad Complutense.

Se trata de hacer frente a situaciones donde nadie sabe todo lo que habria que saber y la cooperación se impone como

la salida lógica y natural. Sabemos que el trabajo en grupo no se limita a acumular más recursos. Se trata de

una forma de trabajo donde los recursos personales se activan con los estímulos emotivos  que nacen de la relación

entre personas alrededor de un proyecto.

Todo ello, en un entorno apropiado que confiere sentido a la acción.

En la empresa, la acción en grupo genera el conocimiento necesario para hacer frente al caos.

Aprendeer y trabajar se combinan.

 

Este concepto era considerado una herejia en el mundo empresarial de los últimos 30 años, donde

la ortodoxia era el individualismo y la competencia. Estos conceptos han reinado en las relaciones entre empresas

pero también en la vida interna de las organizaciones. Se fomentaba la competición interna como forma de

estimular la producción , aunque se pudieran crear tensiones internas que podian llegar a ser insuportables.

Asi pues, parece que en el mundo duro de la empresa, el mito del individualismo empieza a ser cuestionado.

¿Hasta qué punto podrá afectar la lógica de los negocios? Hay entornos muy diversos. En algunos, como la ingenieria,

deberian primar el conocimiento y la cooperación. En otros, como el financiero, gracias a la inhibición de los gobiernos,

aparecen y se fomentan rasgos menos civilizados  y más próximos a los del mundo animal de la sabana africana.

 

En todo caso, es un tema que ya está abierto. Seguro que veremos ejemplos de lo más diverso, de acuerdo con los

sectores, con la dimensión del negocio o con la cultura empresarial de los paises. Por otra parte, los proyectos

de trabajo en grupo suelen ser poliédricos, no responden a un esquema lineal de causa a efecto. En realidad, no es un modelo

único sino una familia de modelos, donde cada caso puede poner el peso en uno u otro aspecto.

 

Como la música, puede inspirar lo mejor y lo peor de cada cual. Algun dia veremos un proyecto mafioso trabajando

en grupo con música de Verdi y llevando billetes de banco a Suiza en una maleta.Los tiempos cambian. Educar es urgente.

Recibimos un comentario sobre las dificultades del trabajo en grupo

Estoy muy de acuerdo con este artículo, me parece muy interesante el trabajo colaborativo, que además ayuda a la integración social de los diferentes grupos, hace que aprendamos unos de otros.
Pero el problema está seguramente, como comentas en este artículo, en que no se plantea bien.
Se intenta y se fomenta el trabajo en grupo en las escuelas, pero al final acaban trabajando unos mucho y otros niños nada o casi nada. Por vagancia (literalmente) o porque no tienen interés o por exceso de otras actividades extraescolares y por tanto, falta de tiempo, acaban por volcar todo el trabajo en otros niños. No hay motivación en algunos casos. Pienso, que la familia desde casa también es importante aportando esos valores de esfuerzo, colaboración, trabajo, superación…
que no siempre se transmiten. Todo lo contrario. Mi hijo de 10 años ha tenido que escuchar alguna vez de algún compañero:
“yo no puedo hacer el trabajo porque no tengo tiempo, me voy de fin de semana”
“yo no puedo hacer mi parte del trabajo, total, al final vamos a tener todos la misma nota, porque es un trabajo en grupo”
“tengo extraescolares, haz tú el trabajo que tienes más tiempo”
Para mí esto son valores que se deben aportar desde la familia (padres, abuelos, tios, hermanos mayores…).
Somos lo que vemos a nuestro alrededor.
Y como dice vuestro artículo:
“Cosechamos lo que sembramos”

Si, la escuela tiene parte de culpa, pero la sociedad tampoco ayuda a promover buenos valores… como comentábais en el artículo vamos hacia un individualismo peligroso.

Pero me gustaría acabar de una manera positiva, porque también ha habido buenas experiencias durante el curso.
Al principio todo era más árduo, pero en último trabajo de mi hijo de 10 años, consiguieron levantar el ánimo y motivar a casi todo el grupo de 5 niños (2 niñas y 3 niños). Era un power point trabajado desde clase y desde casa con google drive.
Al principio todo era pobre, pero mi hijo marcó la norma de 2 paginas por niño como mínimo e implantó una estética que todos los demás fueron siguiendo y copiando y mejorando. La maestra también apoyó la iniciativa y esto hizo que el grupo se esforzara más, es decir, hubo un contagio de interés y esfuerzo y al final una satisfación para todos.

Hablamos de la escuela a la sombra de los árboles

A la sombra de los árboles, en   la plaza de la Virreina, en Gracia, hablamos con el director de la  escuela nou Patufet.

Estas notas son pues el extracto de estas horas apasionantes, para el director y para nosotros.

Nos habla de algo que viven muchos ciudadanos. La escuela, la educación innovadora son temas de todos. Antes sólo sabian de esto los maestros, algunos políticos. Los padres no se atrevian. Ahora ya parece que hemos perdido la paciencia para esperar aquella ley de educación que tenia que ponerlo todo en orden. Ahora, la educación es un tema de ciudadanos. Muchos hablan de estos asusntos con maestros. Algunos ponen manos a la obra. Los políticos prefieren seguir la jugada y no molestar si no es necesario.

Algo está pasando. Por esto, la Tertulia de Gent Creativa, por una vez, se reunió en la plaza de la Virreina de Gracia, con el director del nou Patufet. Teniamos muchas preguntas

Tertulia1(versión original, en catalán.  Ver   la versión en castellano a continuación)

Un dimarts a les 15 h, ens obren la porta del carrer i entrem a un pati de sol i sombra on infants i joves d’edats diverses s’afanyen a escridassar-se, jogar, correr, saltar, i fer circular pilotes en tots sentits de les que tenim que protegis-nos amb elegancia.

Estem en una escola de la Vila de Gràcia, Barcelona, dins de ciutat i en mig de blocs de cases; la imatge, cridòria i aparença son semblants a la de qualsevol altre centre educatiu de primària i secundària, però estem en una escola diferent, en la que es treballa i es viu d’un altra manera: alumnes, mestres, pares…, es a dir tots els agents i actors que la fan possible s’han confabulat, s’han compromès en un projecte educatiu que més enllà d’aprovar matèries, passar cursos i obtindre un certificat final, que també !!, te per objectiu formar persones, educar en sentit critic i en valors, donar i facilitar eines per a que cada alumne sapiga inserir-se en la societat que l’envolta i sapiga fer front de forma creativa a les dificultats i als reptes amb els que com a persona s’haurà d’encarar en un futur no massa llunyà.

Ens hi apropem encuriosits per aquesta manera de treballar, i tenim la oportunitat de conversar un parell d’hores amb el seu director que ens acull d’una manera entusiasta i ens tramet a traves de fets i experiències “reals”, allò que moltes vegades a la tertúlia de Gent Creativa hem exposat com a desitjable, i que ells, en aquesta escola organitzada com a cooperativa d’educadors i treballadors, i amb més de 260 alumnes, fan possible amb la seva dedicació i la complicitat d’una administració que, a l’ensems que manté els programes tradicionals d’ensenyament, tolera iniciatives innovadores com la que es dú a terme en aquesta escola.

 

Parlem d’una escola concertada que, aprofitant que tancava per fallida financera, bona part dels seus mestres que tenien clar un projecte educatiu innovador (que parcialment ja havien experimentat en l’etapa anterior), es constituiren en cooperativa i es feren càrrec del centre, amb la complicitat de pares i alumnes.

D’aleshores ençà l’escola s’ha organitzat d’un altra manera, el seu discurs que il·lumina la seva pràctica quotidiana, conjuga conceptes com:

  • Humanisme, valors, esforç, esperit crític, solidaritat, proximitat, emocions, compromis…
  • Proximitat, de l’abstracció o utopia de canviar el món, anem millorant petites coses del nostre entorn, pròximes, del barri i de casa, de l’escola…
  • Cooperació i treball en equip, tant pels mestres com pels alumnes i entre uns i altres…
  • Esperit crític, fonamental !!
  • Tecnologia i noves tecnologies, el seu ús en positiu per treure’n el millor profit, i l’esperit critic per dominar-les i controlar-les…
  • Esforç, no immediatesa…
  • Fer ciutadans responsables, en definitiva.
  • Per l’escola cada nen és únic, i l’estimem !!

 

Després de la conversa el director insisteix en que visitem l’escola, unes aules en concret on es pot visualitzar determinats processos de treball.

Travessem de bell nou el pati dels infants, jocs i pilotes, i pugem escales amunt, varies plantes fins arribar a unes aules on entrem a veure uns gràfics, uns esquemes o murals, que estan sent objecte de treball per part d’un grup d’alumnes i que exemplaritzen més que paraules i discursos, una forma de fer creativa i innovadora en la que son els mateixos alumnes qui a partir d’un tema o qüestio, la fan crèixer com una llavor i florir amb múltiples branques i fruits, fora de l’encasillament i de les asignatures tancades com capses….

Es treballa per interesos i per relacions transversals però que neixen de l’atractiu que tenen pels alumnes que son qui ho han escollit, i creixen de la seva conversa i interelació, amb el que l’interès no decreix, l’educador fa de conductor o facilitador i en el desenvolupament d’una temàtica acaben intervenint tots els àmbits formatius: organització, llenguatge, socials, matemàtica…i cadascun d’ells com una eina, com un recurs de comprensió i d’aprenentatge present exactament en el lloc que li pertoca, i no com una matèria desconnectada de la realitat.

La pròpia escola, i ens referim al continent —escales, portes, parets, mobiliari, racons inútils— es transforma en suport i recurs pedagògic per part dels alumnes que amb la seva iniciativa hi identifiquen des de taules de multiplicar fins a formes geomètriques i altres relacions que els ajuden a visualitzar i reconèixer en el seu entorn allò que estant aprenent.

Aquest text és un petit tast de la visita a l’escola, que ens confirma que un altra manera de fer es possible, doncs projecte, pràctica i resultats estan a la vista.

(sigue   la versión en castellano)

Martes, 15 h, nos abren la puerta de la calle y entramos en un patio de sol y sombra donde niños y jóvenes de edades diversas hablan y gritan con esta banda sonora clásica de los patios de escuela; juegan, corren, saltan, y hacen circular pelotas en todos sentidos de las que tenemos que protegernos con elegancia.
Estamos en una escuela de la Vila de Gràcia, Barcelona, ​​dentro de la ciudad y en medio de bloques de casas; la imagen, griterío y apariencia son similares a la de cualquier otro centro educativo de primaria y secundaria, pero estamos en una escuela diferente, en la que se trabaja y se vive de otra manera: alumnos, maestros, padres …, es decir todos los agentes y actores que la hacen posible se han confabulado, se han comprometido en un proyecto educativo que más allá de aprobar materias, pasar cursos y obtener un certificado final, que también !!, tiene por objetivo formar personas, educar en sentido crítico y en valores, dar y facilitar herramientas para que cada alumno sepa insertarse en la sociedad que le rodea y sepa hacer frente de forma creativa a las dificultades y los retos con los que como persona deberá encararse en un futuro no muy lejano.
Nos acercamos con curiosidad atraídos por esta manera de trabajar, y tenemos la oportunidad de conversar un par de horas con el director de la escuela Nou Patufet que nos acoge de una manera entusiasta y nos explica a través de hechos y experiencias “reales”, lo que muchas veces en la tertulia de Gente Creativa hemos expuesto como deseable, y que ellos, en esta escuela organizada como cooperativa de educadores y trabajadores, y con más de 260 alumnos, hacen posible con su dedicación y la complicidad de una Administración que, a la vez que mantiene los programas tradicionales de enseñanza, tolera iniciativas innovadoras como la que se lleva a cabo en esta escuela.
Hablamos de una escuela concertada que, aprovechando que cerraba por quiebra financiera, buena parte de sus maestros que tenían claro un proyecto educativo innovador (que parcialmente ya habían experimentado en la etapa anterior), se constituyeron en cooperativa y se hicieron cargo del centro , con la complicidad de padres y alumnos.
Desde entonces la escuela se ha organizado de otra manera, su discurso que ilumina su práctica cotidiana, conjuga conceptos como:

  • Humanismo, valores, esfuerzo, espíritu crítico, solidaridad, proximidad, emociones, compromiso …
  • Proximidad, de la abstracción o utopía de cambiar el mundo, vamos mejorando pequeñas cosas de nuestro entorno, próximas, del barrio y de casa, de la escuela …
  • Cooperación y trabajo en equipo, tanto por los maestros como por los alumnos y entre unos y otros …
  • Espíritu crítico, fundamental !!
  • Tecnología y nuevas tecnologías, su uso en positivo para sacar el mejor provecho, y el espíritu crítico para dominarlas y controlarlas …
  • Esfuerzo, no inmediatez …
  • Hacer ciudadanos responsables, en definitiva.
  • Para la escuela cada niño es único, y lo amamos !!

Después de la conversación el director insiste en que visitamos la escuela, unas aulas donde se pueden visualizar determinados procesos de trabajo.

Cruzamos de nuevo el patio de los niños, juegos y pelotas, y subimos las escaleras, varias plantas hasta llegar a unas aulas donde entramos a ver unos gráficos, unos esquemas o murales, que están siendo objeto de trabajo por parte de un grupo de alumnos y que ejemplarizan más que palabras y discursos, una forma de hacer creativa e innovadora en la que son los propios alumnos quienes a partir de un tema o cuestión, lo hacen crecer como una semilla y florecer con múltiples ramas y frutos, fuera del encasillamiento de las asignaturas compartimentadas y cerradas como cajas ….
Se trabaja por intereses y por relaciones transversales pero que nacen del atractivo que tienen para los alumnos que son quienes los han elegido, y se desarrollan por su conversación y interrelación, con lo que el interés no decrece; el educador hace de conductor o facilitador y en el desarrollo de una temática acaban interviniendo todos los ámbitos formativos: organización, lenguaje, sociales, matemática … y cada uno de ellos como una herramienta, como un recurso de comprensión y de aprendizaje, presente exactamente en el lugar que le corresponde, y no como una materia desconectada de la realidad.

La propia escuela, y nos referimos al continente —escaleras, puertas, paredes, mobiliario, rincones inútiles— se transforma en soporte y recurso pedagógico por parte de los alumnos que con su iniciativa identifican desde tablas de multiplicar hasta formas geométricas y otras relaciones que les ayudan a visualizar y reconocer en su entorno lo que estando aprendiendo.

Este texto es una pequeña muestra de la visita a la escuela, que nos confirma que otra manera de hacer es posible, pues proyecto, práctica y resultados están a la vista, pero lo mejor es conectarse a su w

Tertulia1

Para más información os invitamos a visitar la web de la escuela: imágenes, música, proyecto, trabajo en grupo, valores, cooperación. http://www.escolapatufet.cat/Ampa-WP/

 

Los dialogos de la tertulia de Abril

(versión original en catalán. Ver a continuación la versión en castellano.)

  • La pol·linització de les abelles com a metàfora (La abeja y el economista – Yann Moulier Boutang), el valor i el poder de les paraules segons Heidegger, herois contraposats com Ulisses i Schackleton, la crema de llibres de Farenheit 451, Lorenzo Milani i l’escola de Barbiana per José Luis Corzo, Roberto Carballo i les seves aportacions a la innovació i l’aprenentatge…

 

Tot això formà part de la nostra tertúlia del passat 29 d’abril, i sense figurar en cap guió previ ni ordre del dia, res era aliè a la tertúlia ni a tot allò que conforma Gent Creativa.

 

Pot donar la sensació de que donem voltes sobre les mateixes coses, però en realitat el que fem es aprofundir en elles a l’escalf de lectures, referències i reflexió d’altres més “savis”, així com exemples d’experiències d’ara i d’altres temps, que no fan altra cosa que donar credibilitat a allò que pensem, encoratjar-nos i donar-nos una mica d’esperança en el futur, talment com els homes i dones de Farenheit 451 que s’aprenien de memòria els llibres prohibits i cremats per trametre’ls a les noves generacions.

  • Sempre ens han interessat les experiències innovadores en el camp educatiu i formatiu, siguin d’escoles o d’iniciatives comunitàries de barris, veïns, pares, així com el treball transversal entre aquests diferents sectors. L’Escola de Circ de l’Ateneu Popular 9barris, segueix sent un bon exemple i referent per a nosaltres, però també escoles i ensenyants que ja fa anys treballen fora dels corses del sistema educatiu institucional, amb resultats positius.

 

Creiem que seria interessant conèixer els resultats que l’aplicació de determinats models educatius han tingut en el “futur” d’aquells que varen formar-se en aquests processos en els que més important que anar aprovant assignatures i passant cursos, pretenien educar en el coneixement crític i en dotar-se de recursos, valors i autonomia per encarar la vida. Es a dir disposar d’algun indicador de com els hi ha anat en fer-se adults a aquells qui varen participar en la seva etapa educativa en algun d’aquests projectes innovadors.

 

I com una lletania anem posant sobre la taula de la tertúlia molts d’aquests temes que ens fascinen. La seva existència assegura la permanència i el desenvolupament d’uns valors que sembla que davant la pressió i el mal us de les noves tecnologies i la seva manipulació pels poders dominants es baten en retirada o literalment desapareixen, comentem idees i iniciatives que no son solament un baluard de resistència, sinó la punta de llança d’un canvi i d’un nou model de vida.

  • Quant sistemes financers i polítics, corporacions tecnològiques i mediàtiques, monopolis de matèries primes i energètiques… el poder en definitiva a traves dels nous recursos telemàtics, configura opinions, pol·linitza a la societat per extreure’n les voluntats i dirigir-ne els desitjos i les necessitats, les pors i els sentiments, s’ha de tenir una fe i una voluntat de ferro, per seguir treballant posant la persona i la comunitat com a prioritats.

 

Per això el valor de les experiències educatives, d’emprenedoria, creatives en tots els àmbits de la vida. Dels seus formadors i dels seus “usuaris” que davant la pressió i el domini tecnològic manipulador, son capaços de iniciar i mantindre projectes innovadors amb l’individu i el grup com a protagonista, amb valors, amb sentit ètic, amb coneixement crític.

I això es el que modestament seguim fent des de Gent Creativa i posant en comú en les nostres tertúlies al Viena de Sant Cugat, on sempre falta temps i es comparteixen noves experiències, nous autors i noves pistes que continuen més enllà del punt final de la reunió.

I en la nostra línia de interès per les noves tecnologies i la reflexió sobre les seves aportacions a la nostra societat, els canvis que poden aportar i les conseqüències de la seva incorporació en la vida quotidiana, en Francesc va assistir dies endarrere a la conversa que l’enginyera Mar Hershenson de Silicon Valley invitada por l’Associació de Becaris de La Caixa en un acto de l’Obra Social, en la que conversaren amb Luis Martín Cabiedes, conseller de BlaBlaCar, i inversor de referència en ‘start-ups’.

El tema anava de les experiències i els avenços que s’estan realitzant amb els cotxes sense conductor, que segons ella son ja una presencia habitual en el paisatge de l’estat de California i específicament a Silicon Valley, però millor reproduir alguna de les seves manifestacions aparegudes després a la premsa de Barcelona, i que foren les que originaren el nostre interès i el nostre debat dins de la tertúlia:

La emprenedora (…) augura una nova revolució protagonitzada per la intel·ligència artificial que serà “tan gran com la d’internet o el mòbil”


“Visc a uns dos quilòmetres de Googleplex, la seu de Google, i tot el dia estan circulant cotxes autònoms per la zona perquè han d’aprendre com conduir”

Segons la seva opinió, “en uns 15 anys estarà prohibit que condueixin persones”. I és que el cotxe autònom “va a saber més que tu. Això passarà. De fet està passant”, afegeix. I això incrementa la seguretat. I com que a més “no tindrà sentit tenir-los aturats un 95% del temps, seran compartits”.

“Durant la propera dècada, la intel·ligència artificial canviarà gairebé totes les empreses. Serà un canvi tan gran com internet o el telèfon mòbil, que afectarà el transport de les persones, al de les coses, als drones autònoms o els lliuraments a domicili per part de robots … “, afirma.

Sobre aquesta visió i aquestes perspectives, en Francesc ens diu:

Com podeu veure, a l’entrevista diu que dins de 15 anys ens prohibiran conduir, cosa que en el meu cas no serà gaire greu. Evidentment, com cap emprenedor ni empresari de Silicon Valley no explica com es resoldran les externalitats negatives com eliminar llocs de treball, ni explica com ens guanyarem la vida per pagar aquests sistemes tan meravellosos.

 

Tertulia 29 abril / Gent Creativa

 

La polinización de las abejas como metáfora (La abeja y el economista – Yann Moulier Boutang), el valor y el poder de las palabras según Heidegger, héroes contrapuestos como Ulises y Schackleton, la quema de libros de Farenheit 451, Lorenzo Milani y la escuela de Barbiana por José Luis Corzo, Roberto Carballo y sus aportaciones a la innovación y el aprendizaje …
Todo esto formó parte de nuestra tertulia del pasado 29 de abril, y sin figurar en ningún guión previo ni orden del día, nada era ajeno a la tertulia ni a todo aquello que conforma Gent Creativa.
Puede dar la sensación de que damos vueltas sobre las mismas cosas, pero en realidad lo que hacemos es profundizar en ellas al calor de lecturas, referencias y reflexión de otros más “sabios”, así como ejemplos de experiencias de ahora y de otros tiempos, que no hacen otra cosa que dar credibilidad a lo que pensamos, alentarnos y darnos un poco de esperanza en el futuro, tal como los hombres y mujeres de Farenheit 451 que se aprendían de memoria los libros prohibidos y quemados para preservarlos y transmitirlos a las nuevas generaciones.

Siempre nos han interesado las experiencias innovadoras en el campo educativo y formativo, sean de escuelas o de iniciativas comunitarias de barrios, vecinos, padres, así como el trabajo transversal entre estos diferentes sectores. La Escuela de Circo del Ateneu Popular 9barris, sigue siendo un buen ejemplo y referente para nosotros, pero también escuelas y educadores que ya hace años trabajan fuera de los cursos del sistema educativo institucional, con resultados positivos.
Creemos que sería interesante conocer los resultados que la aplicación de determinados modelos educativos han tenido en el “futuro” de aquellos que se formaron en ellos, en los que más importante que ir aprobando asignaturas y pasando cursos, pretendían educar en el conocimiento crítico y en dotarse de recursos, valores y autonomía para encarar la vida. Es decir disponer de algún indicador de cómo les ha ido al hacerse adultos a los que participaron en su etapa educativa en alguno de estos proyectos innovadores.
Y como una letanía vamos poniendo sobre la mesa de la tertulia muchos de estos temas que nos fascinan. Su existencia asegura la permanencia y el desarrollo de unos valores que parece que, ante la presión y el mal uso de las nuevas tecnologías y su manipulación por los poderes dominantes, se baten en retirada o literalmente desaparecen; comentamos ideas e iniciativas que no son solamente un baluarte de resistencia, sino la punta de lanza de un cambio y de un nuevo modelo de vida.
En cuanto sistemas financieros y políticos, corporaciones tecnológicas y mediáticas, monopolios de materias primas y energéticas … el poder en definitiva, a través de los nuevos recursos telemáticos configura opiniones, poliniza a la sociedad para extraer las voluntades y dirigir los deseos y las necesidades, los miedos y los sentimientos, se debe tener una fe y una voluntad de hierro, para seguir trabajando poniendo la persona y la comunidad como prioridades.

Por eso el valor de las experiencias educativas, de emprendimiento, creativas en todos los ámbitos de la vida. De sus formadores y de sus “usuarios” que ante la presión y el dominio tecnológico manipulador, son capaces de iniciar y mantener proyectos innovadores con el individuo como protagonista, con valores, con sentido ético, con conocimiento crítico.

Y eso es lo que modestamente seguimos haciendo desde Gent Creativa y poniendo en común en nuestras tertulias en el Viena de Sant Cugat, donde siempre falta tiempo y se comparten nuevas experiencias, nuevos autores y nuevas pistas que continúan más allá del punto final de la reunión.

Y en nuestra línea de interés por las nuevas tecnologías y la reflexión sobre sus aportaciones a nuestra sociedad, los cambios que pueden aportar y las consecuencias de su incorporación en la vida cotidiana, nuestro contertuliano Francesc asistió días atrás a la conversación que la ingeniera Mar Hershenson de Silicon Valley, invitada por la Asociación de Becarios de la Caixa en un acto de la Obra Social, mantuvo con Luis Martín Cabiedes, consejero de BlaBlaCar, e inversor de referencia en ‘start-ups’ .

El tema iba de las experiencias y los avances que se están realizando con los coches sin conductor, que según ella son ya una presencia habitual en el paisaje del estado de California y específicamente en Silicon Valley, pero mejor reproducir alguna de sus manifestaciones aparecidas después en la prensa de Barcelona, ​​y que fueron las que originaron nuestro interés y nuestro debate dentro de la tertulia:

  • La emprendedora (…) augura una nueva revolución protagonizada por la inteligencia artificial que será “tan grande como la de internet o el móvil”
  • “Vivo a unos dos kilómetros de Googleplex, la sede de Google, y todo el día están circulando coches autónomos por la zona porque tienen que aprender cómo conducir”
  • En su opinión, “en unos 15 años estará prohibido que conduzcan personas”. Y es que el coche autónomo “va a saber más que tú. Esto ocurrirá. De hecho está pasando”, añade. Y esto incrementa la seguridad. Y como además “no tendrá sentido tenerlos parados un 95% del tiempo, serán compartidos”.
  • “Durante la próxima década, la inteligencia artificial cambiará casi todas las empresas. Será un cambio tan grande como internet o el teléfono móvil, que afectará el transporte de las personas, al de las cosas, los drones autónomos o las entregas a domicilio por parte de robots … “, afirma.

 

Sobre esta visión y estas perspectivas, Francesc nos dice:

Como se puede ver, en la entrevista Mar Hershenson dice que dentro de 15 años nos prohibirán conducir, lo que en mi caso no será muy grave. Evidentemente, ningún emprendedor ni empresario de Silicon Valley nos explica cómo se resolverán las externalidades negativas como eliminar puestos de trabajo, ni explica cómo nos ganaremos la vida para pagar estos sistemas tan maravillosos !!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por qué muchos niños rechazan el trabajo en grupo en la escuela

 

Tertulia2

He oido comentarios de padres que nos cuentan que su hijo, de unos 10 años, no quiere trabajar en grupo.

Cuando la escuela les propone algún ejercicio con este formato, siempre aparecen algunos niños en el grupo que no hacen nada y que se aprovechan del trabajo de los otros.

Realmente, tiene que ser una experiencia decepcionante.

 

Me intriga este hecho, porque, por otra parte, he visto grupos que funcionan muy bien, que crean una buena relación , que son capaces de hacer cosas que serian incapaces de hacer individualmente y que lo hacen disfrutando. Me pregunto qué está pasando.

 

Para ilustrar este artículo quiero referirme a un ejemplo de una escuela que con pocos medios obtiene muy buenos resultados en este campo, la Escuela Joaquim Ruira de l’Hospitalet. Con el trabajo en grupo, esta escuela obtiene resultados contrastados al nivel de escuelas de barrios de más cultura y recursos. Ellos están en un barrio pobre y en un 90% sus alumnos vienen de familias inmigrantes.

Son un buen ejemplo porque han puesto a punto su nuevo método sin contar con ayudas especiales, ni maestros de apoyo…A falta de recursos, invitaron a padres y madres voluntarios a formar parte de un grupo. Supongo que debe ser más estimulante para una madre que ayudar al hijo en casa, en solitario, a hacer los deberes.

http://www.joaquimruyra.cat/

Ofrecer a los niños un escenario

No se aprende a trabajar en grupo como se aprende geografía. Se trata de una experiencia que viven los niños. Para facilitarles esta experiencia , el maestro crea un escenario en el que ellos, los niños, son los actores. No, el maestro. El papel del maestro es pues crear el escenario y mantenerlo vivo, evitando las deformaciones o ineficacias.

Tal vez ahí reside la primera dificultad. La mayoría de maestros no entiende la enseñanza en estos términos. Hablamos de una forma de trabajar más sofisticada que el trabajo individual, porque ofrece más libertad al alumno actor, pero que le exige un método que debe aprender y practicar progresivamente. Antes, claro, debe aprenderlo y practicarlo el maestro.

Si el grupo funciona bien, se crean ayudas mutuas, se aprovechan las capacidades diversas de cada cual. Esto puede dar resultados sorprendentes que pueden incluso superar las capacidades del maestro. Así pues, él debe renunciar al esquema jerárquico tradicional.

De modo que, forman parte del método las diferencias de los participantes. Los alumnos que vienen de otras culturas tienen un reconocimiento a su experiencia personal desde el primer día. Así, sus compañeros lo descubren cuando les cuenta su historia, saben lo que sabe y en qué pueden contar con él. Los padres que participan aportan lo que sabe un adulto, tienen un papel en este juego. Ya no son considerados como ignorantes por la escuela.

En la experiencia de la escuela citada de l’Hospitalet, los niños aprenden el programa académico a través del trabajo en grupo en proyectos. Este nivel académico se consigue con un nivel de excelencia, por que han aprendido de forma activa, tal como demuestran las evaluaciones externas de la escuela.

Al mismo tiempo, los proyectos del grupo suelen relacionarse con el propio entorno social del barrio o de la ciudad, superando la artificial distancia del niño con su entorno y su sentido crítico. Ahora su aprendizaje tiene más sentido. y tiene recursos para evaluar lo que oye y lo que  pasa a su alrededor. Ya no va solo por la vida.

Más allá de las ventajas practicas de este método, es claro que se crean ventajas éticas. El punto de partida del grupo es el respeto explícito a cada niño, que se fomenta con alguna actividad artística o lúdica inicial. Aprender colaborando con otros es una lección de valores sociales. Será difícil que en este entorno puedan darse casos de abuso o bulling escolar, una enfermedad social hija del individualismo.

Individualista es la práctica generalizada de deberes para hacer en casa cada día. El niño presenta al día siguiente su trabajo hecho en solitario (falsamente solitario, porque lo suele complementar su madre). En la familia, a los diez años, el niño ya tiene un obstáculo importante para desarrollar su relación social con familiares y vecinos. No es raro pues, que el trabajo en grupo signifique para él una dificultad adicional

Cuando hablamos de poner al día la educación para responder a los desafíos propios de una sociedad avanzada, estamos hablando de aprender a superar retos que normalmente no podemos manejar solos. Hoy en dia, nadie sabe bastante para esto. Hay que practicar la cooperación para navegar en este mar. La infancia y la adolescencia son el mejor momento conseguir esta habilidad.

Dejarlo para más adelante no tiene sentido. Los niños tienen una fragilidad adicional si solo tienen experiencias individuales. Además , es difícil que puedan desarrollar el sentido crítico si no han trabajado en proyectos de su entorno en cooperación con otros. Sentido crítico, esto que parece que no tienen los millones de votantes de Trump, del Brexit o de Le Pen. Los populistas.

Cosechamos lo que sembramos.

 

 

 

Es como navegar y al mismo tiempo, añorar la tierra firme.

 

 

 

 

 

 

 

Hoy os contaré algo que viví hace algún tiempo y que, según veo,  se repite en nuestros

dias. Era en los años 80′. Los primeros ordenadores “domésticos” habian aparecido en las

tiendas de electrodomésticos. Al lado de los televisores,las cintas de video y las cocinas

eléctricas..

Era un momento curioso, porque los niños fueron el primer grupo social que se lo tomó

en serio. Los adultos, en su gran mayoria, lo veian como “cosa de niños”.

 

Entonces trabajaba en la Generalitat y algún alto cargo me saludaba en plan perdonavidas,

porque yo me ocupaba de estos ordenadores, de  “mis juguetes”, tal como él decia. Ahora

hemos sabido que ellos, en cambio,  no perdian el tiempo.

En Cataluña, eran realmente pocos los que se tomaron en serio aquella primavera

informática , que por primera vez, ponia en manos de niños los nuevos artefactos digitales.

.Ni los políticos, ni los escritores, ni los empresarios, ni los informáticos de la

universidad. Durante algunos años, parece que los niños tuvieros la exclusiva, la intuición

de que allí habia algo cargado de futuro.

 

(Ahora el futuro está aqui, más cargado de lo que podiamos adivinar: teléfonos móviles que

nos conectan con el mundo de los datos, datos sobre nuestra persona que nosotros

producimos con alegria  y que alguien acumula y gestiona. Hablaremos de esto otro dia.)

 

En este contexto, pude oir entonces la voz de una persona del mundo de la literatura, un sabio

enamorado del Quijote, un experto. Estábamos en una reunión de escritores que ,

timidamente, se asomaban al nuevo mundo digital. El sabio, el doctor Martin de Riquer,

hablaba de los nuevos artefactos “infantiles”. Alguien le preguntó si la nueva tecnologia

podria algún dia modificar la creación literaria. Tal vez lo dijo más directo: ¿cómo puede

cambiar mi creación si escribo con un ordenador?

 

Entonces estaba de moda entre la gente culta considerar la tecnologia como algo

totalmente ajeno a lo cultural, como algo molesto, una distracción.

El doctor Marti de Riquer dijo algo asi como : la tecnologia siempre ha influido en la

creación artística. Y nos puso com ejemplo el propio Quijote de Cervantes.

Según dijo, en aquella época fueron posibles libros de muchas páginas que el lector o

lectora podian comprar y leer en casa, en la intimidad de la alcoba. Hasta aquel momento,

el libro era un ejemplar único, que se leia en voz alta en una iglesia o en una universidad.

La tecnologia que hizo posible el cambio no fue la imprenta, como se suele decir, sino el

uso del papel. Con los pergaminos, pieles de cordero, un libro como el Quijote habria

representado una caravana de carros tirados por bueyes.

 

He pensado muchas veces en esta respuesta, cuando nuevas aplicaciones facilitan cambios

en la comunicación, en la creación, en el uso de imágenes…Ahora sabemos que estamos

embarcados en el cambio tecnológico que siempre existió. La sensación de tierra firme es

solo una entelequia

Asi que, otro dia hablaremos de algunos de estos cambios en los que estamos embarcados,

como la inteligencia artificial, la gestión de datos y tantos otros. Estos cambios que para

unos llevan la emoción de la novedad y para otros, la añoranza de un mundo  que  nunca existió.

Es como navegar y, al mismo tiempo , añorar la tierra firme.

Más debate sobre el populismo: los efectos colaterales del brexit

 

 

La entrevista de Gina Miller, la activista inglesa que denunció a su gobierno por tomar la decisión

del Brexit sin pasar por el Parlamento, nos enseña muchas cosas.

Ahora se ve , cada dia más claro, que los políticos británicos han cometido errores que no deberiamos repetir aqui.

En el caso inglés del Brexit, no son tan graves los resultados de la votación, como lo es  la ruptura

interna de la sociedad .

Llevará años recomponerla.

El gobierno planteó un referendum en unos términos que, necesariamente, debian conducir a esta ruptura,

que  la experiencia de Gina Miller nos ilustra. Ella ha  tomado partido por el respeto a la democracia y está sufriendo las consecuencias.

***

 

Recordemos que este fue el plan del gobierno britanico:

  • El tema a votar no habia sido debatido a fondo por los responsables politicos. No habian logrado un pacto previo que pudieran ofrecer a los ciudadanos
  • Se trataba de tomar una decisión que iba a cambiar la vida de mucha gente, de forma directa, por muchos años
  • Se trataba de decidir con un si o un no, sobre un tema que llevaba una gran carga emotiva.
  • El gobierno estableció una regla absurda: gana quien tenga una pequeña mayoria. No hay una regla de mayorias ampliadas.

 

****

En definitiva, la decisión del pobierno puso a la sociedad en una situación traumática

sus consecuencias pueden durar años, según lo describe Gina Miller

La explosión emotiva fue potente. Creo que podia haber sido aun peor

Una diputada que hacia campaña por permanecer en la UE fue asesinada por un espontaneo.

****

 

Podemos añadir un agravante: en los tiempos de las Redes Sociales, las condiciones fijadas por el gobierno eran ideales para  el mini grupo politico

que promovia el referendum (sólo tiene un eurodiputado). En tres semanas lanzaron una campaña por Internet que logró un resultado  “que nadie habia previsto”.

Seria más exacto decir “que un ignorante de las capacidades de las Redes Sociales no podia predecir”.La ignorancia del gobierno inglés fue culpable.

***

 

Hace pocos dias, el gobierno de Angela Merkel ha fijado las responsabilidades de Facebook y de Twitter en caso de mensajes falsos o que promueven el odio social.

Ahora, estas empresas corren el riesgo de pagar multas de hasta  50 millones de euros si no reaccionan en  24 horas ante denuncias por contenidos de este tipo.

De modo que, finalmente, Facebook y Google anuncian que va a controlar contenidos con una comisión de expertos.

De momento, aun no lo aplicarán a los paises de habla española

Con una norma como la alemana,  probablemente, el voto del Brexit habria sido diferente.

Como dice el govierno alemás, lo que no se puede permitir en la calle tampoco se debe tolerar en la red

***

 

En Alemania no quieren esta clase de sorpresas en las elecciones de Septiembre, sobretodo después del anuncio de Steve Bannon,

que dice que va a implantarse en Alemania y Francia para las campañas electorales de este año.sobre Breitbart

Bannon fue director de campaña de Trump y  utilizó su empresa de “periodismo algorítmico” y de “big data”con gran éxito y para sorpresa de muchos.

Dispone de un software que simula ser una persona y que difunde mensajes falsos o de odio en la red , de forma personalizada y en cantidades millonarias

 

****

Pero de momento, ningun pais europeo es capaz hoy de controlar las incitaciones al odio y las falsedades de una campaña de estas caracteristicas.

Una empresa de comunicaciones online puede enviar mensajes de odio a domicilio mientras los lideres del movimiento reparten sonrisas en la Tele.

De hecho, dos dias despues del voto, los lideres del Brexit reconocieron que habian usado argumentos falsos y dimitieron.

Seria pues como “tirar la piedra y esconder la mano”. Los autores del montaje ya no están ahi. Impunidad total, ni penal ni politica.

Tenemos indicios de lo que fue la campaña: hubo mentiras, ataques personales, provocación del odio, agresiones fisicas, hasta dar muerte a una diputada.

Quienes lanzan una campaña en estas condiciones pueden estar activando a gente descontrolada, sin equilibrio emotivo.

 

****

Por lo que ahora nos cuenta la señora Gina Miller, las agresiones siguen. Sin una proteccion especial y mucho valor personal, ella no podria resistirlo.

Ahora se ve, que en estas condiciones, los “efectos colaterales del referendum”, ruptura social y violencia,

pueden tener más trascendencia que los resultados de la votación.

Sigue el debate sobre el populismo: un testimonio

Después del articulo sobre populismo de hace una semana, recibimos una nota de Nestor que nos aporta un testimonio muy vivo sobre los efectos sociales del  referendum del Brexit en Gran Bretaña.

El artículo de Pablo Guimón en el Pais del dia 29 de marzo dice muchas cosass interesantes. Por esto lo hemos copiado entero. Pero para Gent Creativa, lo que queremos subrayar es cómo queda la sociedad después de un referendum de estas caracteristicas, donde un ligero margen de ventaja decide el futuro de un pais por décadas. El gobierno británico creó las condiciones para activar los bajos instintos y la violencia social, con independencia del resultado del voto.

 

***
Gina Miller: “La cordura ha saltado por los aires con el ʻBrexit”
Pablo Guimón
Inversora de la City londinense y filántropa, logró ella sola, acudiendo a los tribunales,
que la salida de Reino Unido de la UE tuviera que debatirse en el Parlamento tras el
referéndum. El populismo no se lo ha perdonado. Ahora, acosada y perseguida en los
medios y en las redes, con medidas de protección especiales, sigue sin dar un paso
atrás.
Miércoles 29 de Marzo de 2017
LO ASÉPTICO de las oficinas donde Gina Miller recibe a El País Semanal tiene una
explicación. Por motivos de seguridad decidió trasladar indefinidamente su centro de
operaciones a este edificio de alquiler, tan elegante y bien equipado como impersonal.
Muchas cosas han cambiado en la vida de Miller desde que decidió enfrentarse al
Gobierno de Theresa May en los tribunales.
La primera ministra británica, argumentó Miller, no podía proceder con la salida de
Reino Unido de la Unión Europea sin la autorización del Parlamento. El Supremo le dio
la razón, en una histórica sentencia que daba a los diputados voz en el Brexit. Un
poder que, según Miller, los “cobardes” legisladores desperdiciaron al secundar sin
enmiendas los planes de May.
Para entonces, Miller ya era víctima de una brutal campaña de acoso por parte del
sector más radical del populismo antieuropeo. Algo que, lejos de amedrentarla, la ha
animado a seguir con su causa, decidida a volver a los tribunales ante cualquier
intento de sortear el escrutinio parlamentario al que obligó la más alta instancia judicial
del país.
Votante laborista, “avergonzada” por el actual rumbo de su partido, representa un tipo
de activismo de nuevo cuño que no encaja en la política tradicional. Y, a sus 51 años,
encarna como pocas figuras la dramática grieta que el Brexit ha abierto en Reino
Unido. Para unos, es un ejemplar de la más soberbia élite adinerada que desprecia al
pueblo y osa cuestionar su decisión soberana. Para otros, es una suerte de heroína
que, con un elevado coste personal, ha dado voz a la mitad del país y aporta un poco
de cordura en un debate enloquecido.
Como siempre, la persona no encaja en ninguno de esos dos polos que tiran del
personaje. Para ella, su lucha “es legal, no política”. Pero no por ello menos
trascendente.
“los políticos profesionales deben asumir con honestidad que parte del problema es
culpa suya, disculparse y empezar a pensar a lo grande”
Miller nació en Guyana y su padre, un opositor al régimen populista de Forbes
Burnham, la envió a estudiar a Reino Unido a los 10 años para ahorrarle la complicada
situación que atravesaba su país. Pronto el dinero dejó de llegar y Miller tuvo que
buscarse la vida con trabajos de camarera y limpiadora mientras estudiaba. Hoy es
cofundadora de una firma de inversión privada de la City, tiene una fundación
filantrópica, es vegetariana y vive en una casa de siete millones de libras en el
exclusivo barrio de Chelsea. Está casada por tercera vez y es madre de tres hijos; uno
de ellos, que crio soltera tras el fracaso de un tormentoso primer matrimonio, con una
grave discapacidad.
Hasta ahí, lo que está permitido ver. El elegante traje blanco, los modales exquisitos y
la cordial sonrisa son solo parte de la barrera que protege a la verdadera Gina Miller.
“Siempre he llevado una armadura invisible, pero ahora es una armadura integral”,
asegura. “Mi marido me dice que es una pena que nadie me conozca realmente”.
Después del fallo del Supremo pidió a los diputados que usaran “su inestimable
experiencia y pericia” para marcar el camino del país.

¿Cree que lo hicieron?
No. Creo que todos se comportaron como cobardes. Deberían haber votado de
acuerdo con su conciencia y con lo que creen que es mejor para el país. Algo muy raro
ha sucedido con el Brexit. La cordura y el sentido común parecen haber saltado por los
aires y solo quedan la emoción y el miedo. Que los políticos respondan a estos
sentimientos es muy peligroso. Estoy muy decepcionada.
Peleó esto con un gran coste personal.

¿Valió la pena?

Dos cosas, definitivamente, merecieron la pena. Una es que logramos que no se sentara el precedente de que los Gobiernos puedan saltarse al Parlamento, algo muy importante.
Y la otra es que el debate que se ha producido en las dos Cámaras nunca habría
tenido lugar si no hubiera sido por este caso. No se habría hablado, por ejemplo, de
las legítimas preocupaciones de los ciudadanos de otros países miembros que residen
en Reino Unido
Las mentiras parecen haberse convertido en el motor de cierta política. ¿Qué se
puede hacer para combatirlo? Se puede hacer mucho. Los políticos profesionales
deben mirarse en el espejo y comprender que esto no pasó de la noche a la mañana.
Deben asumir responsabilidades por no haber abordado los problemas subyacentes:
los efectos de la revolución tecnológica, la división entre ricos y pobres, la calidad de la
educación, el envejecimiento de la población. Son problemas comunes a todos los
países occidentales y los políticos no los han abordado. Solo han pensado en su
cortísimo tiempo en el poder y no en el cuadro más amplio. Deben asumir que parte de
esto es su responsabilidad, disculparse y empezar a pensar a lo grande. Hasta que no
tengan esa conversación honesta con el público, la gente no se fiará.
¿Qué pasa con el sistema político si no es capaz de atraer a alguien como
usted?

Yo no sobreviviría en el sistema político. Tendría que vender mi alma, perder
mi integridad y mi honestidad. El partido, para ellos, es más importante que el país, y
eso es un error. Si la política estuviera por encima de los partidos y tratase sobre la
honestidad y las personas, me sentiría muy atraída. Pero no veo que eso vaya a
suceder pronto. Creo que la gente como yo, que quiere alzar la voz y utilizar su
experiencia y su posición para hacer cosas, debe hacerlo como independiente.
¿El Estado de derecho puede frenar el populismo? Es más importante que nunca.
Una de las razones por las que estamos inmersos en el populismo es porque muchas
de las personas que han llegado arriba han tenido éxito en sus quehaceres, sean
cuales sean, pero no se han comportado de manera responsable. Pasa en los
negocios y en la política. Ese vacío que no llenan los políticos debe ocuparlo el Estado
de derecho.
¿Qué hay de la prensa? ¿Qué ha pasado con los medios de Reino Unido para
que el periódico más leído acuse en su portada a tres jueces, los que fallaron a
su favor, de ser los “enemigos del pueblo”?

El problema con la prensa es que algunos de nuestros periódicos son propiedad o están gestionados por matones o cobardes.

Son unos hipócritas que acusan a los jueces de estar politizados cuando
ellos no son más que animales políticos y sus diarios no son más que pasquines u
hojas de propaganda. No son independientes, no informan, alimentan y agitan una
determinada negatividad. Son básicamente alborotadores. Se les debería pedir
cuentas por alimentar tanto odio.
Usted se dijo sorprendida por los niveles de acoso de los que fue víctima “solo
por formular una pregunta legítima”.

Me sorprendió porque no es el Reino Unido en el que pensaba que vivía. Siempre nos hemos sentido muy orgullosos de ser una sociedad inclusiva, donde podías llegar y ser tú mismo. La gente que venía podía traer a su familia, sus valores y sus creencias sin miedo a que se les viera como diferente.
Ahora sí eres visto como diferente. Y se les permite decirlo de una forma que no se
admitía antes. Lo que yo trato de explicar es que lo que esos individuos están
haciendo no solo está mal, sino que es ilegal. Es ilegal incitar al odio racial, sexual,
xenófobo. Da igual si es en un tuit, en una carta o en un correo electrónico. El medio
no importa, lo que interesa es el mensaje que colocas ahí fuera. Todas las personas
buenas, en todas partes, deben levantarse y hablar de esto. Dejar muy claro que no
toleraremos que nuestra sociedad se derrumbe de esta manera.
Ha sido implacable denunciando a quienes la atacaron.

Sí. La policía lleva ocho detenciones, y una docena de casos están siendo investigados. Hay médicos, maquinistas de tren…; sus cartas están bien escritas, usan buen papel. Es un mito eso de que son frikis que se pasan el día delante de un ordenador.
¿Todavía tiene que tener cuidado?

Ya lo creo. Tengo que ir en un coche especial, me he borrado de las bases de datos públicas, tengo un botón del pánico y medidas antiterroristas en mi casa. Había una campaña en Facebook para que me violaran engrupo.

Es muy raro lo que está pasando. Ahora se me echa la culpa de muchas otras
cosas aparte de mi intervención en el Brexit; no sabía que era tan poderosa. Los
medios han rebuscado a fondo. Mi vida personal, mi carrera, mis negocios…, han
tratado de destruirlo todo. Me planteé ser más cauta, pero sigo aquí. ¿Qué tengo que
perder? Aunque nadie más se alce, yo sí me voy a levantar. Al final, para mí, todo se
reduce a una cosa: mi conciencia no me dejará dormir por la noche sabiendo que hay
gente que está siendo amedrentada, apaleada o amenazada por el color de su piel, el
país en que nacieron, la vida que quieren llevar o la religión que eligieron.
¿Qué siente cuando la incluyen en el estereotipo de la élite adinerada que
traiciona al pueblo?

He sido activista desde hace mucho tiempo y aprendí muy pronto que, cuando los individuos no pueden discutir tu mensaje, te atacan personalmente.

Por eso, cuando sucede, me lo tomo como que debo tener razón. Por
lo demás, no quiero que la gente horrible y mezquina esté de acuerdo conmigo. Me
preocuparía que lo estuviera.
Se ha hablado también del acoso que sufrió de niña, cuando llegó al internado
británico procedente de Guyana.

Eso es una invención.

¿De verdad?

Muchas cosas que se han dicho en la prensa no son ciertas. Querían
sugerir que he esperado 42 años para vengarme de las pequeñas niñas blancas que
me acosaron. Me hicieron trastadas, pero es lo que los niños se hacen unos a otros.
Son niñas comportándose como niñas. Es solo un ejemplo de cómo me sentí de
aislada cuando vine a este país.
A su llegada a Reino Unido, su vida no fue fácil. ¿Las dificultades han forjado su
vocación luchadora?

Totalmente. Las cicatrices que me he ganado son las que me hacen ser quien soy. Pero hay algo de naturaleza: he sido un poco así desde niña.

Y está también la guía de mi padre, que tuvo un gran impacto en mí. Su sentido de la
justicia era muy fuerte, y también su vocación de ayudar. La idea de que si eres
afortunado debes ayudar a otros es algo con lo que he crecido. Gracias a eso, creo
que las cosas difíciles que he vivido han alimentado un fuego que ya estaba ahí y me
han hecho más fuerte.
¿Qué aprendió en la campaña del referéndum?

Recorrí el país durante meses defendiendo la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea. Participaba en debates y me di cuenta dos meses antes de la votación de que íbamos a perder.
Notaba la indignación. La gente quería que escucharas su dolor. Querían gritar que no
eran felices. Durante años les habían dicho que la razón por la que estaban así era
Europa, y no les interesaban los hechos. Cuanto más tratabas de explicar las cosas,
menos escuchaban. Todo era emoción.
¿Qué hay detrás de ese voto?

¡Es la indignación!
¿Justificada?

En algunos casos, sí. Son personas que sufren. Pero las soluciones
que se les ha proporcionado son falsas. Y sus expectativas, muy altas. Les han
prometido un futuro dorado y eso no va a suceder. ¿Cuán enfadados estarán
después? Mi preocupación es que en ese momento esa indignación se derrame
violentamente en la calle. Ese es el elefante en la habitación del que nadie habla. Nos
dirigimos a un sitio peor del que estamos ahora y a los políticos solo les interesan sus
escaños.

¿Le resulta difícil mantener la calma en un debate tan encendido?

Tienes que conocer tus fortalezas y tus debilidades. Por el hecho de ser una mujer, en la carrera que he escogido, he sufrido a muchos hombres que gritan. Y he aprendido, por
experiencia, que tienes que ser la persona que escucha y responde con calma. Los
gritos siempre van a más. Necesitas bajar el tono y traer el sentido común. Es algo
que aprendí hace mucho. Pero para eso debes conocer tu tema, hacer los deberes. Te
puedes sentir muy aislado, porque las dos partes quieren que estés con ellos a
muerte, y yo me niego. El mío es un espacio difícil, pero sé que a largo plazo es un
lugar mucho mejor.
Decidió actuar cuando, la mañana siguiente al referéndum, vio a uno de sus
hijos llorar.

Fue más que eso. Le vi llorar y pensé que de lo que se trataba era de su
futuro. El porvenir de nuestros hijos era lo que estábamos a punto de tirar por la borda.
No podemos caminar como zombis. Quería que la gente se despertara y viera la
necesidad de tener un verdadero debate. Porque nunca lo tuvimos.
No fue la única que vio que había una base legal para actuar, ¿por qué lo hizo
sola?

Tenía conversaciones con abogados que decían que sí, que tenía razón, pero
tenían miedo de estigmatizarse. Y lo entiendo. Tienen carreras, negocios y familias
que proteger. Yo soy independiente, no dependo del dinero de otros o de que otra
gente me dé un trabajo. Eso me da mucha libertad para alzar la voz, y sería
irresponsable por mi parte no usarla. Pero además soy de una minoría étnica, mujer, y
me ven como inmigrante. Así que también era la peor persona para hacerlo porque
proporcionaba a todo el mundo un blanco fácil para atacar.
No es la primera vez que se enfrenta a los poderosos: dirigió una campaña por
la transparencia en la City que le valió el arácnido sobrenombre de “viuda
negra”.

Tienes que luchar en las áreas en las que trabajas, las que conoces. Como
trabajo en la City, sabía qué cosas habían provocado la crisis financiera. Es un sector
importante que no se está comportando de un modo moral u honesto y necesitamos
reformarlo. Todo el mundo en la City sabe lo que está pasando, pero no van a hablar
porque perjudicaría sus márgenes de beneficios, pondría en riesgo sus empleos, sus
bonus… De todas formas, el maltrato que sufrí en ese caso fue de tipo intelectual, si
sabe a lo que me refiero. Con el Brexit ha sido diferente.
En su 50º cumpleaños dijo a su familia que ahora iba de verdad a portarse mal
durante los siguientes 10 años. ¿Sigue siendo su plan?

[Risas] ¡Oh,
absolutamente! En todas las facetas. Música, bailar, todo lo que me hace disfrutar.
Pretendo vivir la vida a tope. Creo que, como mujer, todo se alinea en la madurez. Te
sientes cómoda en tu piel, dejas de preocuparte por lo que los demás piensan; tienes
experiencia, conocimiento, energía. Uno de los mensajes que quiero trasladar a las
mujeres es que estás en la cumbre de tu vida cuando has cumplido los 50. Así que sal
ahí fuera, asume riesgos, zambúllete, explora, porque no vas a volver a tener la
oportunidad. Si no, te sentarás en una mecedora a lamentarte. Todo el mundo habla
de millennials, de jóvenes innovadoras, de que ellas son las emprendedoras del futuro.
¡Pues también puedes hacer todo eso cuando tienes 50!

****

Hasta aqui la entrevista. Continuaremos hablando de la ruptura social que puede conllevar una consulta planteada en estos términos.

¿Hay populismo en Cataluña?

En Catalunya, creo que  podemos encontrar un ingrediente populista que suele pasar desapercibido. Para muchos observadores, el movimiento intependentista actual no es más que el nacionalismo de siempre, estimulado por los errores del PP hace cinco años.

Lástima que no disponemos de investigación sociológica sobre el independentismo y tendremos que contentarnos con intuiciones. Disponemos , en cambio de  investigación de la UOC sobre el 15M que publican bajo la dirección de Manuel Castells y que recomiendo a los que quieran entender algo más sobre estos movimientos. Parece que , una vez más, podemos decir “en casa del herrero cuchillo de palo”. Veremos pues lo que podemos hacer con nuestro cuchillo de palo.

Un aviso previo. Hoy en dia se utilliza con frecuencia la palabra “populismo” con una connotación despectiva, aprovechando un uso ambiguo del término. Para nosotros, no hay ambigüedad. Decimos populismo cuando un movimiento social manifiesta una fidelidad a sus lideres a prueba de bomba. Cuando son insensibles a las malas noticias que les llueven: juicios por corrupción, fracasos sistemáticos, contradicciones y falsedades contrastables, vulgaridad de los líderes…Se trata de comportamientos viejos como el mundo que hoy emergen con fuerza, con una falta de sentido crítico que nos recuerda ciertas formas de religiosidad que creiamos superadas.

En resumen, en el populismo observamos una gestión manipuladora de emociones colectivas y una notable falta de sentido crítico. Mucha gente , en muchos paises, vota con justa indignación (la crisis financiera generada por los abusos de la globalización ofrecen razones de todas clases y en todas partes), pero a partir de cierto punto, suelen votar perjudicando su propia causa. Hay una gestión manipuladora de sus emociones. Un gestión muy profesional y muy poco emotiva.

Si estudiamos con atención los trabajos de investigación que he mencionado, los de la UOC, sobre la emergencia del 15M , podremos encontrar noticias sobre la emergencia de grupos indignados en estado bruto. Sabemos que depués, el 15M fueron capturados por un equipo de profesionales salidos de la Universidad Complutense. De hecho, una empresa de comunicación nacida en la cultura política del chavismo, con un sofisticado diseño teórico de Ernesto Laclau. Este autor  produjo una nueva versión del marxismo que ha superado la lucha de clases y que propone la hegemonia cultural como superación de la democracia.

Hay pues, un contraste enorme entre la emergencia  popular, con causas justas y gran carga emotiva, pero sin estratégia propia, y la apropiación de este movimiento por un equipo que no pretende crear un partido político, sino gestionar una colectivo con formas propias de una empresa de comunicación de la era de la redes sociales.

 

Con estas premisas, nos preguntamos sobre la posibilidad de detectar una operación populista similar en el movimiento intependentista actual que vivimos en Catalunya. Aqui es importante notar que no podemos confundir “independentismo ” con nacionalismo politico clásico. Son dos cosas diferentes que alguien ha sabido mezclar para confusión general.

Creo que este movimiento independentista que tiene menos de diez años, tal vez cinco, tiene los comportamientos propios de un grupo populista. La gestión de este grupo la realiza una organización profesional, ANC, poco conocida fuera de Catalunya, sus lideres no pretenden protagonismos. En cambio, el nacionalismo catalán tiene tradición desde los 80′, tiene estructura de partido, un lider bien conocido. En un cierto momento , hace unos siete años, este partido optó por identificarse con el populismo emergente a la vista de su dinámica, y ha terminado por perder los papeles.

Los errores de sus lider actual, su oportunismo,  y las causas judiciales por corrupción, les están pasando factura. Sus militantes tienen razones para estar hartos. Ellos no son de naturaleza populista, tienen cultura politica y sentido crítico. Podemos prever pues una decadencia visible , tan pronto como se celebren elecciones.

En cambio, la gente que lidera la ANC son, en general, insensibles al desaliento. Las contradicciones de los dirigentes independentistas, sus  fracasos, no van a deanimarlos. Estos van a resistir, están resistiendo. Creo que esta realidad puede detectarse en el dia a dia, pero no podemos documentar este comportamiento.

Los populistas no parecen contagiosos. No se encogen pero tampoco se amplian. Para la gente exterior al grupo, sus comportamientos parecen absurdos, impresentables.

Deberia hacer grandes errores el Gobierno de Madrid para revitalizar este sector y crear nuevos adeptos. No parece tomar este camino a pesar de todo el ruido.

 

En cambio, la prensa en Barcelona, si observamos La Vanguardia y el Periódico, ha tomado distancias, ha recuperado el sentido critico que habia perdido hace tres años. TV3 pierde audiencia, poco a poco pero de forma consistente, en beneficio de  las cadenas de ámbito español. El tiempo ya no trabaja a favor del independentismo, según parece.

Hace tres años aun se decia que no se veia una alternativa politica al independentismo: hoy se está avanzando de forma consistente hacia el federalismo. Es la opción más valorada en la encuestas que se relizan en Catalunya, sin ruido.

Tampoco precen avanzar los movimientos populistas europeos. El brexit aparece hoy con su verdadero rostro, un verdadero fracaso. No parece tener imitadores, tal como se temia. La crisis mundial , de la que la crisis catalana forma parte, parece que empieza a entrar en una nueva fase. Creo que la ventana de oportunidad se les está cerrando. Si no se cometen grandes errores.

La gran fiesta se va acabando. Algún dia, diremos, con el estilo de Josep Pla: “¿Y, todo esto, quién lo paga?”

 

LOVA. Diez años muy buenos

Ya hemos hablado de este proyecto. Es una red de escuelas de secundaria que trabajan

coordinados con profesionales de la ópera para producir una ópera en la escuela, con

alumnos y profesores.

Se trata de una opera completa, libreto, música, interpretación, decorados, carpinteria…

Trabajan con un método compartido, hacen formación de educadores para aprender a

aplicarlo

Es trabajo en grupo con finalidad educativa e innovadora.

Ahora celebran su décimo aniversario.

 

Si quereis más información sobre esta iniciativa que nació en Madrid: https://gentcreativa.wordpress.com/?s=LOVA

 

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: