gentcreativa

Historias de proyectos y experiencias que fomentan la innovación social, mediante emociones, cooperación y participación en un grupo.

Archivar en la categoría “E”

Neo llenguatge i “procés”

Un recull fet a Gent Creativa (ni filólegs ni politolegs) per a entendre als que parlen del proces, des de dins i des de fora:

Neollenguatge

En Nestor  ha recollit paraules que el propi ANC ha promocionat. Altres paraules han començat a connotar nous significats. Molta gent els ha adoptat.

També ha recollit paraules de publicistes que es miren el procés des de fora o amb sentit critic. tot plegat diu molt dels temps que estem vivint

No obedezcas con anticipación

Os traemos hoy un librito muy potente. Son 20 consejos que nos da un historiador norteamericano, Timothy Snyder que conoce bien la historia de Europa en el siglo XX, que reflexiona sobre los errores de mucha gente que , tal vez sin saberlo, de buena fe, hizo posible la toma del poder por dictaduras nazis, comunistas o nacionalistas ( guerras balkánicas)

Nuestro autor escribió pues estos 20 avisos pensando en sus conciudadanos y en el gobierno que tienen hoy en Washington. Les dice: no hagamos las tonterías que ya hicieron los europeos en el siglo XX

Así que, hoy creo que nos podemos aplicar también nosotros estos consejos que él ha resumido en un librito. Vale la pena comprarlo “Sobre la tiranía” se encuentra en catalán  en Destino, 2017. De todas manera, os daremos un extracto en los próximos Gent Creativa. Veréis que vale la pena. Aquí va el primer consejo que nos da la historia:

N.1. No obedezcas con anticipación

Aqui el autor cuenta cómo la sociedad europea hizo de forma espontánea lo que el futuro dictador pensaba imponer. La gente adivinó qué les iban a ordenar y se anticiparon a hacerlo, lo que facilitó muchísimo el trabajo a Hitler, a Lenin y a los balkánicos. Evidentemente, la responsabilidad de estas personas anónimas fue muy grande.

Basta por hoy. El librito lleva una frase en el inicio que hace pensar: “En política, ser engañado no es un excusa”. Leszer Kolakowski

¿Qué podemos aprender desde Europa de la sonrisa de estos chicos de Lima?

Tertulia1

En Gent Creativa hablamos de “populismos” y de nuestra crisis sociales de valores.

También hablamos de un libro muy especial, del Derecho a la sonrisa, de un barrio

pobre de Lima.

¿Por qué? ¿qué podriamos aprender de este libro?

¿qué relación puede existir entre populismos y este libro de Lima?

****

Supongo que muchos ya habéis dado una mirada rápida a las fotos del libro. Ya sabéis ,

pues, que alli hay alegria y que también hay problemas. Alli hay, por cierto,  gente

creativa, mucha.

Para ayudaros a aprovechar esta historia aqui, en Europa, os proponemos ahora un

resumen de lo más esencial del libro.

Por analogia, podréis ver si esto es aplicable en un pais, en un  barrio de Barcelona o de

Sabadell, o en una comarca como el Baix Llobregat, podréis ver  si sois  capaces

de volver a inventar este proyecto en otro escenario.

Creatividad siempre. No se trata de una receta mágica.

****

 

Los antecedentes de Barrio El Salvador

Ellos tienen su “relato”, como se dice ahora.

Una historia dura, miles de personas que abandonan sus pueblos y sus campos y que

buscaban rehacer su vida construyendo  un nuevo suburbio en Lima, en un campo de

arena junto al mar.

Han pasado por todo, la cooperación entre vecinos, el liderazgo de sus mujeres, el

terrorismo de Sendero Luminoso, el ejército, la corrupción y el populismo del gobierno

Fujimori…

Su relato dará el sentido a su proyecto.

****

 

Objetivos de su proyecto

El grupo artístico Arena y Esteras, líderes y educadores, proponen ciertas opciones

básicas. La sonrisa contra el victimismo. La creación contra la violencia. El arte para el

desarrollo humano y la transformación social

Su proyecto artístico basado en el circo participativo se  propone construir la ciudad,

educar ciudadanos, vencer el miedo, conseguir la salud emocional colectiva.

Es un proyecto realmente ambicioso y viable.

Lo están aplicando y reformando desde hace 25 años. Lo han contrastado en la costa y en

los Andes, en America Latina y en Europa.

Ahora , su libro nos cuenta todo esto. Su relato, su escuela de circo, sus objetivos sociales,

su gestión de la emociones

****

 

Su proyecto

Ellos ofrecen Talleres de circo a los chicos y chicas que pueden actuar por las calles ante

sus vecinos, aprender técnicas, participar en la creación artística.

Sus técnicas apuntan a objetivos específicos de educación personal y social: trabajan en

grupo, una técnica que alli llaman “minka” y que aplican tradicionalmente para ayudar a

un vecino en momentos especiales, como la construcción de su vivienda.

Ellos enriquecen las técnicas tradicionales circenses con recursos propios tradicionales.

Invitan a los participantes  a proponer historias significativas de sus lugares de origen,

danzas y músicas que ellos reconocen. Su circo integra pues el teatro , la danza y la

música.

Como espacio educativo, el circo es una metáfora de la vida, donde aprenden, por

ejemplo la diversidad cultural, la cooperación, el aprendizaje permanente y

colaborativo, el respeto a las mujeres, la disciplina o el  sentido lúdico en los temas

serios.

****

Cuando predicamos muy convencidos que hay que fomentar los valores cívicos y

aprender por la acción  para hacer frente a la insolidaridad propia del populismo,

a la anestesia del sentido crítico.. . tal vez no sabemos muy bien de qué estamos

hablando. Lo podemos entender mejor si observamos este tipo de proyectos, si

apreciamos su puesta en práctica y sus resultados.

Por ejemplo, los autores de nuestro libro nos cuentan que han generado , gracias a su

proyecto, diversos casos de emprendedores culturales que buscan aplicar sus

capacidades en su entorno. Los beneficios de aprender y practicar técnicas en grupos de

ayuda mutua son evidentes en el ámbito emotivo y cognitivo. Los resultados escolares

mejoran, los progresos profesionales también.

Creo pues que vale la pena considerar si estos proyectos artistico-sociales tienen

capacidad transformadora en la sociedad, si sabemos adaptarlos a cada situación

y sabemos desarrollarlos con el método adecuado. No hay recetas ni atajos salvadores,

hay creación , trabajo y método, hay gente creativa si sabemos dibujar el entorno

adecuado.

Por el derecho a la sonrisa

Ya os hemos hablado de este libro

Pero si lo examinais veréis que es algo más que un libro

http://www.infoartes.pe/por-el-derecho-a-la-sonrisa/

Es una historia de jóvenes del barrio el Salvador, de Lima

que se ponen en marcha en 1992 para hacer frente a gobiernos

corruptos de Fujimori en Perú.

Son pues, 30 años de artes de circo social para recuperar el espiritu de un barrio

que ahora se nos presentan en forma de libro con ilustraciones magnificas.

Os podeis bajar todo el material en pdf

Os presentan también su método de trabajo para activar el grupo,

mejorar la autoestima, reforzar los valores cívicos, gestionar las emociones.

Lo mejor contra los populismos

*******

Si quereis saber más, podeis ver a la autora en este video.

https://youtu.be/clqtNuRi9_Y

 

 

 

 

 

 

Emociones y acción

Emociones y acción publica.

Hoy hablamos de una experiencia positiva que nace aquí y que se extiende a toda España.

Casi siempre hablamos de emociones públicas para criticarlas. Estos años de populismo en Europa y América nos han presentado muchos ejemplos de un uso abusivo de las emociones. Tal vez por esto algunos llegan a identificar emociones y populismo, sin pensárselo demasiado.

La verdad es que en Gente Creativa ya descubrimos cómo las emociones gestionadas con respeto (digo respeto) para las personas no tienen nada de populistas. Hace pocas semanas hemos presentado una experiencia del Perú que ya lleva funcionando unos 30 años y que es un magnífico ejemplo de cómo las artes del circo como espacio de convivencia pueden sobrevivir en un pueblo martirizado por la guerrilla de Sendero Luminoso y por el ejercito de Fujimori. Técnicas artísticas que fomentan emociones colectivas y autoestima en un pueblo desgarrado por la guerra. Han publicado un libro con imágenes que os recomiendo.Derecho a la sonrisa

****

Pero no siempre hablamos de casos positivos. La realidad es que los movimientos populistas tienen mucho impacto y llegan a movilizar a mucha gente. Jugando hábilmente con emociones son capaces de neutralizar el sentido crítico de muchas personas que teníamos por gente razonable. Todos tenemos referencias próximas.

Pero hoy presentamos una experiencia pública positiva a gran escala. Hablamos de la PAH, la plataforma para la hipoteca, que nace en Barcelona en 2006 y se extiende por toda España. Veremos que la PAH trabaja de forma totalmente diferente al populismo. Podríamos decir que es como la antítesis.

Curiosamente, la PAH nace en el Área Metropolitana de Barcelona y entre sus líderes contaba con una persona bien conocida, Ada Colau, actualmente alcaldesa de Barcelona y líder de un partido político. De esta etapa actual no hablaremos, es realmente otra historia. De hecho, parecen dos personajes muy diferentes.

En el año 2006 se pone en marcha la Plataforma que quiere hacer frente a un grave problema social. Mucha gente se encuentra impotente para pagar la hipoteca del piso y el banco le aplica el contrato. La familia se ve expulsada de su vivienda por el juez.

La crisis ya empezaba a hacer daño y los primeros que lo sufrían eran los más débiles. Muchos habían llegado de otros países, habían encontrado trabajo en la construcción y se habían comprado un piso. Cuando comienzan los efectos de la crisis y se quedan sin trabajo, no pueden pagar la hipoteca y se quedan también sin vivienda.

Hay que tener en cuenta que los contratos de estas personas eran abusivos, leoninos, como dicen los abogados. La ley trabajaba a favor de los bancos, como se constató más tarde con las sentencias del tribunal europeo que obligaron al Congreso a cambiar el marco legal. Pero al principio, la situación parecía imposible de superar. Había que enfrentarse a los bancos. Y lo hicieron.

Es aquí donde hay la diferencia. Como lo hicieron? Se puede decir que la PAH rompió con la tradición popular que Barcelona conocía muy bien, especialmente, en la transición democrática.

El método de la PAH

Los primeros afectados por la crisis de las hipotecas llegaban a la Plataforma en las peores condiciones. Eran gente fracasada, vivían una depresión. Muchos venían de fuera, no tenían contactos, ni sindicato, ni partido político, ni parroquia. Estaban aislados, no estaban indignados sino deprimidos.
La Plataforma inicia con cada uno un trabajo de recuperación de la autoestima. Trabajan en grupo con otros afectados. Aprenden a ayudarse mutuamente. Aprenden a entender el lío jurídico donde se han metido, gracias al contacto con otros afectados más entrenados. Asisten a las movilizaciones de la PAH contra cada desahucio.

En esta fase cambian las actitudes y se crean nuevas emociones con gente que no conocían, que tenían otros orígenes. No reciben un favor de una organización que les generará dependencia, sino que aprenden a dar, a ayudar. Viven la empatía con los demás, la solidaridad, la dignidad.
Muy pronto aprenden a hablar de una forma diferente. No viven la crisis de la que todo el mundo habla, sino la estafa que los bancos les prepararon con contratos abusivos. Aprenden la autoestima del grupo: “Somos los mejores, somos pobres pero tenemos dignidad, ética. La vivienda no es un negocio, es un derecho”

Contradicen el lenguaje que la sociedad ha inventado para condenarlos: “No somos nosotros los que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”

No se trata sólo de palabras. También juegan con acciones. Aprenden a manifestarse en cada desahucio, aprenden a negociar para alcanzar soluciones viables, buscan firmas para promover una iniciativa legal en el Congreso de los Diputados, presentan denuncias contra los bancos que dejan vacíos y abandonados los pisos que han recuperado, aprenden a pactar con los partidos políticos.

No están en la “lucha por el poder” sino en la solución del problema. No han encontrado un salvador sino que aprenden a ayudar y recuperan la dignidad y el empoderamiento. Ya lo vemos: hay formas para gestionar emociones colectivas que no son un atentado contra la dignidad de las personas ni contra su sentido crítico. Que representan un progreso personal y que refuerzan la libertad de cada uno para tomar las opciones políticas que quiera.

Algunos pueden pensar que acciones como la PAH no valen la pena. No ayudan a conseguir el poder. Cabe preguntarse, sin embargo, si podemos olvidar la gestión respetuosa de las emociones si queremos luchar contra los populismos y desprogramar los adictos de los grupos políticos sectarios.

Postdata
Para los que quieran más detalles: el 2 de febrero de 2017 se presentó un documento preparado por la Fundación Rafael Campalans en Sant Cugat del Vallés, con un análisis más completo de la política emotiva de la PAH. En este link se puede encontrar el pdf correspondiente.

Fundació Campalans

 

 

[Libro] ¡Por el derecho a la sonrisa! Circo Social desde Villa El Salvador

a través de [Libro] ¡Por el derecho a la sonrisa! Circo Social desde Villa El Salvador

El persistente atractivo del nacionalismo

Hablamos de un libro de Freddy Perlman editado por Pepitas de calabaza, editorial de Logroño.

Perlman es un judio que huye de Eslovaquia en los años 30 y que trabaja en USA sobre los origenes del nacionalismo en el contexto histórico del siglo XIX.

“…El nacionalismo se adaptaba tan perfectamente a la doble misión de doblegar a los trabajadores y despojar a los extranjeros…”

Suena actual.

El libro se encuentra aqui: El persistente atractivo

 

 

La derecha toma la calle en Barcelona

Barcelona se encuentra hoy en una conflicto que parece muy local y diferente. En realidad,  lo que está en juego es algo común a todo el mundo occidental: Hablamos de las secuelas de la crisis mundial, del populismo, de   la corrupción , como  lo encontramos entre los votantes de Trump, el brexit británico, la extrema derecha alemana, holandesa o francesa.

Empecemos por el final: la batalla actual enfrenta dos organismos del Estado español, el  gobierno central y el gobierno regional, con sus funcionarios, sus presupuestos, sus leyes. Los ciudadanos, aunque no lo parece tienen poco papel en el conflicto en esta lucha de elefantes.

Un gobierno regional con poderes importantes, tal vez los más importantes en Europa,  (policía regional, educación y sanidad publica..)que apuesta por  la secesión y que arrastra años de procesos judiciales por corrupción.La corrupción también tiene un peso importante en el gobierno regional catalán. El ex presidente Pujol, durante 25 años, está procesado por temas de larga duración. Sus actividades arrancan con  el caso Banca Catalana en los 80′. Tres hijos también participan, uno está en la cárcel.

Un gobierno central en minoría , cargado de procesos judiciales de corrupción, más de 100 altos cargos  acusados, algunos en la carcel o suicidados, que ha encontrado en el conflicto catalán una forma de supervivencia , una tabla de salvación. Mientras se habla de independencia en Cataluña, en Madrid, el gobierno corrupto es intocable.

Los agresivos se refuerzan. Los razonables desean negociar pero son invisibles

En Cataluña, donde nace la apuesta por la independencia hay mucho en   juego: la corrupción se instaló en 1985 con la connivencia de los gobiernos de Madrid, socialistas o conservadores. Tradicionalmente, sus minorías de gobierno eran insuficientes para llegar al poder y necesitaban sumar votos del “demonio”, es decir, de los “odiados” nacionalistas catalanes de Pujol. Puro teatro.

Esta es pues la clave de la permanente campaña cultural nacionalista catalana que ofrece la cobertura necesaria al pacto secreto vigente en Madrid , con los “odiados” madrileños.

En este contexto de décadas, estabilizado y discreto, cae la crisis mundial hace ocho años. Ahora gobierna la derecha catalana en Barcelona. En la calle, como en toda España, los “indignados” exigen recursos. En Madrid  hay tolerancia oficial, aparece un grupo nuevo, Podemos, que consigue ir a elecciones y situarse como tercer “partido”. En Barcelona, donde los indignados protestan contra los recortes sociales del gobierno catalán, la represión del gobierno regional, con policía regional, es brutal e injustificada. Los ocupantes de la calle son gente no política, no agresiva, verdaderos ingenuos. Este es el momento del nacimiento de la operación “independencia”.

Aplastados por la policía catalana, la calle será ocupada ahora por la derecha social (no los partidos) y gestionada por dos “empresas” de nuevo estilo , de marketing digital, que recuperan técnicas de calle de los años 30 con estética de hoy (uniformes de colores, desfiles y músicas pensadas para la TV, coordinación vía Internet, big data, campañas de comunicación online que demonizan a los otros , los españoles, mientras los políticos reparten sonrisas. Es el tiempo del famoso “España nos roba”, un eslogan ahora olvidado por  ser evidentemente falso.

El nivel profesional de estas “empresas” de comunicación es notable. De nuevo estamos ante una forma de actividad de nivel internacional que sabe diagnosticar la situación local, fijar objetivos, movilizar personas no conectadas pero si “indignadas”, gestionar emociones colectivas. Hablamos de dos empresas en acción, ANC y Omnium.

Ellos, las dos  empresas tienen ahora la capacidad de imponerse a los partidos, los despreciados partidos.Ellos hablan con la “voz del pueblo”, naturalmente. Los políticos del gobierno regional corren a protegerse bajo su paraguas y adoptan sus slogans sin dudar, olvidando sus propios programas. El gobierno regional ya no sufre la crisis, como todos los gobiernos en Europa. A pesar de reducir maestros en las escuelas y médicos en hospitales, más que en el resto de España, ellos son ahora unos héroes populares, luchan contra Madrid (con el presupuesto del Estado a su disposición), manejan la televisión publica catalana, la radio, la prensa privada (obligada a vivir de subvenciones públicas).

Los votantes pro independencia aceptan bien los recortes sociales, porque en Cataluña, la gente bien no va a la escuela pública (va a escuelas privadas muchas de las cuales funcionan con dinero del Estado), no va los hospitales públicos sino  a los privados, evitando así contactos demasiado íntimos con los más pobres.

Y así los dirigentes tradicionales catalanes intentan perder de vista la Justicia, ¡justicia española! que los está procesando cada día más. La justicia española es una buena razón para salír de España, aunque esto los coloque fuera de un país democrático y fuera de Europa.

¿Por qué todo esto está explotando ahora y no hace diez años , ni siquiera hace tres años?

A pesar de que las provocaciones e ilegalidades del gobierno regional no son cosa nueva, el gobierno de Madrid no ha sabido reaccionar hasta ahora. A nivel político, los socialistas españoles proponen negociar una reforma constitucional de carácter más federal (esta es la respuesta más aceptada en la encuestas, también en Cataluña). Pero la derecha española no se interesa por negociar .

El gobierno de Madrid  se ha distraído seguramente con el enorme caos de sus propios procesos judiciales por corrupción.  Pero ahora parece que descubren que el conflicto catalán  les protege en el parlamento español. Ahora pues han activado en Cataluña  el sistema judicial, la policía trabaja y persigue cualquier ilegalidad. Especialmente cuando implica a funcionarios. Esto cambia completamente el panorama que hemos tenido hasta ahora.

Los funcionarios del gobierno catalán y los de los ayuntamientos están en el ojo del huracán. Ellos no quieren ser las víctimas, cuando sus jefes políticos están a menudo protegidos por su status.  En España el juez no puede actuar contra un político si no cuenta con el acuerdo previo del parlamento.

La única carta de los secesionistas pues, es esperar que las actuaciones de los jueces “indignen al buen pueblo catalán” y el sistema entre en crisis. Pero no hay que olvidar que, a pesar de su activismo financiado por el Estado, las encuestas dan mayoría en Cataluña a los que desean negociar el federalismo y a  los que no quieren la confrontación ni la independencia.

Este sistema de conflicto permanente ya lleva 5 años. Nos cuesta caro a nosotros y a Europa. Tal vez deberíamos encontrar formas de presión para acortarlo. Bruselas debería actuar de árbitro sin esperar daños mayores en la sociedad. Animar a las partes en conflicto, dos entidades del mismo Estado, parece una forma primitiva de diplomacia internacional que no debería existir en Europa.

Saantiago Guillen

Gent Creativa

Barcelona

Cuando el tumulto parece que se ha calmado (3)

Creo que podemos continuar esta serie incorporando la idea central de Javier Cercas que hemos reproducido en nuestro blog “La carta robada de Poe”.

Cercas nos avisa. En los procesos terroristas como el que se gestó en Ripoll no hay que buscar las causas en los otros (religión islámica, cultura extranjera, las malas artes de un imán..) sino en nuestra propia sociedad. Si somos capaces de romper el tabú que nos impide pensar con libertad, veremos que ahi está el fallo. Nuestra sociedad crea la “debilidad” de estos jóvenes y los hace susceptibles de ser atrapados en esta nueva secta terrorista.

Lo que nos pasa es que el abismo del asesinato es tan horroroso que no podemos ni imaginar que algo asi pueda acontecer a gente próxima, a amigos, a hijos, a nosotros mismos.

Veamos la cuestión de otra forma. Antes hemos usado la palabra “secta” porque mucha gente parece hoy en dia funcionar como si formaran parte de una secta política. Naturalmente, no hablamos de asesinos ni de terroristas, de momento. Hablamos de gente que parece haber perdido el control. Ni ellos son capaces de decir lo que serian capaces de hacer. Siguen a la secta.

¿Qué son capaces de hacer los votantes de Trump, los votantes del brexit, los neonazis en Alemania? Seguramente, hay niveles, es como una pirámide donde en la base encontramos los que “sólo votan” candidatos que predican el odio o los que aceptan las mentiras descaradas “si son de los nuestros”). Un poco más arriba, ya vemos los que son capaces de romper cualquier convivencia a cualquier precio (separar familias, generar pérdidas a su pais, mentir sin problemas..). Un poco más arriba encontramos los que salen a dominar la calle,  los que están dispuestos a enfrentarse a los otros, a incendiar edificios de migrantes o escuelas. Más arriba encontramos a los héroes, los que se sienten justificados y motivados para golpear a quien haga falta.

Este no es un escenario imaginario: se ha visto y se ve en USA, en Gran Bretaña, en Alemania (ahora están celebrando juicios por homicidio de grupos neonazis). Lo importante no es si hay muchos o pocos héroes. Lo que cuenta es la pirámide que encadena a los que sólo usan palabras agresivas con los que pasan a la agresión dentro de un consenso interno. El mismo fenómeno se ha vivido y se vive en el Pais Vasco, donde parece que los actos violentos sólo se reducen cuando las condiciones (reales o imaginarias) obligan a frenar. Pero la pirámide funciona. Los héroes necesitan la base de la pirámide, la que sabe pasar de la palabra a la acción, cargada de emociones colectivas.

Creo que estamos hablando de un esquema social que se repita en muchos países, con grados de violencia progresivos, adaptados a las condiciones de cada situación y a los objetivos estratégicos de  los líderes de estas sectas políticas. Evidentemente, hablamos de formas de comportamiento, no de contenidos ideológicos, que suelen ser oportunistas y a medida de cada situación.

Llegados a este punto nos preguntamos porqué hay gente con esta disposición a funcionar como secta. No se puede decir que sea mérito de los líderes como no lo es ser líder de una secta. Ellos son gestores de masas emotivas que manejan sin emoción con herramientas de “marketing político” puestas al dia con servicios digitales (big data y redes sociales)

La disposición de esta gente viene de lo que se ha llamado los “sin techo emocional”. El papel menguante de entidades sociales y cívicas (iglesias, comunidades rurales, partidos políticos, sindicatos..) ha favorecido la emergencia del individualismo propio del neoliberalismo. La desprotección del ciudadanos no es sólo económica. También es emotiva. La frustración emotiva fabrica indignados, gente dispuesta a tomarse la revancha. Es un sentimiento fuerte capaz de crear votantes para Trump y cambiar la política de los USA o de Gran Bretaña.

Aunque el fenómeno existe también en Europa bajos expresiones muy diversas. No se trata pues de algo que venga a Europa desde el exterior , de la mano de gente exótica, ni de religiones especiales. Tan islámicos son los terroristas de Ripoll como cristianos los neonazis alemanes. Los gestores de emociones venden lo que les compran. Ideologia a medida de cada pais y de cada región. Lo suyo no es la política sino el marketing político.

Les tovalloles del meu somni. Las toallas de mi sueño. Les serviettes…

(Puedes ver la versión en castellano más abajo, después de la catalana)

Tertulia1

He tingut un somni.

Modestament, no ho dic com el Luter King, que es mereix un

respecte.

Un somni curt i extrany.

M’aixecava al mati, sortia al balcó i hi penjava una tovallola.

Després, feia un crit  que em sortia del ventre, de baix del tot del ventre.

Ho feia sense demanar permis.

Als meus somnis no es demana permis mai.

***

Vosaltres direu que això no vol dir res. Es possible.

Pero potser ho entendreu millor si us explico aquests dies m’han robat la cartera i el

mòvil.

Ei, això no és res poètic, m’ha passat de veritat.

Si us ha passat mai, sabreu de què parlo. Et trobes desprotegit, despullat.

Just aleshores he tingut el somni. Potser està relacionat?

***

Però el petit somni continuava.

Anava pel carrer de la meva ciutat i veia altres tovalloles, poques,

discretes, als balcons. Totes diferents, de tots colors. Un dia una, un altre dia un altra…

No eren les tovalloles oficials, històriques, totes iguals, de reglament, que compres online

al Super,  les històriques, definitives, exclusives, les “nostres”. Que no fan olor de res.

 

Veia altres tovalloles, discretes pero dignes.

De les que encara porten el perfum unic de  la teva pell,

de cada dia de la teva vida. La teva tovallola, o la de la gent que t’estimes més.

 

 

Els nens i nenes  anaven pel carrer i descobrien cada dia més tovalloles uniques i

diferents. ¡Això sembla la platja!, va dir un d’ells.

Perque la meva ciutat era com una platja davant del mar obert,

plena de tovalloles de colors que venien de tot arreu.

Venien de Paris, de Nova York, de Zaragoza, de Rawalpindi, de Sevilla, Shangai,

de Casablanca, de Frankfurt, de Manchester, de Bogotà, de Buenos Aires, de Ginebra

de Milà, de Ripoll…

Jo sabia que venien de totes les ciutats, als somnis saps coses aixi. Pero no eren típiques

de cap ciutat, eren de la gent, amb el seu perfum propi.  La pell de cadascú és una cosa

única, ja ho sabreu si us hi fan un forat.

Els balcons de la meva ciutat estan plens de colors. M’encanta. Somniar es gratis.

Per si de cas, he penjat una tovallola molt maca, no crec que n’hi hagi cap més com la

meva.

Somnieu amics, sense por i en el vostre idioma preferit. En els somnis no hi ha idioma

oficial. Somnieu, no cal que espereu que us robin la cartera i el mòvil.

( Nota. Un somni el pot tenir tothom, pero no tots sabrien fer-ne un poema. Jo ja se que no és el que faig millor. Per això ofereixo el meu somni, sense drets ni dependencies, als poetes de la meva ciutat, que n’hi ha molts, per si volen fer-ne una versió millorada i com cal. Cadascu sap el seu ofici. Ja se sap que els nens de la postguerra no tenim molta gramàtica, pero per sort tampoc tenim molta vergonya)

20170919_114839 (1)

 

Tertulia1

(versión en castellano. Otras lenguas, en obras)

 

He tenido un sueño. Modestamente, no lo digo como Luter King, que se merece un

respeto.

Un sueño corto y extraño

Me levantaba por la mañana, me asomaba al balcón y colgaba una toalla.

Después lanzaba un grito que me salia del vientre, del bajo vientre.

Lo hacia sin pedir permiso

En mis sueños nunca se pide permiso.

 

***

Tal vez direis que esto no significa nada.  Tal vez

Tal vez me comprendereis mejor si os explico que estos dias me han robado la cartera

y el móbil.

Ojo! Esto no tiene nada de poético, me ha pasado de verdad.

 

Si os ha pasado alguna vez , ya sabéis de qué hablo. Te encuentras desprotegido,

desnudo.

Precisamente en estas circunstancias he tenido el sueño. Me pregunto si estará

relacionado.

***

Pero el pequeño sueño continuaba

Yo paseaba por las calles de mi ciudad y veia algunas toallas, pocas, discretas, en algún

balcón. Todas eran diferentes, de todos los colores. Un dia aparecia una, otro dia otra…

 

No eran las toallas oficiales, históricas, todas iguales, de reglamento, de las que compras

online en el Super, las “nuestras”. Las que no huelen a nada ni a nadie.

 

Veia otras toallas, discretas pero dignas, de las que todavía llevan el perfume de tu piel

de cada dia de tu vida. Eran tu toalla, o la de la gente que más quieres.

 

Los niños y niñas iban por la calle y descubrían cada dia más toallas.

¡Esto parece la playa!  dijo uno de ellos.

Por que mi ciudad era como una playa delante del mar abierto,

llena de toallas de colores que venían de todas partes.

 

Venian de Paris, de New York, de Zaragoza, de Rawalpindi, de Sevilla, de Shangai,

de Casablanca, de Frankfurt, de Manchester, de Bogotá, de Buenos aires, de Ginebra,

de Milán y de Ripoll.

Yo sabia que venían de todas las ciudades, porque en los sueños sabes cosas asi. Pero no

eran típicas de cada ciudad, eran de la gente, con su perfume propio. La piel de cada

cual es una cosa única, ya lo sabréis si os hacen un agujero.

 

Los balcones de mi ciudad están llenos de colores. Me encanta. Soñar es gratis

Por si acaso , he colgado una toalla muy guapa en mi balcón, no creo que haya otra igual.

A soñar amigos, sin miedo.y en vuestro idioma preferido. En los sueños, no hay idioma

oficial. A soñar, no hace falta esperar a que os roben la cartera y el móbil

 

(Nota. Un sueño lo puede tener todo el mundo, pero no todos sabrían hacer con ello un poema. Ya se que no es lo mio. Por esto ofrezco mi sueño libre y sin gastos a los poetas de mi ciudad, por si quieren hacer una versión mejorada y como Dios manda. Cada cual, su oficio.. Ya se sabe que los niños de la post guerra tenemos poca gramática y menos vergüenza)

 

 

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: