gentcreativa

Historias de proyectos y experiencias que fomentan la innovación social, mediante emociones, cooperación y participación en un grupo.

Archivar en la categoría “Emoción”

Más debate sobre el populismo: los efectos colaterales del brexit

 

 

La entrevista de Gina Miller, la activista inglesa que denunció a su gobierno por tomar la decisión

del Brexit sin pasar por el Parlamento, nos enseña muchas cosas.

Ahora se ve , cada dia más claro, que los políticos británicos han cometido errores que no deberiamos repetir aqui.

En el caso inglés del Brexit, no son tan graves los resultados de la votación, como lo es  la ruptura

interna de la sociedad .

Llevará años recomponerla.

El gobierno planteó un referendum en unos términos que, necesariamente, debian conducir a esta ruptura,

que  la experiencia de Gina Miller nos ilustra. Ella ha  tomado partido por el respeto a la democracia y está sufriendo las consecuencias.

***

 

Recordemos que este fue el plan del gobierno britanico:

  • El tema a votar no habia sido debatido a fondo por los responsables politicos. No habian logrado un pacto previo que pudieran ofrecer a los ciudadanos
  • Se trataba de tomar una decisión que iba a cambiar la vida de mucha gente, de forma directa, por muchos años
  • Se trataba de decidir con un si o un no, sobre un tema que llevaba una gran carga emotiva.
  • El gobierno estableció una regla absurda: gana quien tenga una pequeña mayoria. No hay una regla de mayorias ampliadas.

 

****

En definitiva, la decisión del pobierno puso a la sociedad en una situación traumática

sus consecuencias pueden durar años, según lo describe Gina Miller

La explosión emotiva fue potente. Creo que podia haber sido aun peor

Una diputada que hacia campaña por permanecer en la UE fue asesinada por un espontaneo.

****

 

Podemos añadir un agravante: en los tiempos de las Redes Sociales, las condiciones fijadas por el gobierno eran ideales para  el mini grupo politico

que promovia el referendum (sólo tiene un eurodiputado). En tres semanas lanzaron una campaña por Internet que logró un resultado  “que nadie habia previsto”.

Seria más exacto decir “que un ignorante de las capacidades de las Redes Sociales no podia predecir”.La ignorancia del gobierno inglés fue culpable.

***

 

Hace pocos dias, el gobierno de Angela Merkel ha fijado las responsabilidades de Facebook y de Twitter en caso de mensajes falsos o que promueven el odio social.

Ahora, estas empresas corren el riesgo de pagar multas de hasta  50 millones de euros si no reaccionan en  24 horas ante denuncias por contenidos de este tipo.

De modo que, finalmente, Facebook y Google anuncian que va a controlar contenidos con una comisión de expertos.

De momento, aun no lo aplicarán a los paises de habla española

Con una norma como la alemana,  probablemente, el voto del Brexit habria sido diferente.

Como dice el govierno alemás, lo que no se puede permitir en la calle tampoco se debe tolerar en la red

***

 

En Alemania no quieren esta clase de sorpresas en las elecciones de Septiembre, sobretodo después del anuncio de Steve Bannon,

que dice que va a implantarse en Alemania y Francia para las campañas electorales de este año.sobre Breitbart

Bannon fue director de campaña de Trump y  utilizó su empresa de “periodismo algorítmico” y de “big data”con gran éxito y para sorpresa de muchos.

Dispone de un software que simula ser una persona y que difunde mensajes falsos o de odio en la red , de forma personalizada y en cantidades millonarias

 

****

Pero de momento, ningun pais europeo es capaz hoy de controlar las incitaciones al odio y las falsedades de una campaña de estas caracteristicas.

Una empresa de comunicaciones online puede enviar mensajes de odio a domicilio mientras los lideres del movimiento reparten sonrisas en la Tele.

De hecho, dos dias despues del voto, los lideres del Brexit reconocieron que habian usado argumentos falsos y dimitieron.

Seria pues como “tirar la piedra y esconder la mano”. Los autores del montaje ya no están ahi. Impunidad total, ni penal ni politica.

Tenemos indicios de lo que fue la campaña: hubo mentiras, ataques personales, provocación del odio, agresiones fisicas, hasta dar muerte a una diputada.

Quienes lanzan una campaña en estas condiciones pueden estar activando a gente descontrolada, sin equilibrio emotivo.

 

****

Por lo que ahora nos cuenta la señora Gina Miller, las agresiones siguen. Sin una proteccion especial y mucho valor personal, ella no podria resistirlo.

Ahora se ve, que en estas condiciones, los “efectos colaterales del referendum”, ruptura social y violencia,

pueden tener más trascendencia que los resultados de la votación.

Sigue el debate sobre el populismo: un testimonio

Después del articulo sobre populismo de hace una semana, recibimos una nota de Nestor que nos aporta un testimonio muy vivo sobre los efectos sociales del  referendum del Brexit en Gran Bretaña.

El artículo de Pablo Guimón en el Pais del dia 29 de marzo dice muchas cosass interesantes. Por esto lo hemos copiado entero. Pero para Gent Creativa, lo que queremos subrayar es cómo queda la sociedad después de un referendum de estas caracteristicas, donde un ligero margen de ventaja decide el futuro de un pais por décadas. El gobierno británico creó las condiciones para activar los bajos instintos y la violencia social, con independencia del resultado del voto.

 

***
Gina Miller: “La cordura ha saltado por los aires con el ʻBrexit”
Pablo Guimón
Inversora de la City londinense y filántropa, logró ella sola, acudiendo a los tribunales,
que la salida de Reino Unido de la UE tuviera que debatirse en el Parlamento tras el
referéndum. El populismo no se lo ha perdonado. Ahora, acosada y perseguida en los
medios y en las redes, con medidas de protección especiales, sigue sin dar un paso
atrás.
Miércoles 29 de Marzo de 2017
LO ASÉPTICO de las oficinas donde Gina Miller recibe a El País Semanal tiene una
explicación. Por motivos de seguridad decidió trasladar indefinidamente su centro de
operaciones a este edificio de alquiler, tan elegante y bien equipado como impersonal.
Muchas cosas han cambiado en la vida de Miller desde que decidió enfrentarse al
Gobierno de Theresa May en los tribunales.
La primera ministra británica, argumentó Miller, no podía proceder con la salida de
Reino Unido de la Unión Europea sin la autorización del Parlamento. El Supremo le dio
la razón, en una histórica sentencia que daba a los diputados voz en el Brexit. Un
poder que, según Miller, los “cobardes” legisladores desperdiciaron al secundar sin
enmiendas los planes de May.
Para entonces, Miller ya era víctima de una brutal campaña de acoso por parte del
sector más radical del populismo antieuropeo. Algo que, lejos de amedrentarla, la ha
animado a seguir con su causa, decidida a volver a los tribunales ante cualquier
intento de sortear el escrutinio parlamentario al que obligó la más alta instancia judicial
del país.
Votante laborista, “avergonzada” por el actual rumbo de su partido, representa un tipo
de activismo de nuevo cuño que no encaja en la política tradicional. Y, a sus 51 años,
encarna como pocas figuras la dramática grieta que el Brexit ha abierto en Reino
Unido. Para unos, es un ejemplar de la más soberbia élite adinerada que desprecia al
pueblo y osa cuestionar su decisión soberana. Para otros, es una suerte de heroína
que, con un elevado coste personal, ha dado voz a la mitad del país y aporta un poco
de cordura en un debate enloquecido.
Como siempre, la persona no encaja en ninguno de esos dos polos que tiran del
personaje. Para ella, su lucha “es legal, no política”. Pero no por ello menos
trascendente.
“los políticos profesionales deben asumir con honestidad que parte del problema es
culpa suya, disculparse y empezar a pensar a lo grande”
Miller nació en Guyana y su padre, un opositor al régimen populista de Forbes
Burnham, la envió a estudiar a Reino Unido a los 10 años para ahorrarle la complicada
situación que atravesaba su país. Pronto el dinero dejó de llegar y Miller tuvo que
buscarse la vida con trabajos de camarera y limpiadora mientras estudiaba. Hoy es
cofundadora de una firma de inversión privada de la City, tiene una fundación
filantrópica, es vegetariana y vive en una casa de siete millones de libras en el
exclusivo barrio de Chelsea. Está casada por tercera vez y es madre de tres hijos; uno
de ellos, que crio soltera tras el fracaso de un tormentoso primer matrimonio, con una
grave discapacidad.
Hasta ahí, lo que está permitido ver. El elegante traje blanco, los modales exquisitos y
la cordial sonrisa son solo parte de la barrera que protege a la verdadera Gina Miller.
“Siempre he llevado una armadura invisible, pero ahora es una armadura integral”,
asegura. “Mi marido me dice que es una pena que nadie me conozca realmente”.
Después del fallo del Supremo pidió a los diputados que usaran “su inestimable
experiencia y pericia” para marcar el camino del país.

¿Cree que lo hicieron?
No. Creo que todos se comportaron como cobardes. Deberían haber votado de
acuerdo con su conciencia y con lo que creen que es mejor para el país. Algo muy raro
ha sucedido con el Brexit. La cordura y el sentido común parecen haber saltado por los
aires y solo quedan la emoción y el miedo. Que los políticos respondan a estos
sentimientos es muy peligroso. Estoy muy decepcionada.
Peleó esto con un gran coste personal.

¿Valió la pena?

Dos cosas, definitivamente, merecieron la pena. Una es que logramos que no se sentara el precedente de que los Gobiernos puedan saltarse al Parlamento, algo muy importante.
Y la otra es que el debate que se ha producido en las dos Cámaras nunca habría
tenido lugar si no hubiera sido por este caso. No se habría hablado, por ejemplo, de
las legítimas preocupaciones de los ciudadanos de otros países miembros que residen
en Reino Unido
Las mentiras parecen haberse convertido en el motor de cierta política. ¿Qué se
puede hacer para combatirlo? Se puede hacer mucho. Los políticos profesionales
deben mirarse en el espejo y comprender que esto no pasó de la noche a la mañana.
Deben asumir responsabilidades por no haber abordado los problemas subyacentes:
los efectos de la revolución tecnológica, la división entre ricos y pobres, la calidad de la
educación, el envejecimiento de la población. Son problemas comunes a todos los
países occidentales y los políticos no los han abordado. Solo han pensado en su
cortísimo tiempo en el poder y no en el cuadro más amplio. Deben asumir que parte de
esto es su responsabilidad, disculparse y empezar a pensar a lo grande. Hasta que no
tengan esa conversación honesta con el público, la gente no se fiará.
¿Qué pasa con el sistema político si no es capaz de atraer a alguien como
usted?

Yo no sobreviviría en el sistema político. Tendría que vender mi alma, perder
mi integridad y mi honestidad. El partido, para ellos, es más importante que el país, y
eso es un error. Si la política estuviera por encima de los partidos y tratase sobre la
honestidad y las personas, me sentiría muy atraída. Pero no veo que eso vaya a
suceder pronto. Creo que la gente como yo, que quiere alzar la voz y utilizar su
experiencia y su posición para hacer cosas, debe hacerlo como independiente.
¿El Estado de derecho puede frenar el populismo? Es más importante que nunca.
Una de las razones por las que estamos inmersos en el populismo es porque muchas
de las personas que han llegado arriba han tenido éxito en sus quehaceres, sean
cuales sean, pero no se han comportado de manera responsable. Pasa en los
negocios y en la política. Ese vacío que no llenan los políticos debe ocuparlo el Estado
de derecho.
¿Qué hay de la prensa? ¿Qué ha pasado con los medios de Reino Unido para
que el periódico más leído acuse en su portada a tres jueces, los que fallaron a
su favor, de ser los “enemigos del pueblo”?

El problema con la prensa es que algunos de nuestros periódicos son propiedad o están gestionados por matones o cobardes.

Son unos hipócritas que acusan a los jueces de estar politizados cuando
ellos no son más que animales políticos y sus diarios no son más que pasquines u
hojas de propaganda. No son independientes, no informan, alimentan y agitan una
determinada negatividad. Son básicamente alborotadores. Se les debería pedir
cuentas por alimentar tanto odio.
Usted se dijo sorprendida por los niveles de acoso de los que fue víctima “solo
por formular una pregunta legítima”.

Me sorprendió porque no es el Reino Unido en el que pensaba que vivía. Siempre nos hemos sentido muy orgullosos de ser una sociedad inclusiva, donde podías llegar y ser tú mismo. La gente que venía podía traer a su familia, sus valores y sus creencias sin miedo a que se les viera como diferente.
Ahora sí eres visto como diferente. Y se les permite decirlo de una forma que no se
admitía antes. Lo que yo trato de explicar es que lo que esos individuos están
haciendo no solo está mal, sino que es ilegal. Es ilegal incitar al odio racial, sexual,
xenófobo. Da igual si es en un tuit, en una carta o en un correo electrónico. El medio
no importa, lo que interesa es el mensaje que colocas ahí fuera. Todas las personas
buenas, en todas partes, deben levantarse y hablar de esto. Dejar muy claro que no
toleraremos que nuestra sociedad se derrumbe de esta manera.
Ha sido implacable denunciando a quienes la atacaron.

Sí. La policía lleva ocho detenciones, y una docena de casos están siendo investigados. Hay médicos, maquinistas de tren…; sus cartas están bien escritas, usan buen papel. Es un mito eso de que son frikis que se pasan el día delante de un ordenador.
¿Todavía tiene que tener cuidado?

Ya lo creo. Tengo que ir en un coche especial, me he borrado de las bases de datos públicas, tengo un botón del pánico y medidas antiterroristas en mi casa. Había una campaña en Facebook para que me violaran engrupo.

Es muy raro lo que está pasando. Ahora se me echa la culpa de muchas otras
cosas aparte de mi intervención en el Brexit; no sabía que era tan poderosa. Los
medios han rebuscado a fondo. Mi vida personal, mi carrera, mis negocios…, han
tratado de destruirlo todo. Me planteé ser más cauta, pero sigo aquí. ¿Qué tengo que
perder? Aunque nadie más se alce, yo sí me voy a levantar. Al final, para mí, todo se
reduce a una cosa: mi conciencia no me dejará dormir por la noche sabiendo que hay
gente que está siendo amedrentada, apaleada o amenazada por el color de su piel, el
país en que nacieron, la vida que quieren llevar o la religión que eligieron.
¿Qué siente cuando la incluyen en el estereotipo de la élite adinerada que
traiciona al pueblo?

He sido activista desde hace mucho tiempo y aprendí muy pronto que, cuando los individuos no pueden discutir tu mensaje, te atacan personalmente.

Por eso, cuando sucede, me lo tomo como que debo tener razón. Por
lo demás, no quiero que la gente horrible y mezquina esté de acuerdo conmigo. Me
preocuparía que lo estuviera.
Se ha hablado también del acoso que sufrió de niña, cuando llegó al internado
británico procedente de Guyana.

Eso es una invención.

¿De verdad?

Muchas cosas que se han dicho en la prensa no son ciertas. Querían
sugerir que he esperado 42 años para vengarme de las pequeñas niñas blancas que
me acosaron. Me hicieron trastadas, pero es lo que los niños se hacen unos a otros.
Son niñas comportándose como niñas. Es solo un ejemplo de cómo me sentí de
aislada cuando vine a este país.
A su llegada a Reino Unido, su vida no fue fácil. ¿Las dificultades han forjado su
vocación luchadora?

Totalmente. Las cicatrices que me he ganado son las que me hacen ser quien soy. Pero hay algo de naturaleza: he sido un poco así desde niña.

Y está también la guía de mi padre, que tuvo un gran impacto en mí. Su sentido de la
justicia era muy fuerte, y también su vocación de ayudar. La idea de que si eres
afortunado debes ayudar a otros es algo con lo que he crecido. Gracias a eso, creo
que las cosas difíciles que he vivido han alimentado un fuego que ya estaba ahí y me
han hecho más fuerte.
¿Qué aprendió en la campaña del referéndum?

Recorrí el país durante meses defendiendo la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea. Participaba en debates y me di cuenta dos meses antes de la votación de que íbamos a perder.
Notaba la indignación. La gente quería que escucharas su dolor. Querían gritar que no
eran felices. Durante años les habían dicho que la razón por la que estaban así era
Europa, y no les interesaban los hechos. Cuanto más tratabas de explicar las cosas,
menos escuchaban. Todo era emoción.
¿Qué hay detrás de ese voto?

¡Es la indignación!
¿Justificada?

En algunos casos, sí. Son personas que sufren. Pero las soluciones
que se les ha proporcionado son falsas. Y sus expectativas, muy altas. Les han
prometido un futuro dorado y eso no va a suceder. ¿Cuán enfadados estarán
después? Mi preocupación es que en ese momento esa indignación se derrame
violentamente en la calle. Ese es el elefante en la habitación del que nadie habla. Nos
dirigimos a un sitio peor del que estamos ahora y a los políticos solo les interesan sus
escaños.

¿Le resulta difícil mantener la calma en un debate tan encendido?

Tienes que conocer tus fortalezas y tus debilidades. Por el hecho de ser una mujer, en la carrera que he escogido, he sufrido a muchos hombres que gritan. Y he aprendido, por
experiencia, que tienes que ser la persona que escucha y responde con calma. Los
gritos siempre van a más. Necesitas bajar el tono y traer el sentido común. Es algo
que aprendí hace mucho. Pero para eso debes conocer tu tema, hacer los deberes. Te
puedes sentir muy aislado, porque las dos partes quieren que estés con ellos a
muerte, y yo me niego. El mío es un espacio difícil, pero sé que a largo plazo es un
lugar mucho mejor.
Decidió actuar cuando, la mañana siguiente al referéndum, vio a uno de sus
hijos llorar.

Fue más que eso. Le vi llorar y pensé que de lo que se trataba era de su
futuro. El porvenir de nuestros hijos era lo que estábamos a punto de tirar por la borda.
No podemos caminar como zombis. Quería que la gente se despertara y viera la
necesidad de tener un verdadero debate. Porque nunca lo tuvimos.
No fue la única que vio que había una base legal para actuar, ¿por qué lo hizo
sola?

Tenía conversaciones con abogados que decían que sí, que tenía razón, pero
tenían miedo de estigmatizarse. Y lo entiendo. Tienen carreras, negocios y familias
que proteger. Yo soy independiente, no dependo del dinero de otros o de que otra
gente me dé un trabajo. Eso me da mucha libertad para alzar la voz, y sería
irresponsable por mi parte no usarla. Pero además soy de una minoría étnica, mujer, y
me ven como inmigrante. Así que también era la peor persona para hacerlo porque
proporcionaba a todo el mundo un blanco fácil para atacar.
No es la primera vez que se enfrenta a los poderosos: dirigió una campaña por
la transparencia en la City que le valió el arácnido sobrenombre de “viuda
negra”.

Tienes que luchar en las áreas en las que trabajas, las que conoces. Como
trabajo en la City, sabía qué cosas habían provocado la crisis financiera. Es un sector
importante que no se está comportando de un modo moral u honesto y necesitamos
reformarlo. Todo el mundo en la City sabe lo que está pasando, pero no van a hablar
porque perjudicaría sus márgenes de beneficios, pondría en riesgo sus empleos, sus
bonus… De todas formas, el maltrato que sufrí en ese caso fue de tipo intelectual, si
sabe a lo que me refiero. Con el Brexit ha sido diferente.
En su 50º cumpleaños dijo a su familia que ahora iba de verdad a portarse mal
durante los siguientes 10 años. ¿Sigue siendo su plan?

[Risas] ¡Oh,
absolutamente! En todas las facetas. Música, bailar, todo lo que me hace disfrutar.
Pretendo vivir la vida a tope. Creo que, como mujer, todo se alinea en la madurez. Te
sientes cómoda en tu piel, dejas de preocuparte por lo que los demás piensan; tienes
experiencia, conocimiento, energía. Uno de los mensajes que quiero trasladar a las
mujeres es que estás en la cumbre de tu vida cuando has cumplido los 50. Así que sal
ahí fuera, asume riesgos, zambúllete, explora, porque no vas a volver a tener la
oportunidad. Si no, te sentarás en una mecedora a lamentarte. Todo el mundo habla
de millennials, de jóvenes innovadoras, de que ellas son las emprendedoras del futuro.
¡Pues también puedes hacer todo eso cuando tienes 50!

****

Hasta aqui la entrevista. Continuaremos hablando de la ruptura social que puede conllevar una consulta planteada en estos términos.

¿Hay populismo en Cataluña?

En Catalunya, creo que  podemos encontrar un ingrediente populista que suele pasar desapercibido. Para muchos observadores, el movimiento intependentista actual no es más que el nacionalismo de siempre, estimulado por los errores del PP hace cinco años.

Lástima que no disponemos de investigación sociológica sobre el independentismo y tendremos que contentarnos con intuiciones. Disponemos , en cambio de  investigación de la UOC sobre el 15M que publican bajo la dirección de Manuel Castells y que recomiendo a los que quieran entender algo más sobre estos movimientos. Parece que , una vez más, podemos decir “en casa del herrero cuchillo de palo”. Veremos pues lo que podemos hacer con nuestro cuchillo de palo.

Un aviso previo. Hoy en dia se utilliza con frecuencia la palabra “populismo” con una connotación despectiva, aprovechando un uso ambiguo del término. Para nosotros, no hay ambigüedad. Decimos populismo cuando un movimiento social manifiesta una fidelidad a sus lideres a prueba de bomba. Cuando son insensibles a las malas noticias que les llueven: juicios por corrupción, fracasos sistemáticos, contradicciones y falsedades contrastables, vulgaridad de los líderes…Se trata de comportamientos viejos como el mundo que hoy emergen con fuerza, con una falta de sentido crítico que nos recuerda ciertas formas de religiosidad que creiamos superadas.

En resumen, en el populismo observamos una gestión manipuladora de emociones colectivas y una notable falta de sentido crítico. Mucha gente , en muchos paises, vota con justa indignación (la crisis financiera generada por los abusos de la globalización ofrecen razones de todas clases y en todas partes), pero a partir de cierto punto, suelen votar perjudicando su propia causa. Hay una gestión manipuladora de sus emociones. Un gestión muy profesional y muy poco emotiva.

Si estudiamos con atención los trabajos de investigación que he mencionado, los de la UOC, sobre la emergencia del 15M , podremos encontrar noticias sobre la emergencia de grupos indignados en estado bruto. Sabemos que depués, el 15M fueron capturados por un equipo de profesionales salidos de la Universidad Complutense. De hecho, una empresa de comunicación nacida en la cultura política del chavismo, con un sofisticado diseño teórico de Ernesto Laclau. Este autor  produjo una nueva versión del marxismo que ha superado la lucha de clases y que propone la hegemonia cultural como superación de la democracia.

Hay pues, un contraste enorme entre la emergencia  popular, con causas justas y gran carga emotiva, pero sin estratégia propia, y la apropiación de este movimiento por un equipo que no pretende crear un partido político, sino gestionar una colectivo con formas propias de una empresa de comunicación de la era de la redes sociales.

 

Con estas premisas, nos preguntamos sobre la posibilidad de detectar una operación populista similar en el movimiento intependentista actual que vivimos en Catalunya. Aqui es importante notar que no podemos confundir “independentismo ” con nacionalismo politico clásico. Son dos cosas diferentes que alguien ha sabido mezclar para confusión general.

Creo que este movimiento independentista que tiene menos de diez años, tal vez cinco, tiene los comportamientos propios de un grupo populista. La gestión de este grupo la realiza una organización profesional, ANC, poco conocida fuera de Catalunya, sus lideres no pretenden protagonismos. En cambio, el nacionalismo catalán tiene tradición desde los 80′, tiene estructura de partido, un lider bien conocido. En un cierto momento , hace unos siete años, este partido optó por identificarse con el populismo emergente a la vista de su dinámica, y ha terminado por perder los papeles.

Los errores de sus lider actual, su oportunismo,  y las causas judiciales por corrupción, les están pasando factura. Sus militantes tienen razones para estar hartos. Ellos no son de naturaleza populista, tienen cultura politica y sentido crítico. Podemos prever pues una decadencia visible , tan pronto como se celebren elecciones.

En cambio, la gente que lidera la ANC son, en general, insensibles al desaliento. Las contradicciones de los dirigentes independentistas, sus  fracasos, no van a deanimarlos. Estos van a resistir, están resistiendo. Creo que esta realidad puede detectarse en el dia a dia, pero no podemos documentar este comportamiento.

Los populistas no parecen contagiosos. No se encogen pero tampoco se amplian. Para la gente exterior al grupo, sus comportamientos parecen absurdos, impresentables.

Deberia hacer grandes errores el Gobierno de Madrid para revitalizar este sector y crear nuevos adeptos. No parece tomar este camino a pesar de todo el ruido.

 

En cambio, la prensa en Barcelona, si observamos La Vanguardia y el Periódico, ha tomado distancias, ha recuperado el sentido critico que habia perdido hace tres años. TV3 pierde audiencia, poco a poco pero de forma consistente, en beneficio de  las cadenas de ámbito español. El tiempo ya no trabaja a favor del independentismo, según parece.

Hace tres años aun se decia que no se veia una alternativa politica al independentismo: hoy se está avanzando de forma consistente hacia el federalismo. Es la opción más valorada en la encuestas que se relizan en Catalunya, sin ruido.

Tampoco precen avanzar los movimientos populistas europeos. El brexit aparece hoy con su verdadero rostro, un verdadero fracaso. No parece tener imitadores, tal como se temia. La crisis mundial , de la que la crisis catalana forma parte, parece que empieza a entrar en una nueva fase. Creo que la ventana de oportunidad se les está cerrando. Si no se cometen grandes errores.

La gran fiesta se va acabando. Algún dia, diremos, con el estilo de Josep Pla: “¿Y, todo esto, quién lo paga?”

 

Hacia una sociedad de ciudadanos

Ya sabeis, aqui, en Gent Creativa, nos gusta descubrir y coleccionar experiencias  que favorecen la educación cívica.

De esto hablamos en la tertulia del sábado pasado.

Ya vimos que estas experiencias pueden ser muy diversas, pero que  tienen rasgos comunes, sin haberse puesto de acuerdo.

Se  diria pues, que estamos ante un movimiento de fondo, algo que viene de lejos y que va lejos.

En la última Tertulia constatamos esta diversidad y  nos preguntamos si tenia algún significado especial

 

Las experiencias cívicas

Recordemos, simplemente, algunas de estas experiencias recientes que hemos comentado  aqui:

  • El caso 9Barris de Barcelona, que ahora cumple 40 años y que sigue más vivo que nunca. Un proyecto de un barrio que se recostruye a traves de talleres de circo. El arte aparece a menudo en estos casos.
  • La escuela Joaquim Ruyra de l’Hospitalet, ubicada en una barrio modesto, sin ayudas especiales del Gobierno pone en marcha un proyecto educativo basado en el trabajo por proyectos, en grupo. Suplen los déficits de personal docente con padres voluntarios. Consiguen niveles altos en la evaluacion
  • El proyecto de Roberto Carballo que ha transformado la docencia universitaria en la Complutense, a traves del trabajo en grupo y que hoy impulsa la asociación de profesores Asociación Espiral para la Innovación Educativa
  • La plataforma Ashoka que fomenta los emprendedores sociales en muchos paises.
  • La plataforma LOVA que facilita los proyectos de creación y producción de opera en escuelas como proyecto educativo.

Esto son sólo algunos ejemplos al azar: seguro que podriamos añadir muchos más casos que todos conocemos, en muchos paises.

 

Lo que tienen en común

En Gent Creativa ya hemos hablado de estos casos y hemos aportado referencias en webs específicas. Hoy queremos ver lo que tienen en común y valorar su sentido frente a la “sociedad sin ciudadanos” que nos ha dejado la crisis y la globalización.

Lo que tienen en común se repite, de forma curiosa. Tal vez era algo que nos pedia el cuerpo y que va emergiendo aqui y allá, bajo nombres y métodos diversos.

  • Encontramos trabajo en grupo que genera una creación más potente y empatia entre personas
  • Encontramos “educación por la acción”, algo que nuestras escuelas y universidades  habian olvidado
  • Encontramos gente que comparte objetivos de mejora e innovación social.
  • En muchos casos , ofrecen espacios refugio contra los abusos laborales de empresas o las presiones consumistas del entorno. Un sentido de la vida que dificilmente podriamos encontrar en solitario.

Podemos observar un desarrollo permanente de nuevos proyectos que responden a estas caracteristicas.Su diseño de método y su sistema de valores sociales parecen el negativo del “no diseño social” que nos ha dejado en herencia el individualismo neoliberal.

El proyecto neoliberal no sólo ha traido una gran desigualdad económica sino que también nos deja una herencia cultural  parecida al que deja  un tsunami. Com dijo con mucha visión Margaret Thatcher hace años”La sociedad no existe”. Hoy su profecia se ha cumplido en parte, en USA y en Gran Bretaña, de momento.

 

Las emociones colectivas

En todos los proyectos citados encontramos alguna forma de educación de las emociones   a través de la acción y la cooperación.

Por otra  parte, la decadencia social que nos deja la cultura individualista se caracteriza por formas patológicas de emociones colectivas que dejan a millones de personas como inválidas emotivas. Estas son , ahora , las victimas de manipuladores emotivos que denominamos “populistas”, a falta de una palabra mejor.

Tal vez podemos pensar que el deficit emotivo de nuestras sociedades está en el origen de la crisis cultural actual, cuando tanta gente es capaz de votar y decidir impulsados por el miedo, el deseo de revancha o la indignación, perjudicándose ellos mismos, anulando su capacidad crítica.

 

Una luz y muchos frenos

En todo caso, la emergencia de nuevos proyectos de educación ciudadana en barrios, escuelas, universidades o empresas, donde la acción y la cooperación son el nuevo paradigma educativo, no dejan de ser una luz de esperanza en el tunel actual. Una luz que avanza, aunque de forma lenta.

El freno principal es seguramente, la rutina mental de muchos. A pesar de los resultados evidentes de estos proyectos, que nacen en la gente no en los gobiernos, muchos prefieren ignorarlos. Miles de personas trabajan hoy, casi siempre de forma voluntaria y entusiasta, para hacerlos realidad. No es pues una barrera financiera sino de prejuicios.

En este panorama de indiferencia y falta de curiosidad queremos destacar un ejemplo positivo. La Universitat Oberta de Catalunya, UOC , que ha desarrollado un trabajo de investigación sobre el papel decisivo de  las emociones colectivas en el movimiento 15M.Este proyecto está dirigido por el profesor Javier Toret y ha publicado varios libros sobre el tema. Dirige la colección el profesor Manuel Castells

En otro sector, merece la pena señalar la asociación PAH, bien conocida por su defensa de los derechos a la vivienda frente a los abusos de los bancos protegidos durante decadas por la ley hipotecaria española, tantas veces criticada por el tribunal de justicia europeo. La PAH ha desarrollado un método de trabajo en grupo con los afectados, orientado a mejorar su autoestima y la ajuda mutua, un proyecto de gestión emotiva colectiva.

 

 

 

 

 

Emprendedores sociales: ¿qué hace ASHOKA en todo el mundo?

Aqui hay una sintesis de 16 proyectos sociales que impulsa la red mundial ASHOKA

http://www.ashoka.es/this-works/

 

Por qué hablamos ahora de emprendedores sociales?

En el programa de Ashoka leemos que impulsan empresas sociales y facilitan educación  apropiada para estas empresas. Ellos hablan de :

  • lideerazgo compartido
  • empatia
  • trabajo en grupo
  • creatividad
  • resolución de conflictos

Me recuerdan los conceptos que empleaba Roberto Carballo y su Asociación Espiral para la Innovación, cuando crearon su master de emprendedores sociales.

Asi que empiezo a entendeer que emprendedores sociales y proyectos artisticos con finalidad de cambio social tienen mucho en común.

¿Vamos a explorar el tema?

El pensamiento

Ofrecen una respuesta a  la sociedad de consumo, al individualismo, a la falta de valores, al populismo político

Proponen el progreso humano a través de la acción en grupo, una forma de progreso personal.

La práctica

Estas organizaciones ayudadn a emprendedores a desarrollar su proyecto de empresa, a adquirir la formación necesaria, a buscar financiación, asesoria, contactos.

 

Algunas muestras de servicios que impulsan los emprendedores sociales y empresas sociales.

Web catalana de ASHOKA d’emprenedors sociales

http://www.emprenedoriasocial.cat/recull/index.php/recursos/llistar/economics/6

 

Un proyecto de emprendedores sociales en una ciudad con graves desigualdades : Atlanta

http://www.civicatlanta.org/ventures/

En esta página de su blog hay una lista de empresas sociales que el Centro impulsa

Hablaremos del tema en una tertulia

Emociones sociales en la fundación Bofill

Hace pocos dias, el 16 de noviembre, tuvo lugar en la fundación Bofill  de Barcelona esta jornada sobre educación en “habilidades sociales, emociones y actidudes de aprendizaje”

El título resulta un poco largo y cargado. Para mi gusto, se podria llamar “aprender trabajando en grupo”

En síntesis, esta sesión de trabajo para educadores es un acta de reconocimiento a los numerosos proyectos escolares que hoy están funcionando en Cataluña con “trabajo en grupo”.

Parece que la jornada de la fundación Bofill busca al mismo tiempo  el apoyo internacional con la presencia de Maurice Elias, un investigador reconocido de   la Rutgers University (New Jersey) y del responsable de evaluación de proyectos educativos  de la Generalitat.Su aventura es arriesgada pero cuenta con padrinos potentes.

En todo caso, la extensión de los proyectos emotivos ya es tan amplia que permite al presidente de la fundación barcelonesa presentar el método como un acto “contracultural”. Segun dice, la educación moderna nació en oposición a lo que en aquel tiempo se consideraban sentimentalismos religiosos y similares.

Los tiempos eran lo que eran. Entonces había que jugar la carta del cartesianismo, en oposición a lo que se denominó “el mundo simbólico de las mujeres”para referirse a  aptitudes y valores que no tenian cotización social.Hoy nos enfrentamos al siglo XXI y el trabajo en cooperación parece la respuesta idonea.

Los que no entendeis el catalán os vais a perder esta introducción de Ismael Palacín, presidente de la fundación. Habla de forma clara y directa. Nos dice que entre nosotros emerge una nueva forma de educación a partir de numerosos profesores en centros muy diversos que ponen en marcha un nuevo paradigma educativo, sin esperar el visto bueno de la Administración ni el aval de los investigadores de la universidad de Barcelona. En el transcurso de la jornada presentan a una investigadora española que trabaja ene l tema en la universidd de Glasgow.

¿Qué nos cuentan estos expertos? ¿qué nos dicen las expereiencias en curso? Nada nuevo, podemos decir , desde Gent Creativa. Cada cual con su propio vocabulario, nos cuenta una nueva forma de aprender y de trabajar , que funciona en algunas escuelas, universidades  y empresas. Nos hablan de trabajar por proyectos, aprender por la acción, de cooperar con el grupo, de visión holistica, de superar el individualismo como fracaso en eficacia y en valores.Podeis encontrar desarrollos parecidos en el blog de Roberto Carballo y en sus libros.

Aqui teneis el video de la jornada. Os recomiendo saltar, si podeis , la intervención inicial del responsable de la administración , y pasar a la intervención de Ismael Palacin. Con suerte, después de Palacín podreis encontrar la intervención de Maurice Elias, en inglés traducido al catalán. A  los que no teneis miedo a Twitter podeis entrar el #eduevidencias.

http://www.fbofill.cat/videos/sessio-plenaria-9-1115-h-habilitats-socials-emocions-i-actituds-daprenentatge

El profesor Elias presenta algunos esquemas que ayudan a desarrollar una teoria sobre el tema. Dice, entre otras cosas, que se trata de crear un nuevo entorno donde la educación pueda tener lugar. Un espacio para la acción como fuente de conocimeinto .Nos invita a entrar en una escuela, actual o en el recuerdo , y constatar las emociones que nos produce cada espacio. Si nuestra emociones no son positivas, no tenemos el entorno adecuado para aprender.

Poesia y estrategia

Ja tenim indignats, ara ens cal l'artista

 

 

 

Hoy me quito el sombrero, como se decia antes.

Ante Víctor Lapuente  que publica “Poetas de Salamina” en El Pais.

El dice: “Los análisis militares y económicos son importantes, pero

el guión moral de una sociedad lo escriben sus artistas y pensadores”

Yo ya no tengo más que decir, pero Víctor Lapuente lo expplica tan bien que vale la pena

seguir con su escrito para entender mejor qué significa el “guión moral” de una sociedad.

***

Para los que no conociamos a Victor Lapuente: no estamos hablando de un poeta que barre para casa

sino de un profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Goteburgo.

***

La historia que nos cuenta este profesor es la de Temístocles haciendo un discurso

en el foro político de Atenas ante la amenaza del mayor ejército del mundo, dirigido por el rey Jerjes.

(algo asi como Angela Merkel ante la amenaza de la globalización).

Temístocles diseña la batalla de Salamina con visión poética y con informes técnicos.

Con los atenienses aterrorizados y con los informes técnicos en la mano, otro lider,

como los que tenemos ahora, habria diseñado

la rendición  y una paz a un precio soportable. Fin de la historia europea.

***

“Los griegos tenian analistas pero también poetas homéricos. Tenian teatro y narraciones que transmitian

los códigos morales del pasado y los adaptaban a los dilemas del momento”, dice Lapuente.

El profesor remata su artículo: ” Tenemos mucha ficción oscura e individualista. Pero poca

ficción esperanzadora y trascendente de  la que necesitamos para recomponer

una sociedad fracturada. Faltan poetas de Salamina”

Notas de la tertulia de julio

Tertulia1

La reunion llegó a un punto crítico.

Nos preguntamos qué podemos hacer en Gent Creativa , ante la realidad que hemos diagnosticado en el conjunto de Europa.

Hemos hablado del miedo colectivo y de sus manifestaciones diversas en cada pais. Naturalmente, hablamos mucho de Gran Bretaña y de su “brexit”.

En general, detectamos miedo alli donde vemos grandes colectivos que deciden de forma emotiva sobre temas complejos y se auto perjudican por falta de racionalidad.

Asi pues, nos preguntamos,

¿qué podemos hacer?

 Nuestra respuesta se orientará hacia nuevas formas educativas con capacidad de impacto en la gestión de emociones colectivas.

En nuestro debate incorporamos reflexiones del profesor Cesáreo Rodriguez Aguilera que él mismo explicó en una conferencia reciente. Después de un análisis en profundidad, el profesor apuntaba a las respuestas posibles desde la Unión Europea.  Según su análisis, buena parte de los problemas que causan el brexit en la sociedad británica, también están presentes en el resto de Europa.

Su propuesta se orienta hacia la superación de la desigualdad económica en las sociedades europeas y la democratización de las instituciones de la Unión. Junto a este tipo de medidas de impacto económico directo, apareció el deficit de un “demos europeo “ efectivo . La gente deberia sentirse europea. Por aqui pues, aparece la dimension emotiva del problema en el discurso del profesor. Sin este factor, parecce improblable que pueda corregirse la desigualdad y el deficit de participación democrática en las instituciones europeas.

 

¿Qué formas deberia adoptar la acción educativa que puede impulsar Gent Creativa?

 El tiempo no dio para más y no pudimos entrar a fondo en el tema. Aunque si que aparecieron algunas ideas o pistas sobre las que podemos trabajar.

Veamos pues algunas pistas:

  • Libro de George Steiner: Gramática de los mitos
  • Libro de Lewis Mundford: El mito de la máquina
  • Libro de Elias Canetti sobre emociones colectivas y comportamiento de las masas.
  • Experiencias educativas analizadas en el blog Gent Creativa, sobre proyectos artísticos participativos en grupo con finalidad de cambio social
  • Romain Rolland: La creación artística (literaria y musical) como respuesta positiva ante el crecimientod el nacionalismo en la Europa de los años 30. Ver Stephan Zweig.
  • Las experiencias de “empresas de economia social y solidaria” como fuente de conocimiento. Ver Master de la Univ. Complutense
  • http://www.robertocarballo.com/2016/07/07/belleza-y-capitalismo/ La dimension de belleza en la realidad de cada dia. Leonardo de Vinci: cómo combina ciencia y arte.
  • Proyectos musicales europeos como superación del nacionalismo.
  • Entrevista de Jurgen Habermas en Die Zeit: “Brexit, cuando el populismo vence al capitallismo”

 

Nos queda pues un camino por recorrer para convertir ideas en practicas eficaces. Como instrumento adecuado estamos discutiendo sobre la producción de un “libro” capaz de combinar conceptos y emociones.

Tiempos de magia

 

A lo mejor ya conoceis este experimento.

Sino, vale la pena entrar en el video y contar las veces que la pelota cambia de mano.

Después ya vereis si habeis sido víctimas de un engaño, de un ejercicio de magia.

****

Hay más sobre magia: por ejemplo, que un grupo de científicos se reunen para hacer

magia. Uno de ellos dirige el centro de biomedecina de Barcelona. Cerca de la playa. Él nos

cuenta que nuestro ojo recibe en un segundo 70 gigas de información, de modo que nuestro

cerebro (el nervio óptico), no puede con todo y hace continuamente una selección. Según

Jordi Camí, “el proceso de ver es una ilusión cerebral”.

Por esto, los científicos se divierten, aprovechando esta limitación humana, para

engañarnos haciendo magia.

“El ser humano agradece que las cosas pasen como ha previsto, de las casualidades hace causalidad

porque necesita armonia. La magia va contra la predicibilidad a la que estamos entrenados”

(Si quereis saber más, os recomiendo el artículo de Tomás Delclós en El Pais del sábado 18

de junio, páginas Cataluña)

Bueno, ahora resulta que vivimos en tiempos de cambios permanentes, pero nuestro ojo

agradece “que las cosas pasen como ha previsto”.

Vivimos en tiempos de espectáculo permanente, rodeados de pantallas y de “magos”que

saben muy bien cómo aprovechar nuestras limitaciones.

Creemos que tenemos la realidad a la vista, pero tal vez sólo vemos lo que nos hacen ver o

lo que queremos ver.

Parece que hay mucha gente que parece vivir fuera de la realidad. ¿Es posible?

Los más recientes son los británicos dudando de mandar Europa a paseo y todo el mundo

suspirando, esperando que al fin serán razonables o realistas. ¿O no? Quien sabe.

Ya lo dice la canción: “no te quieres enterar, ye, eye, ye, ye…”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Más “impotencias” de nuestros tiempos

El último artículo de Lola, “Impotència”, me hace pensar

en otras impotencias (públicas)

que podemos encontrar en nuestra sociedad, hoy y aqui.

Recordemos la impotencia de su artículo. Yo lo diria asi:

Muchos pensamos que deberiamos hacer algo efectivo

para cambiar la situación de miles de refugiados

 que llegan a Europa huyendo de la guerra siria,

pero no podemos, nos encontramos solos.

***

Pero si hablamos de las impotencias que nuestra sociedad está viviendo,

se nos ocurren también otras situaciones.

Por ejemplo:

  •  1. Asistencia social. Muchos sienten impotencia para cambiar la situación

de tantas personas perjudicadas por los recortes sociales

en escuelas públicas, hospitales, ayudas para dependencias, ayudas contra el paro..

  • 2. Desigualdad salarial. Muchos sienten impotencia ante la reducción sistemática de

salarios que recortan el nivel de vida de la mayoria de la población con trabajo

  • 3. Resaca de las promesas neoliberales. Muchos sienten impotencia porque

habian creido que podian aumentar su nivel de vida mediante créditos, hipotecas.

Incluso muchos especularon con viviviendas utilizando las hipotecas.

Ahora han tenido que corregir su economia, tal vez han hecho el ridículo porque se creyeron ricos

***

¿Cómo pueden defenderse cada uno de estos grupos?.

En todos los casos, los afectados pueden buscar protección si superan

el individualismo que ha prosperado tanto en los últimos años.

Esto significaria, volver a integrarse en sindicatos, partidos políticos o grupos locales

que se encuentran para defenderse en temas concretos.

Los que no busquen esta protección, por la razón que sea, pueden encontrarse desprotegidos.

Sienten su fracaso social, que comparten con muchos más.

Este fracaso social puede combinarse con la desprotección emotiva.

Sentirse ignorado por los demás, deprimido, solitario…

puede dar lugar a reacciones de indignación si encuentras

grupos emotivos con capacidades adecuadas.

Son la versión moderna de las sectas adaptadas para multitudes

****

 

Los grupos emotivos no suelen utilizar argumentos racionales. Es mucho más efectivo

proponer argumentos relacionados con el miedo,

el racismo, la xenofobia, el nacionalismo, el antieuropeismo, el regreso a los tiempos pasados,

el rechazo radical a la tecnologia…

Muchos grupos políticos de extrema izquierda o de extrema derecha responden a este esquema.

Saben usar las redes sociales para llegar a cada individuo solitario.

No son respuestas uniformes, se adaptan al perfil de cada sociedad,

podemos verlas en toda su diversidad en todos los paises de Europa.

 

***

Las rutinas mentales suelen explicar  la crisis de los partidos politicos

con argumentos de necesidad económica.

Pero en paises que no conocen la crisis económica, com vemos en Alemania o en USA,

también florecen las iniciativas emotivas nacionalistas y radicales.

Vemos pues que de las impotencias pueden nacer indignaciones y

respuestas políticas caóticas, que no tienen salidas razonables.

Respuestas que pueden conseguir victorias como la de Sansón.

Un hombre cargado de razones y que pudo ver cómo les cambiaba

la cara a sus enemigos…por unos momentos.

Por contra, las impotencias que encuentren respuesta en partidos pueden dar lugar a

movimientos políticos potentes. La emoción empuja fuerte.

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: