gentcreativa

Historias de proyectos y experiencias que fomentan la innovación social, mediante emociones, cooperación y participación en un grupo.

Neo llenguatge i “procés”

Un recull fet a Gent Creativa (ni filólegs ni politolegs) per a entendre als que parlen del proces, des de dins i des de fora:

Neollenguatge

En Nestor  ha recollit paraules que el propi ANC ha promocionat. Altres paraules han començat a connotar nous significats. Molta gent els ha adoptat.

També ha recollit paraules de publicistes que es miren el procés des de fora o amb sentit critic. tot plegat diu molt dels temps que estem vivint

No obedezcas con anticipación

Os traemos hoy un librito muy potente. Son 20 consejos que nos da un historiador norteamericano, Timothy Snyder que conoce bien la historia de Europa en el siglo XX, que reflexiona sobre los errores de mucha gente que , tal vez sin saberlo, de buena fe, hizo posible la toma del poder por dictaduras nazis, comunistas o nacionalistas ( guerras balkánicas)

Nuestro autor escribió pues estos 20 avisos pensando en sus conciudadanos y en el gobierno que tienen hoy en Washington. Les dice: no hagamos las tonterías que ya hicieron los europeos en el siglo XX

Así que, hoy creo que nos podemos aplicar también nosotros estos consejos que él ha resumido en un librito. Vale la pena comprarlo “Sobre la tiranía” se encuentra en catalán  en Destino, 2017. De todas manera, os daremos un extracto en los próximos Gent Creativa. Veréis que vale la pena. Aquí va el primer consejo que nos da la historia:

N.1. No obedezcas con anticipación

Aqui el autor cuenta cómo la sociedad europea hizo de forma espontánea lo que el futuro dictador pensaba imponer. La gente adivinó qué les iban a ordenar y se anticiparon a hacerlo, lo que facilitó muchísimo el trabajo a Hitler, a Lenin y a los balkánicos. Evidentemente, la responsabilidad de estas personas anónimas fue muy grande.

Basta por hoy. El librito lleva una frase en el inicio que hace pensar: “En política, ser engañado no es un excusa”. Leszer Kolakowski

¿Qué podemos aprender desde Europa de la sonrisa de estos chicos de Lima?

Tertulia1

En Gent Creativa hablamos de “populismos” y de nuestra crisis sociales de valores.

También hablamos de un libro muy especial, del Derecho a la sonrisa, de un barrio

pobre de Lima.

¿Por qué? ¿qué podriamos aprender de este libro?

¿qué relación puede existir entre populismos y este libro de Lima?

****

Supongo que muchos ya habéis dado una mirada rápida a las fotos del libro. Ya sabéis ,

pues, que alli hay alegria y que también hay problemas. Alli hay, por cierto,  gente

creativa, mucha.

Para ayudaros a aprovechar esta historia aqui, en Europa, os proponemos ahora un

resumen de lo más esencial del libro.

Por analogia, podréis ver si esto es aplicable en un pais, en un  barrio de Barcelona o de

Sabadell, o en una comarca como el Baix Llobregat, podréis ver  si sois  capaces

de volver a inventar este proyecto en otro escenario.

Creatividad siempre. No se trata de una receta mágica.

****

 

Los antecedentes de Barrio El Salvador

Ellos tienen su “relato”, como se dice ahora.

Una historia dura, miles de personas que abandonan sus pueblos y sus campos y que

buscaban rehacer su vida construyendo  un nuevo suburbio en Lima, en un campo de

arena junto al mar.

Han pasado por todo, la cooperación entre vecinos, el liderazgo de sus mujeres, el

terrorismo de Sendero Luminoso, el ejército, la corrupción y el populismo del gobierno

Fujimori…

Su relato dará el sentido a su proyecto.

****

 

Objetivos de su proyecto

El grupo artístico Arena y Esteras, líderes y educadores, proponen ciertas opciones

básicas. La sonrisa contra el victimismo. La creación contra la violencia. El arte para el

desarrollo humano y la transformación social

Su proyecto artístico basado en el circo participativo se  propone construir la ciudad,

educar ciudadanos, vencer el miedo, conseguir la salud emocional colectiva.

Es un proyecto realmente ambicioso y viable.

Lo están aplicando y reformando desde hace 25 años. Lo han contrastado en la costa y en

los Andes, en America Latina y en Europa.

Ahora , su libro nos cuenta todo esto. Su relato, su escuela de circo, sus objetivos sociales,

su gestión de la emociones

****

 

Su proyecto

Ellos ofrecen Talleres de circo a los chicos y chicas que pueden actuar por las calles ante

sus vecinos, aprender técnicas, participar en la creación artística.

Sus técnicas apuntan a objetivos específicos de educación personal y social: trabajan en

grupo, una técnica que alli llaman “minka” y que aplican tradicionalmente para ayudar a

un vecino en momentos especiales, como la construcción de su vivienda.

Ellos enriquecen las técnicas tradicionales circenses con recursos propios tradicionales.

Invitan a los participantes  a proponer historias significativas de sus lugares de origen,

danzas y músicas que ellos reconocen. Su circo integra pues el teatro , la danza y la

música.

Como espacio educativo, el circo es una metáfora de la vida, donde aprenden, por

ejemplo la diversidad cultural, la cooperación, el aprendizaje permanente y

colaborativo, el respeto a las mujeres, la disciplina o el  sentido lúdico en los temas

serios.

****

Cuando predicamos muy convencidos que hay que fomentar los valores cívicos y

aprender por la acción  para hacer frente a la insolidaridad propia del populismo,

a la anestesia del sentido crítico.. . tal vez no sabemos muy bien de qué estamos

hablando. Lo podemos entender mejor si observamos este tipo de proyectos, si

apreciamos su puesta en práctica y sus resultados.

Por ejemplo, los autores de nuestro libro nos cuentan que han generado , gracias a su

proyecto, diversos casos de emprendedores culturales que buscan aplicar sus

capacidades en su entorno. Los beneficios de aprender y practicar técnicas en grupos de

ayuda mutua son evidentes en el ámbito emotivo y cognitivo. Los resultados escolares

mejoran, los progresos profesionales también.

Creo pues que vale la pena considerar si estos proyectos artistico-sociales tienen

capacidad transformadora en la sociedad, si sabemos adaptarlos a cada situación

y sabemos desarrollarlos con el método adecuado. No hay recetas ni atajos salvadores,

hay creación , trabajo y método, hay gente creativa si sabemos dibujar el entorno

adecuado.

Por el derecho a la sonrisa

Ya os hemos hablado de este libro

Pero si lo examinais veréis que es algo más que un libro

http://www.infoartes.pe/por-el-derecho-a-la-sonrisa/

Es una historia de jóvenes del barrio el Salvador, de Lima

que se ponen en marcha en 1992 para hacer frente a gobiernos

corruptos de Fujimori en Perú.

Son pues, 30 años de artes de circo social para recuperar el espiritu de un barrio

que ahora se nos presentan en forma de libro con ilustraciones magnificas.

Os podeis bajar todo el material en pdf

Os presentan también su método de trabajo para activar el grupo,

mejorar la autoestima, reforzar los valores cívicos, gestionar las emociones.

Lo mejor contra los populismos

*******

Si quereis saber más, podeis ver a la autora en este video.

https://youtu.be/clqtNuRi9_Y

 

 

 

 

 

 

Emociones y acción

Emociones y acción publica.

Hoy hablamos de una experiencia positiva que nace aquí y que se extiende a toda España.

Casi siempre hablamos de emociones públicas para criticarlas. Estos años de populismo en Europa y América nos han presentado muchos ejemplos de un uso abusivo de las emociones. Tal vez por esto algunos llegan a identificar emociones y populismo, sin pensárselo demasiado.

La verdad es que en Gente Creativa ya descubrimos cómo las emociones gestionadas con respeto (digo respeto) para las personas no tienen nada de populistas. Hace pocas semanas hemos presentado una experiencia del Perú que ya lleva funcionando unos 30 años y que es un magnífico ejemplo de cómo las artes del circo como espacio de convivencia pueden sobrevivir en un pueblo martirizado por la guerrilla de Sendero Luminoso y por el ejercito de Fujimori. Técnicas artísticas que fomentan emociones colectivas y autoestima en un pueblo desgarrado por la guerra. Han publicado un libro con imágenes que os recomiendo.Derecho a la sonrisa

****

Pero no siempre hablamos de casos positivos. La realidad es que los movimientos populistas tienen mucho impacto y llegan a movilizar a mucha gente. Jugando hábilmente con emociones son capaces de neutralizar el sentido crítico de muchas personas que teníamos por gente razonable. Todos tenemos referencias próximas.

Pero hoy presentamos una experiencia pública positiva a gran escala. Hablamos de la PAH, la plataforma para la hipoteca, que nace en Barcelona en 2006 y se extiende por toda España. Veremos que la PAH trabaja de forma totalmente diferente al populismo. Podríamos decir que es como la antítesis.

Curiosamente, la PAH nace en el Área Metropolitana de Barcelona y entre sus líderes contaba con una persona bien conocida, Ada Colau, actualmente alcaldesa de Barcelona y líder de un partido político. De esta etapa actual no hablaremos, es realmente otra historia. De hecho, parecen dos personajes muy diferentes.

En el año 2006 se pone en marcha la Plataforma que quiere hacer frente a un grave problema social. Mucha gente se encuentra impotente para pagar la hipoteca del piso y el banco le aplica el contrato. La familia se ve expulsada de su vivienda por el juez.

La crisis ya empezaba a hacer daño y los primeros que lo sufrían eran los más débiles. Muchos habían llegado de otros países, habían encontrado trabajo en la construcción y se habían comprado un piso. Cuando comienzan los efectos de la crisis y se quedan sin trabajo, no pueden pagar la hipoteca y se quedan también sin vivienda.

Hay que tener en cuenta que los contratos de estas personas eran abusivos, leoninos, como dicen los abogados. La ley trabajaba a favor de los bancos, como se constató más tarde con las sentencias del tribunal europeo que obligaron al Congreso a cambiar el marco legal. Pero al principio, la situación parecía imposible de superar. Había que enfrentarse a los bancos. Y lo hicieron.

Es aquí donde hay la diferencia. Como lo hicieron? Se puede decir que la PAH rompió con la tradición popular que Barcelona conocía muy bien, especialmente, en la transición democrática.

El método de la PAH

Los primeros afectados por la crisis de las hipotecas llegaban a la Plataforma en las peores condiciones. Eran gente fracasada, vivían una depresión. Muchos venían de fuera, no tenían contactos, ni sindicato, ni partido político, ni parroquia. Estaban aislados, no estaban indignados sino deprimidos.
La Plataforma inicia con cada uno un trabajo de recuperación de la autoestima. Trabajan en grupo con otros afectados. Aprenden a ayudarse mutuamente. Aprenden a entender el lío jurídico donde se han metido, gracias al contacto con otros afectados más entrenados. Asisten a las movilizaciones de la PAH contra cada desahucio.

En esta fase cambian las actitudes y se crean nuevas emociones con gente que no conocían, que tenían otros orígenes. No reciben un favor de una organización que les generará dependencia, sino que aprenden a dar, a ayudar. Viven la empatía con los demás, la solidaridad, la dignidad.
Muy pronto aprenden a hablar de una forma diferente. No viven la crisis de la que todo el mundo habla, sino la estafa que los bancos les prepararon con contratos abusivos. Aprenden la autoestima del grupo: “Somos los mejores, somos pobres pero tenemos dignidad, ética. La vivienda no es un negocio, es un derecho”

Contradicen el lenguaje que la sociedad ha inventado para condenarlos: “No somos nosotros los que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”

No se trata sólo de palabras. También juegan con acciones. Aprenden a manifestarse en cada desahucio, aprenden a negociar para alcanzar soluciones viables, buscan firmas para promover una iniciativa legal en el Congreso de los Diputados, presentan denuncias contra los bancos que dejan vacíos y abandonados los pisos que han recuperado, aprenden a pactar con los partidos políticos.

No están en la “lucha por el poder” sino en la solución del problema. No han encontrado un salvador sino que aprenden a ayudar y recuperan la dignidad y el empoderamiento. Ya lo vemos: hay formas para gestionar emociones colectivas que no son un atentado contra la dignidad de las personas ni contra su sentido crítico. Que representan un progreso personal y que refuerzan la libertad de cada uno para tomar las opciones políticas que quiera.

Algunos pueden pensar que acciones como la PAH no valen la pena. No ayudan a conseguir el poder. Cabe preguntarse, sin embargo, si podemos olvidar la gestión respetuosa de las emociones si queremos luchar contra los populismos y desprogramar los adictos de los grupos políticos sectarios.

Postdata
Para los que quieran más detalles: el 2 de febrero de 2017 se presentó un documento preparado por la Fundación Rafael Campalans en Sant Cugat del Vallés, con un análisis más completo de la política emotiva de la PAH. En este link se puede encontrar el pdf correspondiente.

Fundació Campalans

 

 

Emocions i acció publica. Avui parlem d’una experiencia positiva que neix aqui i que s’escampa a tot Espanya.

(Versió en català.

Despues sigue la versión en castellano)

Tertulia2

Casi sempre parlem d’emocions publiques per a criticar-les. Aquests anys de populisme a Europa i Amèrica, ens en han presentat molts exemples d’un ús abusiu de les emocions. Alguns arriben a identificar emocions i populisme, sense pensar-s’ho massa.

La veritat és que a Gent Creativa ja vam descobrir com les emocions gestionades amb respecte a les persones, no tenen res de populistes. Fa poques setmanes hem presentat una experiència del Peru que ja porta funcionant uns 30 anys i que és un magnífic exemple  de com les arts del circ com espai de convivència,  poden sobreviure en un poble martiritzat per la guerrilla de Sendero Luminoso i per l’exercit de Fujimori; tècniques artístiques  que fomenten emocions col·lectives i autoestima en una poble desballestat per la guerra. Han publicat un llibre amb imatges que us recomano.

“El derecho a la sonrisa” 

Però no sempre parlem de casos positius. El cert es que els moviments populistes tenen molt impacte i arriben a mobilitzar a molta gent. Jugant hàbilment amb emocions son capaços de neutralitzar el sentit crític de moltes persones que teníem per gent raonable. Tots en tenim referencies pròximes.

 

Emocions positives : la PAH

Però avui presentem una experiència publica positiva de gran escala. Parlem de la PAH, la plataforma per la hipoteca, que neix a Barcelona el 2006 i s’estén per tot Espanya.  Veurem que la PAH treballa de forma totalment diferent al populisme. Podríem dir que n’és com l’antítesi.

Curiosament, la PAH neix a l’àrea metropolitana de Barcelona i entre els seus líders  comptava amb una persona ben coneguda, Ada Colau, actualment alcaldessa de Barcelona i líder d’un partit polític. D’aquesta etapa actual no en parlarem, és realment un altra historia. De fet, semblen dos personatges ben diferents.

A l’any 2006 es posa en marxa la Plataforma que vol fer front a un greu problema social. Molta gent es troba impotent per pagar la hipoteca del pis i el banc li aplica el contracte . La família es veu expulsada del seu habitatge pel jutge.

La crisi ja començava a fer  mal i els primers que ho patien eren els més febles. Molts havien arribat d’altres països, havien trobat feina a la construcció i s’havien comprat un pis. Quan comencen els efectes de la crisi i es queden sense feina, no poden pagar la hipoteca i es queden també sense habitatge.

Cal tenir en compte que els contractes d’aquestes persones eren abusius, lleonins, com en diuen els advocats.  La llei treballava a la mida dels bancs, com es va constatar més tard amb les sentencies del tribunal europeu que van obligar al Congres a canviar el marc legal. Però al principi, la situació semblava impossible de superar. Calia enfrontar-se amb els bancs. I ho van fer.

Aquí hi ha però la diferencia. Com ho van fer? Es pot dir que la PAH va trencar amb la tradició popular que Barcelona coneixia molt be, especialment, a la Transició Democràtica.

El mètode de la PAH

Els primers afectats per la crisi de  les hipoteques arribaven a  la Plataforma en les pitjors condicions. Eren gent fracassada, vivien una depressió. Molts venien de fora, no tenien contactes ni sindicat ni partit polític ni parròquia Estaven aïllats, no estaven pas indignats sinó deprimits.

La Plataforma inicia amb cadascú un   treball de recuperació de l’autoestima. Treballen en grup amb altres afectats. Aprenen a ajudar-se mútuament. Aprenen a entendre l’embolic jurídic on s’han ficat gracies al contacte amb altres afectats més entrenats.  Assisteixen a les mobilitzacions de la PAH contra cada desnonament.

En aquesta fase canvien les actituds i es creen noves emocions amb gent que no coneixien, que tenien altres orígens. No reben un favor d’una organització que els crearà dependència, sinó que s’entrenen a donar, a ajudar. Veuen l’empatia amb els altres, la solidaritat, la dignitat.

Molt aviat aprenen a parlar d’una forma diferent. No viuen la crisi de la que tothom parla, sinó l’estafa que els bancs els van preparar amb contractes abusius. Aprenen l’autoestima del grup: “Som els millors, som pobres però tenim dignitat, ètica. L’habitatge no és un negoci, és un dret.

Contradiuen el llenguatge que la societat ha inventat per a condemnar-los: “No som nosaltres els que hem viscut per sobre de les nostres possibilitats”

No es tracta només de paraules. També juguen amb accions. Aprenen a manifestar-se en cada desnonament, aprenen a negociar per a assolir solucions viables, busquen firmes per a promoure una iniciativa legal al Congres dels Diputats, presenten denuncies contra els bancs que deixen buits i abandonats els pisos que han recuperat dels que no paguen la hipoteca, aprenen a pactar amb els partits polítics. No estan en la “lluita pel poder” sinó en la solució del problema. No han trobat un salvador sinó que aprenen a ajudar i recuperen la dignitat i l’empoderament.

Ja ho veiem: hi ha formes per a gestionar emocions col·lectives que no son un atemptat contra la dignitat de les persones ni contra el seu sentit crític. Que representen un empoderament personal i que reforcen la llibertat de cadascú per a prendre les opcions polítiques que vulgui.

Alguns poden pensar que aquestes accions, com la PAH, no valen la pena. No ajuden a aconseguir el poder. Ens podem preguntar, tanmateix, si podem oblidar la gestió respectuosa de les emocions si volem lluitar contra els populismes i desprogramar els addictes dels grups polítics sectaris.

 

Postdata

Pels que vulguin més detalls : el 2 de febrer del 2017 es va presentar un document preparat per la fundació Campalans a Sant Cugat del Vallés, amb una anàlisi més complert de la política emotiva de la PAH. En aquest link es pot trobar el pdf corresponent

Politica i emocions

Tertulia2

[Libro] ¡Por el derecho a la sonrisa! Circo Social desde Villa El Salvador

a través de [Libro] ¡Por el derecho a la sonrisa! Circo Social desde Villa El Salvador

¿Sabemos usar las redes con criterio?

Un articulo de M. Dolors Renau

http://www.elpuntavui.cat/opinio/article/8-articles/1315544-nosaltres-i-les-xarxes.html

 

¿Es posible un lenguaje compartido?

Francesc está explorando y nos cuenta algunas experiencias:

 

La setmana passada vaig participar en la tertúlia FED amb Emma Riverola. Publicista i dona de lletres, m’agrada llegir els seus articles a El Periòdic. De tendència federalista, no va deixar d’admirar com alguns coneguts seus, bons publicitaris, havien col·laborat en l’exitosa comunicació del procés. Al col·loqui, la vaig interpel·lar sobre com fer un relat comú als dos bàndols i això va semblar que la deixava mes aviat perplexa. Em consola veure com una persona lletrada comparteix la meva perplexitat.

Tanmateix, sembla que hi ha símptomes de cansament del procés entre els independentistes:
https://elpais.com/ccaa/2018/01/19/catalunya/1516390264_318039.html

No és que s’esvaeixi el somni de la independència. Apareix  la percepció de que els cal canviar d’estratègia i apostar per un altra enfoc més realista. Si així fos, ja es faria necessari aquest llenguatge comú al que al·ludia Beristain, psicòleg expert en reparació social:
“Necessitem el que Paul Ricoeur assenyalava com a hospitalitat lingüística, un llenguatge que permeti que les diferents experiències es reconeguin en ell”

I heus aquí que m’ha semblat que algú com en Josep Ramoneda: periodista, filòsof, escriptor i segurament gat vell, podria ser la persona. I m’ho ha semblat en llegir articles seus a Ara i El País, com aquests últims:
https://www.ara.cat/opinio/Legitimitats_0_1942605747.htm
https://cat.elpais.com/cat/2018/01/19/opinion/1516392734_166201.html

Un suggeriment per a la nostra tertúlia del dissabte que ve.

Salut

20/1/2018

Gente que resuelve problemas sin palabras

Hablamos hoy de Brunnenpassage en Viena, una organización patrocinada por

Caritas en  la capital austriaca.

Os recomiendo visitar este video que encontrareis en su boletin  Brunnenpassage

newsletter@brunnenpassage.at

Hay que entrar en este boletin y hacer click en Trayler

 

(Somos tan pobres que no podemos pagar la subscripción a WordPress para poder

ofrecer videos directamente)

*****

 

Vale la pena. És musical, lleno de danzas de gentes muy diversas de todas partes del

mundo mundial.

Esto és Brunnenpassage. Un barrio de Viena donde la gente baila con músicas de todo el

mundo. Gente diversa, amateurs y profesionales, niños y mayores

*****

 

¿Por qué hablamos de Brunnenpassage?

Cuando hablamos de cómo podríamos “desprogramar” a comunidades de nuestro pais

que viven diversas formas de dependencia emotiva en grupos sectarios, aparece esta

experiencia de Viena (hay muchas otras en muchas partes) como el prototipo de una

respuesta adecuada, orientada a las emociones más que a los razonamientos

 

Porque Brunnenpassage es una respuesta consolidada  por años de práctica , dirigida a

superar los conflictos derivados de la inmigración. Su acción no se basa en discursos ni

en argumentos, sino en poner  a la gente implicada a bailar juntos en un entorno

multicultural. Se trata de practicar el arte para superar contradicciones emotivas.

 

Esto se ve en el “Trailer” que os proponemos. Es Viena pero otra Viena que no solemos

ver.

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: