gentcreativa

Historias de proyectos y experiencias que fomentan la innovación social, mediante emociones, cooperación y participación en un grupo.

Este humor ya no tiene gracia

 

Cuando vivimos hace meses la tragedia de Charly Hebdo me quedé con las ganas de decir algo más.

Pero no era el momento.

Ahora creo que los ánimos están algo enfriados. Que las consecuencias del asesinato

y de las políticas del gobierno francés ya se han visto y evaluado.

Nuestras propias emociones y las de los otros están más controladas. Esperemos.

*****

Necesitamos el humor, hoy más que nunca. Debemos defenderlo de sus enemigos.

Debemos limpiarlo de las contaminaciones.

El humor es una forma artística, no todo vale.

Necesitamos el humor. Si nos referimos a la vida pública en las sociedades democráticas,

es claro que el humor nos indica si tenemos de verdad una sociedad libre. El humor forma

parte de nuestras emociones públicas.

***

Por ejemplo ¿Hay libertad en nuestra sociedad o la estamos perdiendo?

La pregunta crítica sería: ¿cómo aceptan nuestros poderosos que se haga humor sobre ellos?

El poder está en la política, en la religión, en el dinero, en la enseñanza, en la ciencia,

en la ciudad contra el campo, en los nativos contra los inmigrantes, en los ilustrados

contra los analfabetos, en los adultos contra los menores, en los hombres contra las

mujeres…En mayor o menor grado, en ambientes determinados.

****

Todos hemos vivido situaciones en las que alguien hace humor “contra” los débiles.

En la mili se hacían chistes de “maricas”, de negros, de mujeres, de “moros “, de

extranjeros…

Era repugnante pero hacías como que te reías, en todo caso no llamabas la atención.

Ahora lo pienso y siento vergüenza, ahora tengo la piel más fina frente a este falso humor,

que no tiene gracia, nunca la tuvo.

***

En todo caso, sin pretender crear una regla ni definir una linea roja, para mi gusto,

el humor sobre los débiles no es humor, es abuso. Ahora que ya no tengo que reírme ni

disimular, lo digo claro. Recientemente he soltado algunos “cortes” a gente que hacían

chistes de “pobres madrileños,” o de “moros”. Chistes sin humor. Por que, quí y ahora

ellos son los débiles. Allí, es otra cosa.

Estas “gracias” circulan por los móbiles, con dibujos incluidos.

De pena, el que lo hace se retrata.

Cuando veo humillar a los humillados me provoca una emoción de repugnancia.

No deberíamos aguantarlo ni disimular. Tarde o pronto, los humillados que reaccionen

serán los indignados.

Deberíamos prestarles atención desde el respeto, cada vez son más numerosos, pueden ser

muy emotivos y , a la larga, poco razonables. Las emociones ofendidas son poco

razonables.

****

Pero el caso de Charly Hebdo era otra cosa. Allí se mató a gente, muchos salieron a la calle

para protestar.

Evidentemente, había que hacerlo. Pero había algo más,¿no?

Creo que los humoristas de Charly Hebdo estaban haciendo humor sobre los débiles. Si era

así esto ya no era humor. Era un abuso y era jugar con fuego. Aquellos humoristas no eran

héroes de la libertad, más bien aprendices de brujo.

Jugaban con fuego y nos quemamos todos

¿Humillar a los humillados? ¿A los que tal  vez se sienten “sin-techo emocional”? Esta

puede ser una combinación explosiva, tenemos ejemplos históricos.

***

Si realmente los jóvenes de los barrios de París de cultura musulmana se sienten

humillados por la sociedad francesa, más culta, más rica, más poderosa, más

inteligente…hay que hacerles caso. Tal vez su quejas son exageradas y ellos son

unos victimistas que han aprendido a llorar sistemáticamente para justificar sus fracasos..

Pero ahora es una cuestión de sentimientos, no de razones.

Alguien debería acercarse a estos jóvenes, si realmente viven sin techo emotivo , porque

están a merced del primer manipulador de emociones que se acerque. A partir de aquí, el

proceso puede ser absurdo, si, pero fatal.

****

Esta es la realidad: el manipulador de emociones es el malhechor, los terroristas son los

manipulados, la comunidad de los jóvenes musulmanes son los victimistas sin techo

emotivo, los dibujantes son los inconscientes del peligro que viven ellos y vive Europa.

No hablamos de culpables, hablamos de política y de paz.

También hablamos de buen gusto y de mal gusto, como en el arte.

****

Vamos un poco más a fondo en el tema: muchos se han preguntado cómo pueden

movilizarse tantos candidatos a terroristas en los países más avanzados de Europa.

Muchos candidatos a terroristas tienen un nivel de vida aceptable, mejor que en Siria,

desde luego. Viven en libertad. No en ambientes de fanatismo religioso,

sino en entornos sin ninguna fe religiosa.

Pero los terroristas tienen muchos candidatos.La mayoria salen de Europa, no de paises

árabes

Ahora hemos visto que, en Francia, cuando suenan las alarmas,  sólo disponen del control

de la policía para evitar lo peor.

Parece que nuestra sociedad europea ha agotado sus argumentos, sus convicciones, su

capacidad de seducción. Ya no creemos en nuestro modelo de vida. Estamos amenazados y

a la defensiva.

Algo va mal en nuestro sistema. Alguien debería pensar en mejorar la autoestima de esta

gente para liberarlos de manipuladores de emociones.

Esto puede que sea también nuestro problema. Alguien debería  demostrar que somos

capaces de sintonizar con sus emociones (que son legítimas), que somos capaces de

respetarlos como personas, en coherencia con nuestras convicciones

****

Creo que nadie debería jugar con las emociones de gente que se siente humillada. Este

humor ya no tiene gracia. No me voy a reír.

A los que hacen humor les pido: por favor, hagan bromas con los poderosos, haga bromas

sobre usted mismo. Este puede ser un buen principio.

No se trata de tener razón o no tenerla. Se trata de emociones.

****

Antes de despedirnos, una aclaración:

aquí sólo hablamos de humor y de emociones en el espacio público.

Para los que nos leéis desde hace años, esto no es ninguna sorpresa.

Aquí hablamos de emociones en la universidad, en empresas, en barrios, en escuelas.

También de las emociones en la política.

Hablamos sobre cómo aprendemos a gestionar emociones sociales.

No tratamos de emociones en privado, que no tiene mucho que ver con las emociones

públicas.

Gent Creativa optó hace tiempo por la dimensión pública de las emociones, en parte por

que casi nadie hablaba de este tema.

Si hacéis una búsqueda de “emociones” en Google encontraréis  “Gent creativa” y una

montaña de webs de autoayuda emocional, consultorios  personales o privados. Es otro

tema. Si esto es lo que os interesa, podréis encontrar mucha oferta.

Para emociones colectivas, Cent Creativa

 

 

 

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Este humor ya no tiene gracia

  1. Estoy de acuerdo Santi !

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: