gentcreativa

Historias de proyectos y experiencias que fomentan la innovación social, mediante emociones, cooperación y participación en un grupo.

¿Qué hace un artista en una empresa como Unilever?

Esta es una historia de luz y de calor. De cómo la creatividad puede transformar a la gente

Ya se que hoy tenemos una moda, una más, la creatividad en la empresa.

En otros tiempos tuvimos otrs modas: la del marqueting, la del diseño, la de la informática, la de internet…

Ahora creen algunos que hay que añadir este nuevo ingrediente en la sopa, como si la creatividad fuera una cosa, algo que se compra .

Para mi, la creatividad es como poner más luz en el lugar de trabajo, para ver las cosas en colores, más calor, más empatia.

Luz y calor que cambian nuestro entorno de trabajo. Pero el trabajo es el mismo, nosotros somos los mismos.

No hay ideas creativas, hay gente creativa, si les damos facilidades para serlo. Esto pasa en Unilever.

Unilever es un grupo de empresas  multinacional que produce y vende alimentos congelados, helados, perfumes, detergentes.

Aqui nos habla hoy su vicepresidente, James Hill, un manager de 43 años desde su sede en Rotterdam. Es una entrevista que vale la pena.

Este texto nos llega vía TAFI, una entidad inglesa que se ocupa de entrenar artistas interesados en realizar proyectos en empresas. Si entráis en TAFI podéis encontrar el pdf:

http://trainingartistsforinnovation.eu/unilever-and-artistic-interventions/

En realidad este no es un caso, sino un conjunto de casos. El mismo Hill, en su papel de presidente, ha sido líder de proyectos artísticos en diversas empresas del grupo. Tenemos pues situaciones diferentes, en entornos tradicionales, en fabricas, y en entornos más creativos, como marqueting, diseño y publicidad.

En cada situación, son artistas diferentes que realizan actividades diferentes.

Los momentos también son diversos: las fusiones de empresas son una buena razón para superar barreras culturales. Captar y retener  jóvenes  con talento puede ser un buen motivo para activar y valorar  la creatividad.

En todo caso, nos dice Hill, no se trataba de finalidades altruistas ni de sponsorizar artistas, sino de dar un impuso básico a la estrategia de la empresa.

James Hill debe de ser una persona que uno desearía encontrar algún día. Nos cuenta su éxito pero no esconde los errores que cometieron. Nos dice quien tuvo la idea inicial en cada caso, en vez de sugerir que él sabe más que nadie.

Uno de los proyectos artísticos resulta curioso. Se trataba de arrancar en una de las empresas mas tradicionales del grupo. Gente de cierta edad, ambiente frío, formal. ¿Por donde se filtra la chispa de la creatividad?.

Parece que las oficinas eran frías, impersonales. Por aquí empezaron. Buscaron artistas gráficos y rediseñaron los espacios comunes de forma muy creativa. Un gran contraste con el ambiente inicial. La provocación tuvo efectos en algunos, que entendieron que estaba permitido tener ideas y empezaron a rediseñar su propio espacio personal, a manifestar su personalidad, se atrevieron. Esto era contagioso , ofrecía participación y creatividad. Transmitía un mensaje: las ideas no están prohibidas en esta casa. Después siguieron otros artistas y otros temas.

La diversidad de situaciones, de objetivos, de realidades, exigía una gran adaptación en cada caso. Como agente mediador entre cada área y cada empresa, por una parte, y cada grupo artístico, por otra, actuaba Arts & Business, una entidad especializada. Unilever ha creado finalmente un equipo gestor propio, con cinco personas a tiempo completo que trabajan con el mediador externo.

Finalmente, un apunte que se refiere al post anterior en este blog, sobre las dos formulas de actuación  de  un artista en una empresa. En Unilever encontramos una combinación de actuaciones artisticas de ambas clases, es decir, trabajo en talleres artisticos y trabajo en grupos de expertos. De hecho es una cadena de acciones que va desde el inicio con la definición de objetivos, hasta el final con el balance y control de indicadores.

¿Que hace pues un artista en Unilever? Para muchos dirigentes, educados en la racionalidad, la lógica y los números, en una escuela de negocios,  esta pregunta seria casi una provocación, un verdadero sacrilegio. James Hill nos dice que el también era así cuando salió de la universidad. Pero, aceptó el desafío. Ahora cree que él también ha madurado. Yo también lo creo.

Más luz y más calor para trabajar

Para ver la entrevista a James Hill, tambien aqui:

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: