gentcreativa

Historias de proyectos y experiencias que fomentan la innovación social, mediante emociones, cooperación y participación en un grupo.

Archivar en la categoría “Emoción”

La carta robada de Edgar Poe.

El domingo pasado Javier Cercas publicó un artículo relacionado con la famosa carta de la educadora de Ripoll.

Con satisfacción lo reproducimos en esta página. Su contenido es fuerte, nos implica: “…todos sabemos algo que está a la vista de todos, como la carta robada de Poe, pero preferimos ignorarlo”

Nos dice que tal vez la causa del desastre de las  Ramblas no está en los otros sino en nosotros. Da mucho que pensar. Por supuesto la comentaremos dentro de la serie “Cuando parece que el tumulto se ha calmado”

****

Carta robada en Ripoll

Javier Cercas / Pais Semanal / 10.09.2017

Y SI NO fuera verdad que no lo sabemos? ¿Y si en el fondo todos conociéramos muy bien la respuesta a la pregunta que nos hacemos cada vez que jóvenes islamistas matan a mansalva en cualquier lugar de Europa? ¿Y si en realidad todos supiéramos qué es lo que hay en la cabeza de esos chicos, sólo que no nos atrevemos a reconocer que lo sabemos o que, con un mínimo ejercicio de imaginación, podríamos saberlo? ¿Y si ese saber fuera como la carta robada del cuento de Edgar Allan Poe, aquel documento que busca en vano la policía de París en el domicilio de un ministro del rey, hasta que el genial detective Auguste Dupin la encuentra en el lugar más ostensible del escritorio del ministro, a la vista de todos?

“Era un tío de puta madre”, dicen de Younes sus amigos de Ripoll. “Mis padres me lo ponían como ejemplo”

Hagamos entonces un mínimo ejercicio de imaginación. Imaginemos un pueblo cualquiera de España: Ripoll, digamos; imaginemos un grupo de amigos. Son 10: todos cuentan alrededor de 20 años, aunque 3 de ellos no pasan de los 17; sólo algunos han nacido en Ripoll, pero todos son de origen marroquí; hay tres parejas y un trío de hermanos, y todos están en apariencia integrados en el pueblo. Pero sólo en apariencia. Es verdad que todos hablan castellano y catalán, que participan en las fiestas del pueblo, que hacen deporte con los equipos del pueblo, que tienen muchos amigos en el pueblo, que se han escolarizado en el pueblo y que algunos, como Younes Abouyaaqoub, han sido estudiantes excelentes y conseguido trabajos fijos; se trata, en fin, de un puñado de buenos chavales que no causan problemas y que, por cierto, apenas pisan la mezquita. Todo esto es verdad; pero también es verdad que todos esconden la herida profunda del desarraigo: son españoles, pero también son marroquíes (y sus padres quieren que sigan siéndolo); quieren mucho a sus familias, pero se avergüenzan de ellas; se han criado aquí, pero saben que no son de aquí, que en ningún sentido son como los de aquí, que en el colegio eran los moros (por eso las chicas no querían salir con ellos) y que siempre serán los moros; íntimamente sienten que su destino es ser ciudadanos de segunda, carne de cañón. Hasta que un día llega un nuevo imán al pueblo y se hace amigo de los líderes del grupo, y luego del grupo entero, con el que se reúne fuera de la mezquita, en su furgoneta o en su piso.

Entonces, gracias al imán providencial, todos encuentran respuestas a todas sus preguntas y culpables de todos sus males (de los suyos, los de sus familias y los de su gente), resuelven las angustiosas contradicciones que los desgarran, felizmente dejan de pensar y decidir por sí mismos, ven la luz. Un día el imán cita quizá una frase de Ali Shariati (“Para un ser humano morir equivale a garantizar la vida de la comunidad”), y entonces los chavales, ebrios de clarividencia e idealismo, comprenden que su destino no es ser secundarios sin futuro sino héroes, santos y mártires, redentores radiantes de su pueblo martirizado por Occidente. Y no mucho después Younes Abouyaaqoub —el mejor chaval del grupo, el más idealista, bondadoso e inteligente— alquila una furgoneta Fiat y, absolutamente seguro de estar cumpliendo con un deber sagrado, a toda velocidad baja 500 metros de La Rambla de Barcelona arrebatado por un delirio asesino que, en su cabeza, se parece a un éxtasis sangriento de beatitud y se parece al paraíso.

“Era un tío de puta madre”, dicen de Younes sus amigos de Ripoll. “Mis padres me lo ponían como ejemplo”, dice uno de sus compañeros de colegio. “Si me hubieran pedido que me tirara a una piscina vacía para defender su inocencia, lo habría hecho sin dudarlo”, dice una de sus educadoras. ¿Se equivocan todos? ¿Los engañó a todos el asesino? Por supuesto que no. Lo que pasa es que todos sabemos algo que está a la vista de todos, como la carta robada de Poe, pero preferimos ignorarlo. Todos sabemos que, adecuadamente envenenadas por una de esas ideologías tóxicas que prometen el cielo y acaban creando el infierno, las mejores personas pueden cometer las peores maldades. Todos lo sabemos, pero fingimos no saberlo. Porque, para nuestra moral pusilánime (o para nuestro fariseísmo), ese saber es insoportable.

Fin del artículo de Javier Cercas.

 

 

Cuando el tumulto parece que se ha calmado.

El absurdo atentado terrorista de   las Ramblas nos ha llenado de informaciones, imágenes, comentarios, algunas reflexiones, mucha propaganda y mucho ruido. Nos ha saturado

Ahora parece que volvemos a la normalidad. No se trata pues de continuar con el ruido sino de recuperar algunas perlas que tal vez se perdieron en el torrente mediatico.

Una de estas perlas, muchos ya lo notaron, fue una carta muy especial que publicó El Periódico. La de una educadora social que tuvo una amplia relación con algunos miembros de la banda que lanzó la agresión en las Ramblas y en Cambrils.

En síntesis, podemos decir que la educadora Raquel Llull nos cuenta la historia de su fracaso. Nos cuenta que, a pesar de su implicación personal, de forma incomprensible, su trabajo fracasó. Su narración es tan personal, tan sensible, que hay que leerla para saber de qué estamos hablando. No basta con un resumen.

Claro está, que el fracaso no es sólo suyo. Todo fracasa. El entorno social en el que ella desarrollaba su actividad profesional con tanto entusiasmo y dedicación, era inmejorable, según los standarts del oficio. Allí habia integración de la migración, según cuentan.

Pero…algo falló. No falló un poco. Falló totalmente. No sabemos qué es. ¿Podemos dejar el tema colgando? La educadora Raquel ha hecho su trabajo, lo ha explicado honradamente, sin tratar de disimular su responsabilidad. Pero no ha tenido la respuesta honrada que ella merecia. Los responsables han mirado hacia otra  parte, de hecho, la han tratado como si fuera una manifestación fuera de lugar, la expresión de una debilidad emotiva  propia de mujeres.

Es muy injusto. creo que la carta de Raquel merece atención. Es un gesto valiente desde  la “zona cero”. No podemos ignorarla si queremos salir de nuestra ignorancia sobre un hecho tan grave que podría repetirse.

Nosotros Gent Creativa, queremos hablar de este testimonio a fondo. No vamos a presentar una solución. Pero vamos a abrir una via, vamos a intentar una comparación entre lo que pasó durante meses en Ripoll y la vida de cada dia en la escuela Joaquim Ruyra del Raval de Barcelona. Hasta la próxima vez en nuestro blog

 

 

Para  quienes quieran leer la carta completa. Vale la pena.

El texto integro se encuentra más abajo

Redacción/ 22/08/2017 00:00 | Actualizado a 22/08/2017 14:40

http:www.elperiodico.com/es/sociedad/ 20170822/carta-educadora-social-ripoll-6237368

 

Raquel Llull es educadora social en Ripoll

Quiero explicar cosas que no saldrán en los periódicos ni en la tele. Necesito gritarlo a los cuatro vientos, porque mi corazón está muy triste, mucho.

Nunca había tenido un sentimiento tan fuerte como este, porque no es racional, no viene de algo que ves que tiene que pasar o que forma parte de la vida. Viene de otro sitio que no soy capaz ni de describir.

Estos niños eran niños como todos. Como mis hijos, eran niños de Ripoll. Como aquel que puedes ver jugar en la plaza, o el que carga una mochila enorme de libros, el que te saluda y te dejar pasar ante la cola del super, el que se pone nervioso cuando le sonríe una chica.

Me duelen las chispas que encienden el odio en las redes, en la calle, en el pueblo donde vivo, los periódicos …

Donde se muestra la ignorancia, el rencor, la indiferencia, el no respeto hacia el prójimo, los tópicos, las fronteras, el girar la cabeza hacia otro lado, el no saber ponerse en la piel del otro .

Y esto se repite siglo tras siglo, año tras año. ¿Qué estamos haciendo mal? Debemos detener esto. Debemos hacer algo. Y yo que creía que lo estaba haciendo bien, que había contribuido con mi granito de arena ….

Es cierto que nunca lo había vivido en primera persona y esto ha hecho que haya cambiado el punto de vista. Y además ahora lo veo desde el otro lado y estoy destrozada.

Las cosas que pasan en la tele o en la otra punta del mundo, son cosas que se acaban diluyendo y olvidando, y no se sabe lo que es cierto, o real. Y terminaba ganando la ira, la rabia e incluso acabamos aclamando «el ojo por ojo, diente por diente» para castigar estos actos.

Ahora tengo una sensación que se escapa …

Me duele ver el mosaico de Miró manchado de sangre. Me duele ver que es en mi ciudad. Me duele pensar que podría haber conocidos y familiares en las Ramblas donde he dejado más de un par de suelas caminando por ella.

Me duele que hayan sido ellos …

No puedo contener las lágrimas. Es más, no he podido dejar de llorar desde el primer día y sé que nunca podré dejar de hacerlo. Estoy destrozada, rota por dentro.

Sé que estos días la balanza y el apoyo se decanta hacia las víctimas, hacia los hijos perdidos, las familias destrozadas, la ciudad de duelo.

Pero permitidme contaros y enseñaros la otra cara de la moneda, la que no sale en los periódicos, la que no llora en público, la que en silencio se seca las lágrimas porque parece que esté mal visto llorar por ellos.

Permitidme enseñaros deciros cómo eran ellos, o al menos los niños que conocí yo. Mis pre-jóvenes del Lokal. Se me hace tan duro.

He trabajado casi toda mi vida, ahora ya tengo 41, en el mundo social, a pie de calle, en las trincheras como decimos nosotros. Nada más aterrizar en Ripoll, empecé a trabajar con un grupo jóvenes, pero había niños casi de todas las edades, unos cuidaban de los otros.

El más pequeño tenía unos 8 años y venía siempre de la mano de su hermano. Un hermano educado, tímido, amable, buen estudiante, tranquilo, en la escuela nunca se metía en líos. Un niño que siempre me ofrecía bolsas de quicos o alguna golosina que se compraba con el poco dinero que tenía.

Había dos hermanos siempre se peleaban. El mayor se ponía rojo cuando entraba aquella niña que le gustaba, aunque nunca le llegó a decir nada. Nunca fallaba al lokal cuando estaba ella.

Al cabo de un tiempo llegaron más jóvenes del Nador, muchos aprendieron sus primeras palabras y por qué no decirlo: insultos entre golpes de ping pong. Yo también aprendí algunos en su lengua,;).

Y cómo no, después venían los hermanos, las nuevas generaciones. Los traviesos, los de los ojos vivos y la sonrisa en la boca.

Todos íbamos creciendo y pasando etapas. ¡No sufrimos con la adolescencia, madre mía !! Entre granos, espinillas, testosterona, y sueños por cumplir. Todavía recuerdo las largas charlas en el despacho. Raquel necesito hablar contigo … y allí hacíamos nuestras tertulias y hablábamos del futuro.

Piloto, maestro, médico, colaborador de una ONG. ¿Cómo se ha podido esfumar esto? ¿Qué os ha pasado? ¿En qué momento …?¡¡Qué estamos haciendo para que pasen estas cosas !! Erais tan jóvenes, tan llenos de vida teníais todo una vida por delante … y mil sueños por cumplir.

Ya no podré volver a decir qué guapos estáis, o ¿ya tienes novia? O, madre mía cómo has crecido. No podré ver a sus hijos, como lo hago con los demás. No os podré abrazar … Me duele tanto. No me lo puedo terminar de creer.

Esto no debe quedar con una historia más, tenemos que aprender debemos hacer un mundo mejor. Practicando con el ejemplo, educando en la no violencia, transmiten el no odio, la igualdad. Educando en las escuelas, en los espacios abiertos, en las familias, a nuestros hijos …

Me quedan muchas cosas dentro y muchas instantáneas que nunca olvidaré.

Said, Moha, Moussa, Youssef, Omar … Younes … Y ahora Houssin … (es una pesadilla, la lista cada vez es más larga)

¿Cómo puede ser Younes …? Me tiemblan los dedos, no he visto a nadie tan responsable como tú …

Los actos que habéis cometido no tienen explicación y no son lícitos … la guerra la ira, el odio no llevan a ninguna parte. Nunca, en nombre de nadie. Ni para nadie. Ni dioses, ni banderas, ni religión … Sólo puedo decir que tengo el corazón roto …

 

Arte y educación innovadora: LOVA

 

Tertulia1

Un centro LOVA es un instituto donde los alumnos de una clase realizan una opera

durante todo el año. A través de este proyecto se integran los aprendizajes de todas las

asignaturas del instituto.

Este método se originó en Estados Unidos y alli funciona desde hace 30 años. En España

lo han adoptado algunos centros desde hace unos 10 años. Este año celebran pues su

fiesta.

Calculan que cada año realizan un proyecto unos 25 centros en diferentes localidades

españolas, la mayoria son centros públicos. Disponen de una plataforma para reciclar al

responsable de cada centro ,  que actua también como intercambiador de experiencias.

Mapa de centros LOVA

 

 

¿Qué objetivos tiene este método?

Aqui tenemos un video  corto donde se explican los responsables LOVA

En pocas palabras, se trata de crear un espacio de cooperación donde los alumnos actuan

según los diversos roles de una compañia de ópera. El profesor les facilita el método de

trabajo y se mueve como un entrenador de equipo.

Se trata de trabajar en grupo, de ayudarse mutuamente, de aprender por la acción.

El sistema ofrece entrenamiento en la gestión de emociones, práctica de valores éticos.

El proyecto artístico crea un entorno favorable a la gestión de emociones.

 

Cada centro adapta el método a su situación propia y a sus preferencias. El intercambio

de experiencias a lo largo de los años es una garantia de calidad.

Sabemos que hoy, muchos centros están emprendiendo proyectos dde trabajo en grupo ,

con o sin arte. Cada cual parte de sus propias ideas y crea su propio proyecto. Cuando lo

observamos desde fuera   constatamos que acaban inventando cosas que se parecen

bastante.

Para un centro determinado, mantener su propio estilo tiene un valor indiscutible. Pero

aprovechar las experiencias ajenas ofrece enormes oportunidades. Cuanto más diversos

los entornos culturales, sociales  o    linguisticos , más riqueza descubriremos en las

soluciones aportadas. El intercambio internacional de experiencias, los contrastes entre

universidades , institutos y primaria, los casos que implican diversos orígenes nacionales

, los proyectos artísticos de todo tipo, los proyectos de barrios y de empresas…todos

ofrecen enorme diversidad y estímulo creativo. La diversidad puede ser un objetivo

principal  del propio proyecto escolar.

 

Sin duda, el proyecto LOVA, como otros tantos que adoptan el trabajo en grupo,

representan una respuesta plena de sentido ante las demandas educativas que nuestra

sociedad detecta actualmente. No creo que se trate de un tema meramente académico o

gremial sino de una demanda social. Como en el caso de LOVA, muchas iniciativas

aparecen en la propia sociedad y cuentan con el apoyo activo de muchos padres

Creo que asi deber ser. Demasiado tiempo, hemos padecido una enseñanza marcada por

decisiones burocráticas centralizadas y dirigistas. Muchos nuevos proyectos aparecen

hoy   como iniciativas maduras con método propio y capacidad autocrítica. Esto

demuestra que nuesttra sociedad genera respuestas que precisan acciones de gobierno

consistentes: flexibilidad presupostaria, mejor selección y formación de profesores,

mayor adaptación a las situaciones diversas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hablamos de la escuela a la sombra de los árboles

A la sombra de los árboles, en   la plaza de la Virreina, en Gracia, hablamos con el director de la  escuela nou Patufet.

Estas notas son pues el extracto de estas horas apasionantes, para el director y para nosotros.

Nos habla de algo que viven muchos ciudadanos. La escuela, la educación innovadora son temas de todos. Antes sólo sabian de esto los maestros, algunos políticos. Los padres no se atrevian. Ahora ya parece que hemos perdido la paciencia para esperar aquella ley de educación que tenia que ponerlo todo en orden. Ahora, la educación es un tema de ciudadanos. Muchos hablan de estos asusntos con maestros. Algunos ponen manos a la obra. Los políticos prefieren seguir la jugada y no molestar si no es necesario.

Algo está pasando. Por esto, la Tertulia de Gent Creativa, por una vez, se reunió en la plaza de la Virreina de Gracia, con el director del nou Patufet. Teniamos muchas preguntas

Tertulia1(versión original, en catalán.  Ver   la versión en castellano a continuación)

Un dimarts a les 15 h, ens obren la porta del carrer i entrem a un pati de sol i sombra on infants i joves d’edats diverses s’afanyen a escridassar-se, jogar, correr, saltar, i fer circular pilotes en tots sentits de les que tenim que protegis-nos amb elegancia.

Estem en una escola de la Vila de Gràcia, Barcelona, dins de ciutat i en mig de blocs de cases; la imatge, cridòria i aparença son semblants a la de qualsevol altre centre educatiu de primària i secundària, però estem en una escola diferent, en la que es treballa i es viu d’un altra manera: alumnes, mestres, pares…, es a dir tots els agents i actors que la fan possible s’han confabulat, s’han compromès en un projecte educatiu que més enllà d’aprovar matèries, passar cursos i obtindre un certificat final, que també !!, te per objectiu formar persones, educar en sentit critic i en valors, donar i facilitar eines per a que cada alumne sapiga inserir-se en la societat que l’envolta i sapiga fer front de forma creativa a les dificultats i als reptes amb els que com a persona s’haurà d’encarar en un futur no massa llunyà.

Ens hi apropem encuriosits per aquesta manera de treballar, i tenim la oportunitat de conversar un parell d’hores amb el seu director que ens acull d’una manera entusiasta i ens tramet a traves de fets i experiències “reals”, allò que moltes vegades a la tertúlia de Gent Creativa hem exposat com a desitjable, i que ells, en aquesta escola organitzada com a cooperativa d’educadors i treballadors, i amb més de 260 alumnes, fan possible amb la seva dedicació i la complicitat d’una administració que, a l’ensems que manté els programes tradicionals d’ensenyament, tolera iniciatives innovadores com la que es dú a terme en aquesta escola.

 

Parlem d’una escola concertada que, aprofitant que tancava per fallida financera, bona part dels seus mestres que tenien clar un projecte educatiu innovador (que parcialment ja havien experimentat en l’etapa anterior), es constituiren en cooperativa i es feren càrrec del centre, amb la complicitat de pares i alumnes.

D’aleshores ençà l’escola s’ha organitzat d’un altra manera, el seu discurs que il·lumina la seva pràctica quotidiana, conjuga conceptes com:

  • Humanisme, valors, esforç, esperit crític, solidaritat, proximitat, emocions, compromis…
  • Proximitat, de l’abstracció o utopia de canviar el món, anem millorant petites coses del nostre entorn, pròximes, del barri i de casa, de l’escola…
  • Cooperació i treball en equip, tant pels mestres com pels alumnes i entre uns i altres…
  • Esperit crític, fonamental !!
  • Tecnologia i noves tecnologies, el seu ús en positiu per treure’n el millor profit, i l’esperit critic per dominar-les i controlar-les…
  • Esforç, no immediatesa…
  • Fer ciutadans responsables, en definitiva.
  • Per l’escola cada nen és únic, i l’estimem !!

 

Després de la conversa el director insisteix en que visitem l’escola, unes aules en concret on es pot visualitzar determinats processos de treball.

Travessem de bell nou el pati dels infants, jocs i pilotes, i pugem escales amunt, varies plantes fins arribar a unes aules on entrem a veure uns gràfics, uns esquemes o murals, que estan sent objecte de treball per part d’un grup d’alumnes i que exemplaritzen més que paraules i discursos, una forma de fer creativa i innovadora en la que son els mateixos alumnes qui a partir d’un tema o qüestio, la fan crèixer com una llavor i florir amb múltiples branques i fruits, fora de l’encasillament i de les asignatures tancades com capses….

Es treballa per interesos i per relacions transversals però que neixen de l’atractiu que tenen pels alumnes que son qui ho han escollit, i creixen de la seva conversa i interelació, amb el que l’interès no decreix, l’educador fa de conductor o facilitador i en el desenvolupament d’una temàtica acaben intervenint tots els àmbits formatius: organització, llenguatge, socials, matemàtica…i cadascun d’ells com una eina, com un recurs de comprensió i d’aprenentatge present exactament en el lloc que li pertoca, i no com una matèria desconnectada de la realitat.

La pròpia escola, i ens referim al continent —escales, portes, parets, mobiliari, racons inútils— es transforma en suport i recurs pedagògic per part dels alumnes que amb la seva iniciativa hi identifiquen des de taules de multiplicar fins a formes geomètriques i altres relacions que els ajuden a visualitzar i reconèixer en el seu entorn allò que estant aprenent.

Aquest text és un petit tast de la visita a l’escola, que ens confirma que un altra manera de fer es possible, doncs projecte, pràctica i resultats estan a la vista.

(sigue   la versión en castellano)

Martes, 15 h, nos abren la puerta de la calle y entramos en un patio de sol y sombra donde niños y jóvenes de edades diversas hablan y gritan con esta banda sonora clásica de los patios de escuela; juegan, corren, saltan, y hacen circular pelotas en todos sentidos de las que tenemos que protegernos con elegancia.
Estamos en una escuela de la Vila de Gràcia, Barcelona, ​​dentro de la ciudad y en medio de bloques de casas; la imagen, griterío y apariencia son similares a la de cualquier otro centro educativo de primaria y secundaria, pero estamos en una escuela diferente, en la que se trabaja y se vive de otra manera: alumnos, maestros, padres …, es decir todos los agentes y actores que la hacen posible se han confabulado, se han comprometido en un proyecto educativo que más allá de aprobar materias, pasar cursos y obtener un certificado final, que también !!, tiene por objetivo formar personas, educar en sentido crítico y en valores, dar y facilitar herramientas para que cada alumno sepa insertarse en la sociedad que le rodea y sepa hacer frente de forma creativa a las dificultades y los retos con los que como persona deberá encararse en un futuro no muy lejano.
Nos acercamos con curiosidad atraídos por esta manera de trabajar, y tenemos la oportunidad de conversar un par de horas con el director de la escuela Nou Patufet que nos acoge de una manera entusiasta y nos explica a través de hechos y experiencias “reales”, lo que muchas veces en la tertulia de Gente Creativa hemos expuesto como deseable, y que ellos, en esta escuela organizada como cooperativa de educadores y trabajadores, y con más de 260 alumnos, hacen posible con su dedicación y la complicidad de una Administración que, a la vez que mantiene los programas tradicionales de enseñanza, tolera iniciativas innovadoras como la que se lleva a cabo en esta escuela.
Hablamos de una escuela concertada que, aprovechando que cerraba por quiebra financiera, buena parte de sus maestros que tenían claro un proyecto educativo innovador (que parcialmente ya habían experimentado en la etapa anterior), se constituyeron en cooperativa y se hicieron cargo del centro , con la complicidad de padres y alumnos.
Desde entonces la escuela se ha organizado de otra manera, su discurso que ilumina su práctica cotidiana, conjuga conceptos como:

  • Humanismo, valores, esfuerzo, espíritu crítico, solidaridad, proximidad, emociones, compromiso …
  • Proximidad, de la abstracción o utopía de cambiar el mundo, vamos mejorando pequeñas cosas de nuestro entorno, próximas, del barrio y de casa, de la escuela …
  • Cooperación y trabajo en equipo, tanto por los maestros como por los alumnos y entre unos y otros …
  • Espíritu crítico, fundamental !!
  • Tecnología y nuevas tecnologías, su uso en positivo para sacar el mejor provecho, y el espíritu crítico para dominarlas y controlarlas …
  • Esfuerzo, no inmediatez …
  • Hacer ciudadanos responsables, en definitiva.
  • Para la escuela cada niño es único, y lo amamos !!

Después de la conversación el director insiste en que visitamos la escuela, unas aulas donde se pueden visualizar determinados procesos de trabajo.

Cruzamos de nuevo el patio de los niños, juegos y pelotas, y subimos las escaleras, varias plantas hasta llegar a unas aulas donde entramos a ver unos gráficos, unos esquemas o murales, que están siendo objeto de trabajo por parte de un grupo de alumnos y que ejemplarizan más que palabras y discursos, una forma de hacer creativa e innovadora en la que son los propios alumnos quienes a partir de un tema o cuestión, lo hacen crecer como una semilla y florecer con múltiples ramas y frutos, fuera del encasillamiento de las asignaturas compartimentadas y cerradas como cajas ….
Se trabaja por intereses y por relaciones transversales pero que nacen del atractivo que tienen para los alumnos que son quienes los han elegido, y se desarrollan por su conversación y interrelación, con lo que el interés no decrece; el educador hace de conductor o facilitador y en el desarrollo de una temática acaban interviniendo todos los ámbitos formativos: organización, lenguaje, sociales, matemática … y cada uno de ellos como una herramienta, como un recurso de comprensión y de aprendizaje, presente exactamente en el lugar que le corresponde, y no como una materia desconectada de la realidad.

La propia escuela, y nos referimos al continente —escaleras, puertas, paredes, mobiliario, rincones inútiles— se transforma en soporte y recurso pedagógico por parte de los alumnos que con su iniciativa identifican desde tablas de multiplicar hasta formas geométricas y otras relaciones que les ayudan a visualizar y reconocer en su entorno lo que estando aprendiendo.

Este texto es una pequeña muestra de la visita a la escuela, que nos confirma que otra manera de hacer es posible, pues proyecto, práctica y resultados están a la vista, pero lo mejor es conectarse a su w

Tertulia1

Para más información os invitamos a visitar la web de la escuela: imágenes, música, proyecto, trabajo en grupo, valores, cooperación. http://www.escolapatufet.cat/Ampa-WP/

 

Por qué muchos niños rechazan el trabajo en grupo en la escuela

 

Tertulia2

He oido comentarios de padres que nos cuentan que su hijo, de unos 10 años, no quiere trabajar en grupo.

Cuando la escuela les propone algún ejercicio con este formato, siempre aparecen algunos niños en el grupo que no hacen nada y que se aprovechan del trabajo de los otros.

Realmente, tiene que ser una experiencia decepcionante.

 

Me intriga este hecho, porque, por otra parte, he visto grupos que funcionan muy bien, que crean una buena relación , que son capaces de hacer cosas que serian incapaces de hacer individualmente y que lo hacen disfrutando. Me pregunto qué está pasando.

 

Para ilustrar este artículo quiero referirme a un ejemplo de una escuela que con pocos medios obtiene muy buenos resultados en este campo, la Escuela Joaquim Ruira de l’Hospitalet. Con el trabajo en grupo, esta escuela obtiene resultados contrastados al nivel de escuelas de barrios de más cultura y recursos. Ellos están en un barrio pobre y en un 90% sus alumnos vienen de familias inmigrantes.

Son un buen ejemplo porque han puesto a punto su nuevo método sin contar con ayudas especiales, ni maestros de apoyo…A falta de recursos, invitaron a padres y madres voluntarios a formar parte de un grupo. Supongo que debe ser más estimulante para una madre que ayudar al hijo en casa, en solitario, a hacer los deberes.

http://www.joaquimruyra.cat/

Ofrecer a los niños un escenario

No se aprende a trabajar en grupo como se aprende geografía. Se trata de una experiencia que viven los niños. Para facilitarles esta experiencia , el maestro crea un escenario en el que ellos, los niños, son los actores. No, el maestro. El papel del maestro es pues crear el escenario y mantenerlo vivo, evitando las deformaciones o ineficacias.

Tal vez ahí reside la primera dificultad. La mayoría de maestros no entiende la enseñanza en estos términos. Hablamos de una forma de trabajar más sofisticada que el trabajo individual, porque ofrece más libertad al alumno actor, pero que le exige un método que debe aprender y practicar progresivamente. Antes, claro, debe aprenderlo y practicarlo el maestro.

Si el grupo funciona bien, se crean ayudas mutuas, se aprovechan las capacidades diversas de cada cual. Esto puede dar resultados sorprendentes que pueden incluso superar las capacidades del maestro. Así pues, él debe renunciar al esquema jerárquico tradicional.

De modo que, forman parte del método las diferencias de los participantes. Los alumnos que vienen de otras culturas tienen un reconocimiento a su experiencia personal desde el primer día. Así, sus compañeros lo descubren cuando les cuenta su historia, saben lo que sabe y en qué pueden contar con él. Los padres que participan aportan lo que sabe un adulto, tienen un papel en este juego. Ya no son considerados como ignorantes por la escuela.

En la experiencia de la escuela citada de l’Hospitalet, los niños aprenden el programa académico a través del trabajo en grupo en proyectos. Este nivel académico se consigue con un nivel de excelencia, por que han aprendido de forma activa, tal como demuestran las evaluaciones externas de la escuela.

Al mismo tiempo, los proyectos del grupo suelen relacionarse con el propio entorno social del barrio o de la ciudad, superando la artificial distancia del niño con su entorno y su sentido crítico. Ahora su aprendizaje tiene más sentido. y tiene recursos para evaluar lo que oye y lo que  pasa a su alrededor. Ya no va solo por la vida.

Más allá de las ventajas practicas de este método, es claro que se crean ventajas éticas. El punto de partida del grupo es el respeto explícito a cada niño, que se fomenta con alguna actividad artística o lúdica inicial. Aprender colaborando con otros es una lección de valores sociales. Será difícil que en este entorno puedan darse casos de abuso o bulling escolar, una enfermedad social hija del individualismo.

Individualista es la práctica generalizada de deberes para hacer en casa cada día. El niño presenta al día siguiente su trabajo hecho en solitario (falsamente solitario, porque lo suele complementar su madre). En la familia, a los diez años, el niño ya tiene un obstáculo importante para desarrollar su relación social con familiares y vecinos. No es raro pues, que el trabajo en grupo signifique para él una dificultad adicional

Cuando hablamos de poner al día la educación para responder a los desafíos propios de una sociedad avanzada, estamos hablando de aprender a superar retos que normalmente no podemos manejar solos. Hoy en dia, nadie sabe bastante para esto. Hay que practicar la cooperación para navegar en este mar. La infancia y la adolescencia son el mejor momento conseguir esta habilidad.

Dejarlo para más adelante no tiene sentido. Los niños tienen una fragilidad adicional si solo tienen experiencias individuales. Además , es difícil que puedan desarrollar el sentido crítico si no han trabajado en proyectos de su entorno en cooperación con otros. Sentido crítico, esto que parece que no tienen los millones de votantes de Trump, del Brexit o de Le Pen. Los populistas.

Cosechamos lo que sembramos.

 

 

 

Más debate sobre el populismo: los efectos colaterales del brexit

 

 

La entrevista de Gina Miller, la activista inglesa que denunció a su gobierno por tomar la decisión

del Brexit sin pasar por el Parlamento, nos enseña muchas cosas.

Ahora se ve , cada dia más claro, que los políticos británicos han cometido errores que no deberiamos repetir aqui.

En el caso inglés del Brexit, no son tan graves los resultados de la votación, como lo es  la ruptura

interna de la sociedad .

Llevará años recomponerla.

El gobierno planteó un referendum en unos términos que, necesariamente, debian conducir a esta ruptura,

que  la experiencia de Gina Miller nos ilustra. Ella ha  tomado partido por el respeto a la democracia y está sufriendo las consecuencias.

***

 

Recordemos que este fue el plan del gobierno britanico:

  • El tema a votar no habia sido debatido a fondo por los responsables politicos. No habian logrado un pacto previo que pudieran ofrecer a los ciudadanos
  • Se trataba de tomar una decisión que iba a cambiar la vida de mucha gente, de forma directa, por muchos años
  • Se trataba de decidir con un si o un no, sobre un tema que llevaba una gran carga emotiva.
  • El gobierno estableció una regla absurda: gana quien tenga una pequeña mayoria. No hay una regla de mayorias ampliadas.

 

****

En definitiva, la decisión del pobierno puso a la sociedad en una situación traumática

sus consecuencias pueden durar años, según lo describe Gina Miller

La explosión emotiva fue potente. Creo que podia haber sido aun peor

Una diputada que hacia campaña por permanecer en la UE fue asesinada por un espontaneo.

****

 

Podemos añadir un agravante: en los tiempos de las Redes Sociales, las condiciones fijadas por el gobierno eran ideales para  el mini grupo politico

que promovia el referendum (sólo tiene un eurodiputado). En tres semanas lanzaron una campaña por Internet que logró un resultado  “que nadie habia previsto”.

Seria más exacto decir “que un ignorante de las capacidades de las Redes Sociales no podia predecir”.La ignorancia del gobierno inglés fue culpable.

***

 

Hace pocos dias, el gobierno de Angela Merkel ha fijado las responsabilidades de Facebook y de Twitter en caso de mensajes falsos o que promueven el odio social.

Ahora, estas empresas corren el riesgo de pagar multas de hasta  50 millones de euros si no reaccionan en  24 horas ante denuncias por contenidos de este tipo.

De modo que, finalmente, Facebook y Google anuncian que va a controlar contenidos con una comisión de expertos.

De momento, aun no lo aplicarán a los paises de habla española

Con una norma como la alemana,  probablemente, el voto del Brexit habria sido diferente.

Como dice el govierno alemás, lo que no se puede permitir en la calle tampoco se debe tolerar en la red

***

 

En Alemania no quieren esta clase de sorpresas en las elecciones de Septiembre, sobretodo después del anuncio de Steve Bannon,

que dice que va a implantarse en Alemania y Francia para las campañas electorales de este año.sobre Breitbart

Bannon fue director de campaña de Trump y  utilizó su empresa de “periodismo algorítmico” y de “big data”con gran éxito y para sorpresa de muchos.

Dispone de un software que simula ser una persona y que difunde mensajes falsos o de odio en la red , de forma personalizada y en cantidades millonarias

 

****

Pero de momento, ningun pais europeo es capaz hoy de controlar las incitaciones al odio y las falsedades de una campaña de estas caracteristicas.

Una empresa de comunicaciones online puede enviar mensajes de odio a domicilio mientras los lideres del movimiento reparten sonrisas en la Tele.

De hecho, dos dias despues del voto, los lideres del Brexit reconocieron que habian usado argumentos falsos y dimitieron.

Seria pues como “tirar la piedra y esconder la mano”. Los autores del montaje ya no están ahi. Impunidad total, ni penal ni politica.

Tenemos indicios de lo que fue la campaña: hubo mentiras, ataques personales, provocación del odio, agresiones fisicas, hasta dar muerte a una diputada.

Quienes lanzan una campaña en estas condiciones pueden estar activando a gente descontrolada, sin equilibrio emotivo.

 

****

Por lo que ahora nos cuenta la señora Gina Miller, las agresiones siguen. Sin una proteccion especial y mucho valor personal, ella no podria resistirlo.

Ahora se ve, que en estas condiciones, los “efectos colaterales del referendum”, ruptura social y violencia,

pueden tener más trascendencia que los resultados de la votación.

Sigue el debate sobre el populismo: un testimonio

Después del articulo sobre populismo de hace una semana, recibimos una nota de Nestor que nos aporta un testimonio muy vivo sobre los efectos sociales del  referendum del Brexit en Gran Bretaña.

El artículo de Pablo Guimón en el Pais del dia 29 de marzo dice muchas cosass interesantes. Por esto lo hemos copiado entero. Pero para Gent Creativa, lo que queremos subrayar es cómo queda la sociedad después de un referendum de estas caracteristicas, donde un ligero margen de ventaja decide el futuro de un pais por décadas. El gobierno británico creó las condiciones para activar los bajos instintos y la violencia social, con independencia del resultado del voto.

 

***
Gina Miller: “La cordura ha saltado por los aires con el ʻBrexit”
Pablo Guimón
Inversora de la City londinense y filántropa, logró ella sola, acudiendo a los tribunales,
que la salida de Reino Unido de la UE tuviera que debatirse en el Parlamento tras el
referéndum. El populismo no se lo ha perdonado. Ahora, acosada y perseguida en los
medios y en las redes, con medidas de protección especiales, sigue sin dar un paso
atrás.
Miércoles 29 de Marzo de 2017
LO ASÉPTICO de las oficinas donde Gina Miller recibe a El País Semanal tiene una
explicación. Por motivos de seguridad decidió trasladar indefinidamente su centro de
operaciones a este edificio de alquiler, tan elegante y bien equipado como impersonal.
Muchas cosas han cambiado en la vida de Miller desde que decidió enfrentarse al
Gobierno de Theresa May en los tribunales.
La primera ministra británica, argumentó Miller, no podía proceder con la salida de
Reino Unido de la Unión Europea sin la autorización del Parlamento. El Supremo le dio
la razón, en una histórica sentencia que daba a los diputados voz en el Brexit. Un
poder que, según Miller, los “cobardes” legisladores desperdiciaron al secundar sin
enmiendas los planes de May.
Para entonces, Miller ya era víctima de una brutal campaña de acoso por parte del
sector más radical del populismo antieuropeo. Algo que, lejos de amedrentarla, la ha
animado a seguir con su causa, decidida a volver a los tribunales ante cualquier
intento de sortear el escrutinio parlamentario al que obligó la más alta instancia judicial
del país.
Votante laborista, “avergonzada” por el actual rumbo de su partido, representa un tipo
de activismo de nuevo cuño que no encaja en la política tradicional. Y, a sus 51 años,
encarna como pocas figuras la dramática grieta que el Brexit ha abierto en Reino
Unido. Para unos, es un ejemplar de la más soberbia élite adinerada que desprecia al
pueblo y osa cuestionar su decisión soberana. Para otros, es una suerte de heroína
que, con un elevado coste personal, ha dado voz a la mitad del país y aporta un poco
de cordura en un debate enloquecido.
Como siempre, la persona no encaja en ninguno de esos dos polos que tiran del
personaje. Para ella, su lucha “es legal, no política”. Pero no por ello menos
trascendente.
“los políticos profesionales deben asumir con honestidad que parte del problema es
culpa suya, disculparse y empezar a pensar a lo grande”
Miller nació en Guyana y su padre, un opositor al régimen populista de Forbes
Burnham, la envió a estudiar a Reino Unido a los 10 años para ahorrarle la complicada
situación que atravesaba su país. Pronto el dinero dejó de llegar y Miller tuvo que
buscarse la vida con trabajos de camarera y limpiadora mientras estudiaba. Hoy es
cofundadora de una firma de inversión privada de la City, tiene una fundación
filantrópica, es vegetariana y vive en una casa de siete millones de libras en el
exclusivo barrio de Chelsea. Está casada por tercera vez y es madre de tres hijos; uno
de ellos, que crio soltera tras el fracaso de un tormentoso primer matrimonio, con una
grave discapacidad.
Hasta ahí, lo que está permitido ver. El elegante traje blanco, los modales exquisitos y
la cordial sonrisa son solo parte de la barrera que protege a la verdadera Gina Miller.
“Siempre he llevado una armadura invisible, pero ahora es una armadura integral”,
asegura. “Mi marido me dice que es una pena que nadie me conozca realmente”.
Después del fallo del Supremo pidió a los diputados que usaran “su inestimable
experiencia y pericia” para marcar el camino del país.

¿Cree que lo hicieron?
No. Creo que todos se comportaron como cobardes. Deberían haber votado de
acuerdo con su conciencia y con lo que creen que es mejor para el país. Algo muy raro
ha sucedido con el Brexit. La cordura y el sentido común parecen haber saltado por los
aires y solo quedan la emoción y el miedo. Que los políticos respondan a estos
sentimientos es muy peligroso. Estoy muy decepcionada.
Peleó esto con un gran coste personal.

¿Valió la pena?

Dos cosas, definitivamente, merecieron la pena. Una es que logramos que no se sentara el precedente de que los Gobiernos puedan saltarse al Parlamento, algo muy importante.
Y la otra es que el debate que se ha producido en las dos Cámaras nunca habría
tenido lugar si no hubiera sido por este caso. No se habría hablado, por ejemplo, de
las legítimas preocupaciones de los ciudadanos de otros países miembros que residen
en Reino Unido
Las mentiras parecen haberse convertido en el motor de cierta política. ¿Qué se
puede hacer para combatirlo? Se puede hacer mucho. Los políticos profesionales
deben mirarse en el espejo y comprender que esto no pasó de la noche a la mañana.
Deben asumir responsabilidades por no haber abordado los problemas subyacentes:
los efectos de la revolución tecnológica, la división entre ricos y pobres, la calidad de la
educación, el envejecimiento de la población. Son problemas comunes a todos los
países occidentales y los políticos no los han abordado. Solo han pensado en su
cortísimo tiempo en el poder y no en el cuadro más amplio. Deben asumir que parte de
esto es su responsabilidad, disculparse y empezar a pensar a lo grande. Hasta que no
tengan esa conversación honesta con el público, la gente no se fiará.
¿Qué pasa con el sistema político si no es capaz de atraer a alguien como
usted?

Yo no sobreviviría en el sistema político. Tendría que vender mi alma, perder
mi integridad y mi honestidad. El partido, para ellos, es más importante que el país, y
eso es un error. Si la política estuviera por encima de los partidos y tratase sobre la
honestidad y las personas, me sentiría muy atraída. Pero no veo que eso vaya a
suceder pronto. Creo que la gente como yo, que quiere alzar la voz y utilizar su
experiencia y su posición para hacer cosas, debe hacerlo como independiente.
¿El Estado de derecho puede frenar el populismo? Es más importante que nunca.
Una de las razones por las que estamos inmersos en el populismo es porque muchas
de las personas que han llegado arriba han tenido éxito en sus quehaceres, sean
cuales sean, pero no se han comportado de manera responsable. Pasa en los
negocios y en la política. Ese vacío que no llenan los políticos debe ocuparlo el Estado
de derecho.
¿Qué hay de la prensa? ¿Qué ha pasado con los medios de Reino Unido para
que el periódico más leído acuse en su portada a tres jueces, los que fallaron a
su favor, de ser los “enemigos del pueblo”?

El problema con la prensa es que algunos de nuestros periódicos son propiedad o están gestionados por matones o cobardes.

Son unos hipócritas que acusan a los jueces de estar politizados cuando
ellos no son más que animales políticos y sus diarios no son más que pasquines u
hojas de propaganda. No son independientes, no informan, alimentan y agitan una
determinada negatividad. Son básicamente alborotadores. Se les debería pedir
cuentas por alimentar tanto odio.
Usted se dijo sorprendida por los niveles de acoso de los que fue víctima “solo
por formular una pregunta legítima”.

Me sorprendió porque no es el Reino Unido en el que pensaba que vivía. Siempre nos hemos sentido muy orgullosos de ser una sociedad inclusiva, donde podías llegar y ser tú mismo. La gente que venía podía traer a su familia, sus valores y sus creencias sin miedo a que se les viera como diferente.
Ahora sí eres visto como diferente. Y se les permite decirlo de una forma que no se
admitía antes. Lo que yo trato de explicar es que lo que esos individuos están
haciendo no solo está mal, sino que es ilegal. Es ilegal incitar al odio racial, sexual,
xenófobo. Da igual si es en un tuit, en una carta o en un correo electrónico. El medio
no importa, lo que interesa es el mensaje que colocas ahí fuera. Todas las personas
buenas, en todas partes, deben levantarse y hablar de esto. Dejar muy claro que no
toleraremos que nuestra sociedad se derrumbe de esta manera.
Ha sido implacable denunciando a quienes la atacaron.

Sí. La policía lleva ocho detenciones, y una docena de casos están siendo investigados. Hay médicos, maquinistas de tren…; sus cartas están bien escritas, usan buen papel. Es un mito eso de que son frikis que se pasan el día delante de un ordenador.
¿Todavía tiene que tener cuidado?

Ya lo creo. Tengo que ir en un coche especial, me he borrado de las bases de datos públicas, tengo un botón del pánico y medidas antiterroristas en mi casa. Había una campaña en Facebook para que me violaran engrupo.

Es muy raro lo que está pasando. Ahora se me echa la culpa de muchas otras
cosas aparte de mi intervención en el Brexit; no sabía que era tan poderosa. Los
medios han rebuscado a fondo. Mi vida personal, mi carrera, mis negocios…, han
tratado de destruirlo todo. Me planteé ser más cauta, pero sigo aquí. ¿Qué tengo que
perder? Aunque nadie más se alce, yo sí me voy a levantar. Al final, para mí, todo se
reduce a una cosa: mi conciencia no me dejará dormir por la noche sabiendo que hay
gente que está siendo amedrentada, apaleada o amenazada por el color de su piel, el
país en que nacieron, la vida que quieren llevar o la religión que eligieron.
¿Qué siente cuando la incluyen en el estereotipo de la élite adinerada que
traiciona al pueblo?

He sido activista desde hace mucho tiempo y aprendí muy pronto que, cuando los individuos no pueden discutir tu mensaje, te atacan personalmente.

Por eso, cuando sucede, me lo tomo como que debo tener razón. Por
lo demás, no quiero que la gente horrible y mezquina esté de acuerdo conmigo. Me
preocuparía que lo estuviera.
Se ha hablado también del acoso que sufrió de niña, cuando llegó al internado
británico procedente de Guyana.

Eso es una invención.

¿De verdad?

Muchas cosas que se han dicho en la prensa no son ciertas. Querían
sugerir que he esperado 42 años para vengarme de las pequeñas niñas blancas que
me acosaron. Me hicieron trastadas, pero es lo que los niños se hacen unos a otros.
Son niñas comportándose como niñas. Es solo un ejemplo de cómo me sentí de
aislada cuando vine a este país.
A su llegada a Reino Unido, su vida no fue fácil. ¿Las dificultades han forjado su
vocación luchadora?

Totalmente. Las cicatrices que me he ganado son las que me hacen ser quien soy. Pero hay algo de naturaleza: he sido un poco así desde niña.

Y está también la guía de mi padre, que tuvo un gran impacto en mí. Su sentido de la
justicia era muy fuerte, y también su vocación de ayudar. La idea de que si eres
afortunado debes ayudar a otros es algo con lo que he crecido. Gracias a eso, creo
que las cosas difíciles que he vivido han alimentado un fuego que ya estaba ahí y me
han hecho más fuerte.
¿Qué aprendió en la campaña del referéndum?

Recorrí el país durante meses defendiendo la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea. Participaba en debates y me di cuenta dos meses antes de la votación de que íbamos a perder.
Notaba la indignación. La gente quería que escucharas su dolor. Querían gritar que no
eran felices. Durante años les habían dicho que la razón por la que estaban así era
Europa, y no les interesaban los hechos. Cuanto más tratabas de explicar las cosas,
menos escuchaban. Todo era emoción.
¿Qué hay detrás de ese voto?

¡Es la indignación!
¿Justificada?

En algunos casos, sí. Son personas que sufren. Pero las soluciones
que se les ha proporcionado son falsas. Y sus expectativas, muy altas. Les han
prometido un futuro dorado y eso no va a suceder. ¿Cuán enfadados estarán
después? Mi preocupación es que en ese momento esa indignación se derrame
violentamente en la calle. Ese es el elefante en la habitación del que nadie habla. Nos
dirigimos a un sitio peor del que estamos ahora y a los políticos solo les interesan sus
escaños.

¿Le resulta difícil mantener la calma en un debate tan encendido?

Tienes que conocer tus fortalezas y tus debilidades. Por el hecho de ser una mujer, en la carrera que he escogido, he sufrido a muchos hombres que gritan. Y he aprendido, por
experiencia, que tienes que ser la persona que escucha y responde con calma. Los
gritos siempre van a más. Necesitas bajar el tono y traer el sentido común. Es algo
que aprendí hace mucho. Pero para eso debes conocer tu tema, hacer los deberes. Te
puedes sentir muy aislado, porque las dos partes quieren que estés con ellos a
muerte, y yo me niego. El mío es un espacio difícil, pero sé que a largo plazo es un
lugar mucho mejor.
Decidió actuar cuando, la mañana siguiente al referéndum, vio a uno de sus
hijos llorar.

Fue más que eso. Le vi llorar y pensé que de lo que se trataba era de su
futuro. El porvenir de nuestros hijos era lo que estábamos a punto de tirar por la borda.
No podemos caminar como zombis. Quería que la gente se despertara y viera la
necesidad de tener un verdadero debate. Porque nunca lo tuvimos.
No fue la única que vio que había una base legal para actuar, ¿por qué lo hizo
sola?

Tenía conversaciones con abogados que decían que sí, que tenía razón, pero
tenían miedo de estigmatizarse. Y lo entiendo. Tienen carreras, negocios y familias
que proteger. Yo soy independiente, no dependo del dinero de otros o de que otra
gente me dé un trabajo. Eso me da mucha libertad para alzar la voz, y sería
irresponsable por mi parte no usarla. Pero además soy de una minoría étnica, mujer, y
me ven como inmigrante. Así que también era la peor persona para hacerlo porque
proporcionaba a todo el mundo un blanco fácil para atacar.
No es la primera vez que se enfrenta a los poderosos: dirigió una campaña por
la transparencia en la City que le valió el arácnido sobrenombre de “viuda
negra”.

Tienes que luchar en las áreas en las que trabajas, las que conoces. Como
trabajo en la City, sabía qué cosas habían provocado la crisis financiera. Es un sector
importante que no se está comportando de un modo moral u honesto y necesitamos
reformarlo. Todo el mundo en la City sabe lo que está pasando, pero no van a hablar
porque perjudicaría sus márgenes de beneficios, pondría en riesgo sus empleos, sus
bonus… De todas formas, el maltrato que sufrí en ese caso fue de tipo intelectual, si
sabe a lo que me refiero. Con el Brexit ha sido diferente.
En su 50º cumpleaños dijo a su familia que ahora iba de verdad a portarse mal
durante los siguientes 10 años. ¿Sigue siendo su plan?

[Risas] ¡Oh,
absolutamente! En todas las facetas. Música, bailar, todo lo que me hace disfrutar.
Pretendo vivir la vida a tope. Creo que, como mujer, todo se alinea en la madurez. Te
sientes cómoda en tu piel, dejas de preocuparte por lo que los demás piensan; tienes
experiencia, conocimiento, energía. Uno de los mensajes que quiero trasladar a las
mujeres es que estás en la cumbre de tu vida cuando has cumplido los 50. Así que sal
ahí fuera, asume riesgos, zambúllete, explora, porque no vas a volver a tener la
oportunidad. Si no, te sentarás en una mecedora a lamentarte. Todo el mundo habla
de millennials, de jóvenes innovadoras, de que ellas son las emprendedoras del futuro.
¡Pues también puedes hacer todo eso cuando tienes 50!

****

Hasta aqui la entrevista. Continuaremos hablando de la ruptura social que puede conllevar una consulta planteada en estos términos.

¿Hay populismo en Cataluña?

En Catalunya, creo que  podemos encontrar un ingrediente populista que suele pasar desapercibido. Para muchos observadores, el movimiento intependentista actual no es más que el nacionalismo de siempre, estimulado por los errores del PP hace cinco años.

Lástima que no disponemos de investigación sociológica sobre el independentismo y tendremos que contentarnos con intuiciones. Disponemos , en cambio de  investigación de la UOC sobre el 15M que publican bajo la dirección de Manuel Castells y que recomiendo a los que quieran entender algo más sobre estos movimientos. Parece que , una vez más, podemos decir “en casa del herrero cuchillo de palo”. Veremos pues lo que podemos hacer con nuestro cuchillo de palo.

Un aviso previo. Hoy en dia se utilliza con frecuencia la palabra “populismo” con una connotación despectiva, aprovechando un uso ambiguo del término. Para nosotros, no hay ambigüedad. Decimos populismo cuando un movimiento social manifiesta una fidelidad a sus lideres a prueba de bomba. Cuando son insensibles a las malas noticias que les llueven: juicios por corrupción, fracasos sistemáticos, contradicciones y falsedades contrastables, vulgaridad de los líderes…Se trata de comportamientos viejos como el mundo que hoy emergen con fuerza, con una falta de sentido crítico que nos recuerda ciertas formas de religiosidad que creiamos superadas.

En resumen, en el populismo observamos una gestión manipuladora de emociones colectivas y una notable falta de sentido crítico. Mucha gente , en muchos paises, vota con justa indignación (la crisis financiera generada por los abusos de la globalización ofrecen razones de todas clases y en todas partes), pero a partir de cierto punto, suelen votar perjudicando su propia causa. Hay una gestión manipuladora de sus emociones. Un gestión muy profesional y muy poco emotiva.

Si estudiamos con atención los trabajos de investigación que he mencionado, los de la UOC, sobre la emergencia del 15M , podremos encontrar noticias sobre la emergencia de grupos indignados en estado bruto. Sabemos que depués, el 15M fueron capturados por un equipo de profesionales salidos de la Universidad Complutense. De hecho, una empresa de comunicación nacida en la cultura política del chavismo, con un sofisticado diseño teórico de Ernesto Laclau. Este autor  produjo una nueva versión del marxismo que ha superado la lucha de clases y que propone la hegemonia cultural como superación de la democracia.

Hay pues, un contraste enorme entre la emergencia  popular, con causas justas y gran carga emotiva, pero sin estratégia propia, y la apropiación de este movimiento por un equipo que no pretende crear un partido político, sino gestionar una colectivo con formas propias de una empresa de comunicación de la era de la redes sociales.

 

Con estas premisas, nos preguntamos sobre la posibilidad de detectar una operación populista similar en el movimiento intependentista actual que vivimos en Catalunya. Aqui es importante notar que no podemos confundir “independentismo ” con nacionalismo politico clásico. Son dos cosas diferentes que alguien ha sabido mezclar para confusión general.

Creo que este movimiento independentista que tiene menos de diez años, tal vez cinco, tiene los comportamientos propios de un grupo populista. La gestión de este grupo la realiza una organización profesional, ANC, poco conocida fuera de Catalunya, sus lideres no pretenden protagonismos. En cambio, el nacionalismo catalán tiene tradición desde los 80′, tiene estructura de partido, un lider bien conocido. En un cierto momento , hace unos siete años, este partido optó por identificarse con el populismo emergente a la vista de su dinámica, y ha terminado por perder los papeles.

Los errores de sus lider actual, su oportunismo,  y las causas judiciales por corrupción, les están pasando factura. Sus militantes tienen razones para estar hartos. Ellos no son de naturaleza populista, tienen cultura politica y sentido crítico. Podemos prever pues una decadencia visible , tan pronto como se celebren elecciones.

En cambio, la gente que lidera la ANC son, en general, insensibles al desaliento. Las contradicciones de los dirigentes independentistas, sus  fracasos, no van a deanimarlos. Estos van a resistir, están resistiendo. Creo que esta realidad puede detectarse en el dia a dia, pero no podemos documentar este comportamiento.

Los populistas no parecen contagiosos. No se encogen pero tampoco se amplian. Para la gente exterior al grupo, sus comportamientos parecen absurdos, impresentables.

Deberia hacer grandes errores el Gobierno de Madrid para revitalizar este sector y crear nuevos adeptos. No parece tomar este camino a pesar de todo el ruido.

 

En cambio, la prensa en Barcelona, si observamos La Vanguardia y el Periódico, ha tomado distancias, ha recuperado el sentido critico que habia perdido hace tres años. TV3 pierde audiencia, poco a poco pero de forma consistente, en beneficio de  las cadenas de ámbito español. El tiempo ya no trabaja a favor del independentismo, según parece.

Hace tres años aun se decia que no se veia una alternativa politica al independentismo: hoy se está avanzando de forma consistente hacia el federalismo. Es la opción más valorada en la encuestas que se relizan en Catalunya, sin ruido.

Tampoco precen avanzar los movimientos populistas europeos. El brexit aparece hoy con su verdadero rostro, un verdadero fracaso. No parece tener imitadores, tal como se temia. La crisis mundial , de la que la crisis catalana forma parte, parece que empieza a entrar en una nueva fase. Creo que la ventana de oportunidad se les está cerrando. Si no se cometen grandes errores.

La gran fiesta se va acabando. Algún dia, diremos, con el estilo de Josep Pla: “¿Y, todo esto, quién lo paga?”

 

Hacia una sociedad de ciudadanos

Ya sabeis, aqui, en Gent Creativa, nos gusta descubrir y coleccionar experiencias  que favorecen la educación cívica.

De esto hablamos en la tertulia del sábado pasado.

Ya vimos que estas experiencias pueden ser muy diversas, pero que  tienen rasgos comunes, sin haberse puesto de acuerdo.

Se  diria pues, que estamos ante un movimiento de fondo, algo que viene de lejos y que va lejos.

En la última Tertulia constatamos esta diversidad y  nos preguntamos si tenia algún significado especial

 

Las experiencias cívicas

Recordemos, simplemente, algunas de estas experiencias recientes que hemos comentado  aqui:

  • El caso 9Barris de Barcelona, que ahora cumple 40 años y que sigue más vivo que nunca. Un proyecto de un barrio que se recostruye a traves de talleres de circo. El arte aparece a menudo en estos casos.
  • La escuela Joaquim Ruyra de l’Hospitalet, ubicada en una barrio modesto, sin ayudas especiales del Gobierno pone en marcha un proyecto educativo basado en el trabajo por proyectos, en grupo. Suplen los déficits de personal docente con padres voluntarios. Consiguen niveles altos en la evaluacion
  • El proyecto de Roberto Carballo que ha transformado la docencia universitaria en la Complutense, a traves del trabajo en grupo y que hoy impulsa la asociación de profesores Asociación Espiral para la Innovación Educativa
  • La plataforma Ashoka que fomenta los emprendedores sociales en muchos paises.
  • La plataforma LOVA que facilita los proyectos de creación y producción de opera en escuelas como proyecto educativo.

Esto son sólo algunos ejemplos al azar: seguro que podriamos añadir muchos más casos que todos conocemos, en muchos paises.

 

Lo que tienen en común

En Gent Creativa ya hemos hablado de estos casos y hemos aportado referencias en webs específicas. Hoy queremos ver lo que tienen en común y valorar su sentido frente a la “sociedad sin ciudadanos” que nos ha dejado la crisis y la globalización.

Lo que tienen en común se repite, de forma curiosa. Tal vez era algo que nos pedia el cuerpo y que va emergiendo aqui y allá, bajo nombres y métodos diversos.

  • Encontramos trabajo en grupo que genera una creación más potente y empatia entre personas
  • Encontramos “educación por la acción”, algo que nuestras escuelas y universidades  habian olvidado
  • Encontramos gente que comparte objetivos de mejora e innovación social.
  • En muchos casos , ofrecen espacios refugio contra los abusos laborales de empresas o las presiones consumistas del entorno. Un sentido de la vida que dificilmente podriamos encontrar en solitario.

Podemos observar un desarrollo permanente de nuevos proyectos que responden a estas caracteristicas.Su diseño de método y su sistema de valores sociales parecen el negativo del “no diseño social” que nos ha dejado en herencia el individualismo neoliberal.

El proyecto neoliberal no sólo ha traido una gran desigualdad económica sino que también nos deja una herencia cultural  parecida al que deja  un tsunami. Com dijo con mucha visión Margaret Thatcher hace años”La sociedad no existe”. Hoy su profecia se ha cumplido en parte, en USA y en Gran Bretaña, de momento.

 

Las emociones colectivas

En todos los proyectos citados encontramos alguna forma de educación de las emociones   a través de la acción y la cooperación.

Por otra  parte, la decadencia social que nos deja la cultura individualista se caracteriza por formas patológicas de emociones colectivas que dejan a millones de personas como inválidas emotivas. Estas son , ahora , las victimas de manipuladores emotivos que denominamos “populistas”, a falta de una palabra mejor.

Tal vez podemos pensar que el deficit emotivo de nuestras sociedades está en el origen de la crisis cultural actual, cuando tanta gente es capaz de votar y decidir impulsados por el miedo, el deseo de revancha o la indignación, perjudicándose ellos mismos, anulando su capacidad crítica.

 

Una luz y muchos frenos

En todo caso, la emergencia de nuevos proyectos de educación ciudadana en barrios, escuelas, universidades o empresas, donde la acción y la cooperación son el nuevo paradigma educativo, no dejan de ser una luz de esperanza en el tunel actual. Una luz que avanza, aunque de forma lenta.

El freno principal es seguramente, la rutina mental de muchos. A pesar de los resultados evidentes de estos proyectos, que nacen en la gente no en los gobiernos, muchos prefieren ignorarlos. Miles de personas trabajan hoy, casi siempre de forma voluntaria y entusiasta, para hacerlos realidad. No es pues una barrera financiera sino de prejuicios.

En este panorama de indiferencia y falta de curiosidad queremos destacar un ejemplo positivo. La Universitat Oberta de Catalunya, UOC , que ha desarrollado un trabajo de investigación sobre el papel decisivo de  las emociones colectivas en el movimiento 15M.Este proyecto está dirigido por el profesor Javier Toret y ha publicado varios libros sobre el tema. Dirige la colección el profesor Manuel Castells

En otro sector, merece la pena señalar la asociación PAH, bien conocida por su defensa de los derechos a la vivienda frente a los abusos de los bancos protegidos durante decadas por la ley hipotecaria española, tantas veces criticada por el tribunal de justicia europeo. La PAH ha desarrollado un método de trabajo en grupo con los afectados, orientado a mejorar su autoestima y la ajuda mutua, un proyecto de gestión emotiva colectiva.

 

 

 

 

 

Emprendedores sociales: ¿qué hace ASHOKA en todo el mundo?

Aqui hay una sintesis de 16 proyectos sociales que impulsa la red mundial ASHOKA

http://www.ashoka.es/this-works/

 

Por qué hablamos ahora de emprendedores sociales?

En el programa de Ashoka leemos que impulsan empresas sociales y facilitan educación  apropiada para estas empresas. Ellos hablan de :

  • lideerazgo compartido
  • empatia
  • trabajo en grupo
  • creatividad
  • resolución de conflictos

Me recuerdan los conceptos que empleaba Roberto Carballo y su Asociación Espiral para la Innovación, cuando crearon su master de emprendedores sociales.

Asi que empiezo a entendeer que emprendedores sociales y proyectos artisticos con finalidad de cambio social tienen mucho en común.

¿Vamos a explorar el tema?

El pensamiento

Ofrecen una respuesta a  la sociedad de consumo, al individualismo, a la falta de valores, al populismo político

Proponen el progreso humano a través de la acción en grupo, una forma de progreso personal.

La práctica

Estas organizaciones ayudadn a emprendedores a desarrollar su proyecto de empresa, a adquirir la formación necesaria, a buscar financiación, asesoria, contactos.

 

Algunas muestras de servicios que impulsan los emprendedores sociales y empresas sociales.

Web catalana de ASHOKA d’emprenedors sociales

http://www.emprenedoriasocial.cat/recull/index.php/recursos/llistar/economics/6

 

Un proyecto de emprendedores sociales en una ciudad con graves desigualdades : Atlanta

http://www.civicatlanta.org/ventures/

En esta página de su blog hay una lista de empresas sociales que el Centro impulsa

Hablaremos del tema en una tertulia

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: