gentcreativa

Historias de proyectos y experiencias que fomentan la innovación social, mediante emociones, cooperación y participación en un grupo.

Recibimos un comentario sobre las dificultades del trabajo en grupo

Estoy muy de acuerdo con este artículo, me parece muy interesante el trabajo colaborativo, que además ayuda a la integración social de los diferentes grupos, hace que aprendamos unos de otros.
Pero el problema está seguramente, como comentas en este artículo, en que no se plantea bien.
Se intenta y se fomenta el trabajo en grupo en las escuelas, pero al final acaban trabajando unos mucho y otros niños nada o casi nada. Por vagancia (literalmente) o porque no tienen interés o por exceso de otras actividades extraescolares y por tanto, falta de tiempo, acaban por volcar todo el trabajo en otros niños. No hay motivación en algunos casos. Pienso, que la familia desde casa también es importante aportando esos valores de esfuerzo, colaboración, trabajo, superación…
que no siempre se transmiten. Todo lo contrario. Mi hijo de 10 años ha tenido que escuchar alguna vez de algún compañero:
“yo no puedo hacer el trabajo porque no tengo tiempo, me voy de fin de semana”
“yo no puedo hacer mi parte del trabajo, total, al final vamos a tener todos la misma nota, porque es un trabajo en grupo”
“tengo extraescolares, haz tú el trabajo que tienes más tiempo”
Para mí esto son valores que se deben aportar desde la familia (padres, abuelos, tios, hermanos mayores…).
Somos lo que vemos a nuestro alrededor.
Y como dice vuestro artículo:
“Cosechamos lo que sembramos”

Si, la escuela tiene parte de culpa, pero la sociedad tampoco ayuda a promover buenos valores… como comentábais en el artículo vamos hacia un individualismo peligroso.

Pero me gustaría acabar de una manera positiva, porque también ha habido buenas experiencias durante el curso.
Al principio todo era más árduo, pero en último trabajo de mi hijo de 10 años, consiguieron levantar el ánimo y motivar a casi todo el grupo de 5 niños (2 niñas y 3 niños). Era un power point trabajado desde clase y desde casa con google drive.
Al principio todo era pobre, pero mi hijo marcó la norma de 2 paginas por niño como mínimo e implantó una estética que todos los demás fueron siguiendo y copiando y mejorando. La maestra también apoyó la iniciativa y esto hizo que el grupo se esforzara más, es decir, hubo un contagio de interés y esfuerzo y al final una satisfación para todos.

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: