gentcreativa

Historias de proyectos y experiencias que fomentan la innovación social, mediante emociones, cooperación y participación en un grupo.

Tertulia i populisme

TERTÚLIA I POPULISME

Email de Francesc del dijous 16 de novembre
Bon dia,

El dissabte que ve tenim prevista tertulia, desprès d’unes llargues vacances. Moltes coses han passat i el “mambo” no s’acabat. Per la meva part, aquests últims mesos m’he interessat pel fenòmen populista i fins a quin punt el teniem a casa. Us adjunto a continuació unes reflexions que he fet pels meus fills, bastant independentistes.

Fins dissabte,

Francesc

 

L’hivern passat vam tenir un intercanvi de missatges sobre populisme. Desprès d’anar a una conferència d’Iñigo Errejón sobre el tema, vaig escriure un missatge que no vaig enviar perquè no em va agradar. L’Iñigo, tot i ser un professor parlant de populisme no ens ho va aclarir gaire, més enllà que populista és un insult entre polítics. Això si va demostrar que Podemos te una “ideologia prima” segons es descriu més endavant.

Durant el segle XX, per a mi el populisme quedava per a cert règims de l’Amèrica llatina, sent el general Perón i la seva dona Eva (amics del general Franco) uns exemples destacats. Però ara el populisme s’ha escampat per las democràcies dels països desenvolupats i me’n vaig adonar que em calia entendre-ho millor.

Al juny vaig tenir l’oportunitat d’assistir a una conferència d’en Jordi Vaquer, politòleg jove i competent que treballa per a una Fundació “filantròpica” d’en George Soros amb seu a Barcelona. Al CCCB en un reduït auditori d’independentistes il·lustrats, entre els quals hi havia els directors del CCCB i el CIDOB, ens va parlar sobre els populismes nacionals de dretes a la UE que ell estava estudiant.

Segons en Vaquer, el populisme es tan antic com la democràcia. Neix per la incompetència dels partits assentats, que de tant mirar-se el melic perden el contacte amb la realitat i frustren els electors. Els populistes actuen amb una “ideologia prima” que van canviant segons els convé, i s’adrecen sobretot a les pors de sectors importants d’electors. Amb missatges curts, emotius, canviants i la majoria de les vegades impracticables o falsos atrauen aquests electors frustrats i esporuguits. Elss populismes actuals són mol hàbils, tant en la comunicació, com en tècniques com el “porta a porta” o les xarxes que utilitzen molt millor que els partits convencionals.

La conferència va ser tota una lliçó i és penjada a la web:
http://www.cccb.org/ca/activitats/fitxa/nosaltres-el-poble/226843

Al final del col·loqui li van preguntar si l’independentisme no era populista. Va respondre que en tenia molts aspectes, però la seva ideologia no era prima, cosa de la que respectuosament discrepo.

Una altre font d’informació interessant ha sigut un article que el catedràtic d’economia i anterior president del Cercle d’Economia Anton Costas va publicar el 2/11 a La Vanguardia i que adjunto. Segueixo amb interès aquest professor amb qui he après moltes coses d’economia, però aquest article és de política. Al·ludint al llibre: What is populism? d’un tal Jan Werner Müller, exposa 5 criteris:
1 La creença dels populistes que només ells són els legítims representants del “poble”. Un sol poble que tindria una sola veu, la d’ells.
2 La seva orientació antipluralista, dirigida a la supressió de qualsevol expressió de la societat civil oposada a les seves directrius.
3 Els seus arguments són immunes a l’evidència empírica. Els és igual que els fets no donin suport a les seves posicions, continuen reiterant-les com si fossin veritats objectives.
4 El seu interès en els processos democràtics és funcional. És a dir, els interessen en la mesura que aquells processos confirmin el que ells han determinat a priori que ha de ser la voluntat del poble.
5 El populisme adopta estratègies dirigides a l’ocupació del poder i s’involucra en activitats de clientelisme polític i de corrupció.

Resumint, el populisme no és pròpiament una ideologia o un programa polític sinó una estratègia oportunista de presa del poder, cosa que coincideix força amb el discurs d’en Vaquer. A partir d’aquests criteris en Costas conclou que el nostre independentisme és populista, però això són figues d’un altre paner.

Per últim, als diàlegs de la Fundació E. Lluch d’aquest curs vaig anar a la conferència: Quan s’acaba la democràcia? De Fernando Vallespín i Victor Lapuente Giner el 7/11. Són dos professors de política que segueixo. Va ser una xerrada densa i profitosa. Jo en destacaria entre el que van dir que es impropi parlar de “la crisi actual de la democràcia” perquè la democràcia sempre és en crisi en tant que tracta de conjuminar corrents d’opinió variades i fins i tot contraposades. La crisi és dels polítics, incompetents en la difícil gestió de la democràcia, i que amb la seva mala gestió deixen camp lliure a populistes i tecnocràtes, ambdós antidemocràtics. Paradoxalment, els populistes es presenten com els regeneradors de la democràcia encara que si assoleixen el poder redueixen/eliminen tant com poden el poder de les institucions i de l’oposició, deixant solament les manipulables eleccions com a façana democràtica i van donar com exemple: Rússia i Turquia.

Aquesta no l’han penjat a la web, però podeu trobar més referències a:
http://www.fundacioernestlluch.org/ca/actualitat/veure/els-politolegs-vallespin-i-lapuente-protagonitzen-un-brillant-dialeg-sobre-la-crisi-de-les-democracies-liberals-sota

Per acabar: com ens aplica? Independentment de que els polítics del procés hagin sigut més o menys populistes hem de considerar diversos aspectes de la realitat catalana. En primer lloc haver triplicat en 5 anys el vot independentista és un èxit inqüestionable, encara que la incompetència del PP hagi ajudat. Es pot discrepar en la veracitat dels arguments però haver il·lusionat una massa social com aquesta és quasi increïble.

En segon lloc, estem al segle XXI i la globalització és un fet que ens afecta:
-Geoestratègia: Catalunya no és una illa com Islàndia o Les Malvines. És un punt crític del mediterrani. Com ens afecta la UE, l’OTAN, Rússia i potser altres?
-Economia: A Quebec ja fa 20 anys de l’últim referèndum. Montréal s’ha estancat mentre el poder econòmic se n’ha anat a Toronto. No els ho va explicar en Pujol, enamorat de Quebec, a Junqueras & company. On és la burgesia catalana? tan influent a Madrid als segles XIX i XX. Acabarem com Quebec, subvencionats com Extremadura?
-Estat espanyol.- No és un estat fallit i la seva democràcia puntua molt alt al ranking mundial. Te unes institucions fortes i ben estructurades. Ara diuen que no s’imaginaven que actués com ha fet… tot i que la constitució és clara.

Tot això ho ignoraven els separatistes o ens han volgut enganyar? Les dues realitats: la social catalana i la global es poden enfrontar i crear un caos a Catalunya. Ja veig els separatistes en retirada i veig senyals d’una tímida autocrítica. No obstant, seran tant competents com per a desmobilitzar aquesta massa il·lusionada o seran ells mateixos arrossegats a un conflicte de magnitud imprevisible? Veurem el 21 D que passa. Per la meva banda, ja en tinc prou de populisme i d’ara en endavant tractaré d’entendre millor com ens afecten aspectes geoestratègics, econòmics i potser alt

Comentari:
Recull molt be coses que ja escriuen gent amb molt criteri i coratge
Coratge perque constato por de mullarse per part de molts que comparteixen aquest analisi pero no arriben a escriure.
O potser es la confusio mental de gent que no volen parlar clar per no trencar ponts.?
Em demano com cal fer per parlar clar i construir ponts de empatia i compasio amb la gent
Entendre d’emocions no vol dir ser un sentimental

Fins disabte al Viena

Santi

 

 

 

 

Politica y emociones. El caso Miquel Iceta

Este tema ya no es noticia. En Catalunya ahora, las noticias se las lleva el viento en cada momento.

Tampoco es politica. Es gente y sus emociones

No nos interesa el contenido del discurso de Miguel Iceta sino su forma de tratar las emociones de la gente.

Un dia antes de la sesión del Senado que decidió el artículo 155 se reunia el Parlament de Catalunya para tratar el mismo tema.

En su cara a cara con el Presidente Puigdemont , le anunciaba Iceta que los socialistas catalanes no se opondrian al famoso artículo 155. Era un momento duro. El momento de constatar lo que se venia anunciando: que el “procés” se iba directo contra la pared.

Podia haber sido el discurso del “ya te lo habia dicho yo” o del “te lo has ganado a pulso chaval”. Podia haber sido cáustico, podia haberse regocijado con el fracaso de su oponente después de tantos meses de prepotencia, podia haber sido. duro. Y hubiera sido justo, desde la óptica de Iceta.

Pero nuestro hombre estaba viendo mucha gente detrás del lider nacionalista. Gente que habian sido defraudados, manipulados, utilizados con promesas claramente imposibles. Gentes que más que un fracaso empiezan a vivir un desengaño, una humillación.

Para esta gente, pues, Iceta,  le canta las verdades sin reserva, pero lo hace con empatia y compasión  con los que sabe que habremos de volver a vivir en paz si queremos superar este mal paso. Veremos que incluso se ofrece a acompañar a Puigdemont al Senado aunque, le recuerda, sabe que dirá cosas con las que no estará de acuerdo.

Los que no habéis visto este video, merece la pena. Hay que sentirlo, no basta con leerlo. No se trata de ideas sino de emociones, básicas para reconstruir relaciones  personales  que  se han roto estos últimos meses gracias al fanatismo desenfrenado.

Iceta en el Parlament (catalá

 

***

Dice Roberto Carballo a propósito de los fuegos de Galicia :”es tiempo de incendiarios y de autoritarios…no cabe la poesia…” También está hablando de la vida política en España, claro.

Y, también, :”…35 grados en el norte de Galicia. Todo seco, casi como Castilla. No hay flexibilidad, solo tensión…”

Esperemos que voces como la de Miguel Iceta se empiecen a escuchar en este campo tan seco, antes que se enciendan las discordias entre hermanos.

Los mitos de la inteligencia artificial

La derrota i la gent creativa...

 

Para los que no somos del oficio: es claro que la expresión “inteligencia artificial” suena algo hinchada. De momento, está claro que no se trata de una máquina que es inteligente como una persona. Se trata de una máquina que tiene alguna función inteligente si se mueve en un entorno predecible y acotado. Una máquina que necesita pues que algunas persones controlen lo que hace y aseguren que no se extralimita de su campo de competencia.

Podemos añadir algo más: es una máquina que puede incorporar errores. Nos  lo dice claramente una autoridad en inteligencia artificial. Nos lo dice Ramón Lopez de Mántara, director de esta materia en el CISC.Según sus propias palabras : “La IA está basada en programación compleja, y por lo tanto, cometerá errores”

Llegados a este punto, nos preguntamos por qué las noticias que podemos leer en la prensa sobre IA nos llegan cargadas de prepotencia. Nos anuncian la invasión de las máquinas como una fuerza total, definitiva, sin errores posibles, que tomará el puesto de trabajo al pobre humano, que si que comete errores.

Hasta hace poco, parecia que la IA era un tema remoto, para laboratorios cientificos. Ahora sabemos que ya circula por nuestros móbiles, nuestros autos, nuestra puesto de trabajo. Es un aliento siniestro que ya percibimos en el cogote. Las peliculas refuerzan estos mensajes de la IA como el poder absoluto. Sólo puedes manifestar tu oposición si aceptas ser considerado como un analfabeto.

Por fortuna, esta imagen de prepotencia no se corresponde con la actitud de muchos investigadores de este sector. Hace pocas semanas se han reunido en Barcelona responsables de esta actividad. Piden la ccreación de una red de laboratorios de alto nivel desde la Unión Europea con recursos tecnologicos que facilliten la investigación. Pero también piden que se fijen requisitos estrictos a la investigación y la aplicación de estas técnicas, que podrian controlar desde la Agencia para la Robótica y la IA.

Hay pues peligro de abusos y los ciudadanos necesitamos una protecciónn por parte de los poderes publicos europeos.  La experiencia de abusos de la industria del automávil en el fraude de los controles de los gases de la combustión, nos muestran que las grandes corporaciones tienen los medios y la experiencia para abusar durante décadas , en perjuicio de la salud de la gente

De momento, estamos indefensos ante la manipulación que los medios están practicando sobre la opinión pública. La IA no pide permiso para entrar en nuestro móvil con consecuencias graves sobre la democcracia en campañas electorales.

Pronto podremos constatar cómo al comprar un auto equipado con IA, nos presentan a la firma un documento imcomprensible, redactado por abogados – buitres, que liberaran a las empresas vendedoras de responsabilidades en cualquier caso. Cada ciudadano será responsable de algo que no conoce ni entiende.

Pero, ¿cómo acabará todo esto? 2

 

En el otro artículo nos preguntábamos

por qué tanta gente en Catalunya se ha convertido

de repente en militante activo de la secesión. ¿Por qué los ciudadanos que no somos fans

de ningún grupo político nos los encontramos en la familia, en grupos de amigos, entre

vecinos. Estos militantes son tan proselitistas que no te dejan respirar. Pueden llegar a

cortar el diálogo normal, ellos insisten en hablar de su historia.

De hecho, suelen ser personas que antes no solían hablar de política

¿Cómo se genera este proselitismo militante? ¿Cómo se mantiene esta tensión, este

entusiasmo, a pesar de los pobres resultados de sus líderes? ¿Cómo se alimenta esta

devoción a prueba de bomba, capaz de quemar relaciones personales o incluso

familiares?

****

Este clima de acoso y confrontación en conversaciones informales tiene su

correspondencia con otro acoso más organizado. El que llega a cualquier persona via

Internet. Normalmente es un conocido que aprovecha esta relación para ponernos en su

lista y mandarnos mensajes . Se trata de material bien diseñado, obra de profesionales,

con imágenes, fotos, videos. Suelen ser amargos, ridiculizadores, menosprecian a los

“otros”, nos invitan a participar en eventos.

Si analizamos estos mensajes veremos que ofrecen algunas constantes:

1.Denotan un agravio previo que todos compartimos

2.Menosprecian al otro

3.Alimentan los sentimientos negativos contra…

4.Expresan victimismo, se quejan de injusticias historicas

 

****

Curiosamente, lo que no expresan estos mensajes de “gente indignada”, es :

1.Que tienen problemas para llegar a fin de mes.

2. Que el trabajo es precario y mal pagado

3. Que en los hospitales públicos las colas son enormes, entre seis meses y un año

4. Que en las escuelas públicas hay menos profesores, mientras las privadas,

caras, reciben subvenciones.

Uno se pregunta qué clase de “indignados” tenemos en nuestro pais, que sólo sufren

porque son victimas de “injusticias historicas” y que no tienen problemas para terminar

el mes.

****

 

Pero la lluvia de mensajes no para y consigue su efecto.

Muchos recibimos este tipo de mensajes, via “conocidos” oportunistas que nos ponen en

su lista y no nos dan de baja.

Molestan, porque son intelectualmente pobres, a menudo grotescos. Reparten rumores

que acabaremos creyendo por rutina.

Pero, en general, no nos lo creemos. Pero sabemos que alguien nos tiene en su lista, que

alguien nos sigue y nos presiona.

Pero sabemos que otros, muchos, son sensibles a estas comunicaciones que alimentan

su indignación, que excitan sus emociones, que les crean dependencia.

¿Por que hay gente con esta sensibilidad? Deben tener la piel muy fina.

¿Alguien les ha humillado y están buscando la revancha?

Hablaremos de las emociones humilladas otro dia.

Pero , recordemos. No son nuestros enemigos. Necesitan afecto, no argumentos.

 

Pero, ¿cómo acabará todo esto?

 

Mucha gente se hace hoy esta pregunta.

Hay preocupación, inseguridad, tensión..en el ambiente.

De todas maneras, aqui no vamos a adivinar el futuro ni vamos a hablar de política

****

Pero aqui queremos hablar de la gente, de lo que dice , de lo que le preocupa.

No se cómo van a actuar los políticos en los próximos meses ni qué van a decidir, no me

importa demasiado.  Pero una cosa es cierta y se trata  algo que depende de nosotros.

Creo que antes o después, todos volveremos a vivir en paz y concordia, sin tensiones.

Esto es lo único importante y no podemos dejar que alguien lo destruya por razones que

tal vez no entendemos.

***

Hoy podemos oir muchas experiencias que se parecen entre si. Alguien nos cuenta que

no puede hablar con amigos, vecinos o familiares si el tema político sale en la

conversación. O sea, que evitan el tema. Ni bromas ni comentarios, el riesgo es muy alto.

Algunos nos cuentan que reciben a menudo mensajes por Internet sobre este tema.

La persona que envia el mensaje da por supuesto que ellos están también convencidos

de que hay que separarse de España. Les invitan a votar, les envían rumores, comparten

bromas, denuncian hechos…siempre amargos, agresivos o despectivos contra los “otros”.

Si no les contestamos o les anunciamos que no queremos más mensajes políticos, no se

dan por enterados y continúan.

Más o menos, esto le pasa a mucha gente. Hay una presión que nos llega sin buscarla, nos

vienen a buscar. Si marcamos distancias pueden molestarse.Las bromas no son bien

recibidas

***

Llegados a este punto, amigos, quiero señalar algo importante. Esto se acabará algún dia.

Entonces volveremos a convivir. Hemos de volver a vivir en paz, todos. No hay que

romper nada que después vamos a lamentar. Los politicos pasan, nosotros nos

quedamos, nuestros hijos también. Esto es lo que importa.

***

Otra cosa: creo que estas personas necesitan ayuda. No son nuestro enemigo. No

podemos hablar con ellos de política, pero necesitan nuestro afecto, está claro que tienen

un problema. Ahora se comportan como niños, pero lo olvidarán algún dia. No podemos

romper lazos. Volveremos a ser amigos como siempre. Estoy convencido. Ellos están en

una etapa transitoria, parecida a la adolescencia

***

Supongo que nos queda una pregunta: ¿cómo ha sido posible este cambio? ¿Cómo es que

estos personajes siguen activos un dia después de otro, a pesar de que las cosas no

parecen ir demasiado bien en su sector y que no consiguen resultados? ¿cómo es que no

se desaniman y continúan enviándonos propaganda  a pesar de todo?

De esto hablaremos en otro artículo, este ya es demasiado largo

La derecha toma la calle en Barcelona

Barcelona se encuentra hoy en una conflicto que parece muy local y diferente. En realidad,  lo que está en juego es algo común a todo el mundo occidental: Hablamos de las secuelas de la crisis mundial, del populismo, de   la corrupción , como  lo encontramos entre los votantes de Trump, el brexit británico, la extrema derecha alemana, holandesa o francesa.

Empecemos por el final: la batalla actual enfrenta dos organismos del Estado español, el  gobierno central y el gobierno regional, con sus funcionarios, sus presupuestos, sus leyes. Los ciudadanos, aunque no lo parece tienen poco papel en el conflicto en esta lucha de elefantes.

Un gobierno regional con poderes importantes, tal vez los más importantes en Europa,  (policía regional, educación y sanidad publica..)que apuesta por  la secesión y que arrastra años de procesos judiciales por corrupción.La corrupción también tiene un peso importante en el gobierno regional catalán. El ex presidente Pujol, durante 25 años, está procesado por temas de larga duración. Sus actividades arrancan con  el caso Banca Catalana en los 80′. Tres hijos también participan, uno está en la cárcel.

Un gobierno central en minoría , cargado de procesos judiciales de corrupción, más de 100 altos cargos  acusados, algunos en la carcel o suicidados, que ha encontrado en el conflicto catalán una forma de supervivencia , una tabla de salvación. Mientras se habla de independencia en Cataluña, en Madrid, el gobierno corrupto es intocable.

Los agresivos se refuerzan. Los razonables desean negociar pero son invisibles

En Cataluña, donde nace la apuesta por la independencia hay mucho en   juego: la corrupción se instaló en 1985 con la connivencia de los gobiernos de Madrid, socialistas o conservadores. Tradicionalmente, sus minorías de gobierno eran insuficientes para llegar al poder y necesitaban sumar votos del “demonio”, es decir, de los “odiados” nacionalistas catalanes de Pujol. Puro teatro.

Esta es pues la clave de la permanente campaña cultural nacionalista catalana que ofrece la cobertura necesaria al pacto secreto vigente en Madrid , con los “odiados” madrileños.

En este contexto de décadas, estabilizado y discreto, cae la crisis mundial hace ocho años. Ahora gobierna la derecha catalana en Barcelona. En la calle, como en toda España, los “indignados” exigen recursos. En Madrid  hay tolerancia oficial, aparece un grupo nuevo, Podemos, que consigue ir a elecciones y situarse como tercer “partido”. En Barcelona, donde los indignados protestan contra los recortes sociales del gobierno catalán, la represión del gobierno regional, con policía regional, es brutal e injustificada. Los ocupantes de la calle son gente no política, no agresiva, verdaderos ingenuos. Este es el momento del nacimiento de la operación “independencia”.

Aplastados por la policía catalana, la calle será ocupada ahora por la derecha social (no los partidos) y gestionada por dos “empresas” de nuevo estilo , de marketing digital, que recuperan técnicas de calle de los años 30 con estética de hoy (uniformes de colores, desfiles y músicas pensadas para la TV, coordinación vía Internet, big data, campañas de comunicación online que demonizan a los otros , los españoles, mientras los políticos reparten sonrisas. Es el tiempo del famoso “España nos roba”, un eslogan ahora olvidado por  ser evidentemente falso.

El nivel profesional de estas “empresas” de comunicación es notable. De nuevo estamos ante una forma de actividad de nivel internacional que sabe diagnosticar la situación local, fijar objetivos, movilizar personas no conectadas pero si “indignadas”, gestionar emociones colectivas. Hablamos de dos empresas en acción, ANC y Omnium.

Ellos, las dos  empresas tienen ahora la capacidad de imponerse a los partidos, los despreciados partidos.Ellos hablan con la “voz del pueblo”, naturalmente. Los políticos del gobierno regional corren a protegerse bajo su paraguas y adoptan sus slogans sin dudar, olvidando sus propios programas. El gobierno regional ya no sufre la crisis, como todos los gobiernos en Europa. A pesar de reducir maestros en las escuelas y médicos en hospitales, más que en el resto de España, ellos son ahora unos héroes populares, luchan contra Madrid (con el presupuesto del Estado a su disposición), manejan la televisión publica catalana, la radio, la prensa privada (obligada a vivir de subvenciones públicas).

Los votantes pro independencia aceptan bien los recortes sociales, porque en Cataluña, la gente bien no va a la escuela pública (va a escuelas privadas muchas de las cuales funcionan con dinero del Estado), no va los hospitales públicos sino  a los privados, evitando así contactos demasiado íntimos con los más pobres.

Y así los dirigentes tradicionales catalanes intentan perder de vista la Justicia, ¡justicia española! que los está procesando cada día más. La justicia española es una buena razón para salír de España, aunque esto los coloque fuera de un país democrático y fuera de Europa.

¿Por qué todo esto está explotando ahora y no hace diez años , ni siquiera hace tres años?

A pesar de que las provocaciones e ilegalidades del gobierno regional no son cosa nueva, el gobierno de Madrid no ha sabido reaccionar hasta ahora. A nivel político, los socialistas españoles proponen negociar una reforma constitucional de carácter más federal (esta es la respuesta más aceptada en la encuestas, también en Cataluña). Pero la derecha española no se interesa por negociar .

El gobierno de Madrid  se ha distraído seguramente con el enorme caos de sus propios procesos judiciales por corrupción.  Pero ahora parece que descubren que el conflicto catalán  les protege en el parlamento español. Ahora pues han activado en Cataluña  el sistema judicial, la policía trabaja y persigue cualquier ilegalidad. Especialmente cuando implica a funcionarios. Esto cambia completamente el panorama que hemos tenido hasta ahora.

Los funcionarios del gobierno catalán y los de los ayuntamientos están en el ojo del huracán. Ellos no quieren ser las víctimas, cuando sus jefes políticos están a menudo protegidos por su status.  En España el juez no puede actuar contra un político si no cuenta con el acuerdo previo del parlamento.

La única carta de los secesionistas pues, es esperar que las actuaciones de los jueces “indignen al buen pueblo catalán” y el sistema entre en crisis. Pero no hay que olvidar que, a pesar de su activismo financiado por el Estado, las encuestas dan mayoría en Cataluña a los que desean negociar el federalismo y a  los que no quieren la confrontación ni la independencia.

Este sistema de conflicto permanente ya lleva 5 años. Nos cuesta caro a nosotros y a Europa. Tal vez deberíamos encontrar formas de presión para acortarlo. Bruselas debería actuar de árbitro sin esperar daños mayores en la sociedad. Animar a las partes en conflicto, dos entidades del mismo Estado, parece una forma primitiva de diplomacia internacional que no debería existir en Europa.

Saantiago Guillen

Gent Creativa

Barcelona

Cuando el tumulto parece que se ha calmado (3)

Creo que podemos continuar esta serie incorporando la idea central de Javier Cercas que hemos reproducido en nuestro blog “La carta robada de Poe”.

Cercas nos avisa. En los procesos terroristas como el que se gestó en Ripoll no hay que buscar las causas en los otros (religión islámica, cultura extranjera, las malas artes de un imán..) sino en nuestra propia sociedad. Si somos capaces de romper el tabú que nos impide pensar con libertad, veremos que ahi está el fallo. Nuestra sociedad crea la “debilidad” de estos jóvenes y los hace susceptibles de ser atrapados en esta nueva secta terrorista.

Lo que nos pasa es que el abismo del asesinato es tan horroroso que no podemos ni imaginar que algo asi pueda acontecer a gente próxima, a amigos, a hijos, a nosotros mismos.

Veamos la cuestión de otra forma. Antes hemos usado la palabra “secta” porque mucha gente parece hoy en dia funcionar como si formaran parte de una secta política. Naturalmente, no hablamos de asesinos ni de terroristas, de momento. Hablamos de gente que parece haber perdido el control. Ni ellos son capaces de decir lo que serian capaces de hacer. Siguen a la secta.

¿Qué son capaces de hacer los votantes de Trump, los votantes del brexit, los neonazis en Alemania? Seguramente, hay niveles, es como una pirámide donde en la base encontramos los que “sólo votan” candidatos que predican el odio o los que aceptan las mentiras descaradas “si son de los nuestros”). Un poco más arriba, ya vemos los que son capaces de romper cualquier convivencia a cualquier precio (separar familias, generar pérdidas a su pais, mentir sin problemas..). Un poco más arriba encontramos los que salen a dominar la calle,  los que están dispuestos a enfrentarse a los otros, a incendiar edificios de migrantes o escuelas. Más arriba encontramos a los héroes, los que se sienten justificados y motivados para golpear a quien haga falta.

Este no es un escenario imaginario: se ha visto y se ve en USA, en Gran Bretaña, en Alemania (ahora están celebrando juicios por homicidio de grupos neonazis). Lo importante no es si hay muchos o pocos héroes. Lo que cuenta es la pirámide que encadena a los que sólo usan palabras agresivas con los que pasan a la agresión dentro de un consenso interno. El mismo fenómeno se ha vivido y se vive en el Pais Vasco, donde parece que los actos violentos sólo se reducen cuando las condiciones (reales o imaginarias) obligan a frenar. Pero la pirámide funciona. Los héroes necesitan la base de la pirámide, la que sabe pasar de la palabra a la acción, cargada de emociones colectivas.

Creo que estamos hablando de un esquema social que se repita en muchos países, con grados de violencia progresivos, adaptados a las condiciones de cada situación y a los objetivos estratégicos de  los líderes de estas sectas políticas. Evidentemente, hablamos de formas de comportamiento, no de contenidos ideológicos, que suelen ser oportunistas y a medida de cada situación.

Llegados a este punto nos preguntamos porqué hay gente con esta disposición a funcionar como secta. No se puede decir que sea mérito de los líderes como no lo es ser líder de una secta. Ellos son gestores de masas emotivas que manejan sin emoción con herramientas de “marketing político” puestas al dia con servicios digitales (big data y redes sociales)

La disposición de esta gente viene de lo que se ha llamado los “sin techo emocional”. El papel menguante de entidades sociales y cívicas (iglesias, comunidades rurales, partidos políticos, sindicatos..) ha favorecido la emergencia del individualismo propio del neoliberalismo. La desprotección del ciudadanos no es sólo económica. También es emotiva. La frustración emotiva fabrica indignados, gente dispuesta a tomarse la revancha. Es un sentimiento fuerte capaz de crear votantes para Trump y cambiar la política de los USA o de Gran Bretaña.

Aunque el fenómeno existe también en Europa bajos expresiones muy diversas. No se trata pues de algo que venga a Europa desde el exterior , de la mano de gente exótica, ni de religiones especiales. Tan islámicos son los terroristas de Ripoll como cristianos los neonazis alemanes. Los gestores de emociones venden lo que les compran. Ideologia a medida de cada pais y de cada región. Lo suyo no es la política sino el marketing político.

Les tovalloles del meu somni. Las toallas de mi sueño. Les serviettes…

(Puedes ver la versión en castellano más abajo, después de la catalana)

Tertulia1

He tingut un somni.

Modestament, no ho dic com el Luter King, que es mereix un

respecte.

Un somni curt i extrany.

M’aixecava al mati, sortia al balcó i hi penjava una tovallola.

Després, feia un crit  que em sortia del ventre, de baix del tot del ventre.

Ho feia sense demanar permis.

Als meus somnis no es demana permis mai.

***

Vosaltres direu que això no vol dir res. Es possible.

Pero potser ho entendreu millor si us explico aquests dies m’han robat la cartera i el

mòvil.

Ei, això no és res poètic, m’ha passat de veritat.

Si us ha passat mai, sabreu de què parlo. Et trobes desprotegit, despullat.

Just aleshores he tingut el somni. Potser està relacionat?

***

Però el petit somni continuava.

Anava pel carrer de la meva ciutat i veia altres tovalloles, poques,

discretes, als balcons. Totes diferents, de tots colors. Un dia una, un altre dia un altra…

No eren les tovalloles oficials, històriques, totes iguals, de reglament, que compres online

al Super,  les històriques, definitives, exclusives, les “nostres”. Que no fan olor de res.

 

Veia altres tovalloles, discretes pero dignes.

De les que encara porten el perfum unic de  la teva pell,

de cada dia de la teva vida. La teva tovallola, o la de la gent que t’estimes més.

 

 

Els nens i nenes  anaven pel carrer i descobrien cada dia més tovalloles uniques i

diferents. ¡Això sembla la platja!, va dir un d’ells.

Perque la meva ciutat era com una platja davant del mar obert,

plena de tovalloles de colors que venien de tot arreu.

Venien de Paris, de Nova York, de Zaragoza, de Rawalpindi, de Sevilla, Shangai,

de Casablanca, de Frankfurt, de Manchester, de Bogotà, de Buenos Aires, de Ginebra

de Milà, de Ripoll…

Jo sabia que venien de totes les ciutats, als somnis saps coses aixi. Pero no eren típiques

de cap ciutat, eren de la gent, amb el seu perfum propi.  La pell de cadascú és una cosa

única, ja ho sabreu si us hi fan un forat.

Els balcons de la meva ciutat estan plens de colors. M’encanta. Somniar es gratis.

Per si de cas, he penjat una tovallola molt maca, no crec que n’hi hagi cap més com la

meva.

Somnieu amics, sense por i en el vostre idioma preferit. En els somnis no hi ha idioma

oficial. Somnieu, no cal que espereu que us robin la cartera i el mòvil.

( Nota. Un somni el pot tenir tothom, pero no tots sabrien fer-ne un poema. Jo ja se que no és el que faig millor. Per això ofereixo el meu somni, sense drets ni dependencies, als poetes de la meva ciutat, que n’hi ha molts, per si volen fer-ne una versió millorada i com cal. Cadascu sap el seu ofici. Ja se sap que els nens de la postguerra no tenim molta gramàtica, pero per sort tampoc tenim molta vergonya)

20170919_114839 (1)

 

Tertulia1

(versión en castellano. Otras lenguas, en obras)

 

He tenido un sueño. Modestamente, no lo digo como Luter King, que se merece un

respeto.

Un sueño corto y extraño

Me levantaba por la mañana, me asomaba al balcón y colgaba una toalla.

Después lanzaba un grito que me salia del vientre, del bajo vientre.

Lo hacia sin pedir permiso

En mis sueños nunca se pide permiso.

 

***

Tal vez direis que esto no significa nada.  Tal vez

Tal vez me comprendereis mejor si os explico que estos dias me han robado la cartera

y el móbil.

Ojo! Esto no tiene nada de poético, me ha pasado de verdad.

 

Si os ha pasado alguna vez , ya sabéis de qué hablo. Te encuentras desprotegido,

desnudo.

Precisamente en estas circunstancias he tenido el sueño. Me pregunto si estará

relacionado.

***

Pero el pequeño sueño continuaba

Yo paseaba por las calles de mi ciudad y veia algunas toallas, pocas, discretas, en algún

balcón. Todas eran diferentes, de todos los colores. Un dia aparecia una, otro dia otra…

 

No eran las toallas oficiales, históricas, todas iguales, de reglamento, de las que compras

online en el Super, las “nuestras”. Las que no huelen a nada ni a nadie.

 

Veia otras toallas, discretas pero dignas, de las que todavía llevan el perfume de tu piel

de cada dia de tu vida. Eran tu toalla, o la de la gente que más quieres.

 

Los niños y niñas iban por la calle y descubrían cada dia más toallas.

¡Esto parece la playa!  dijo uno de ellos.

Por que mi ciudad era como una playa delante del mar abierto,

llena de toallas de colores que venían de todas partes.

 

Venian de Paris, de New York, de Zaragoza, de Rawalpindi, de Sevilla, de Shangai,

de Casablanca, de Frankfurt, de Manchester, de Bogotá, de Buenos aires, de Ginebra,

de Milán y de Ripoll.

Yo sabia que venían de todas las ciudades, porque en los sueños sabes cosas asi. Pero no

eran típicas de cada ciudad, eran de la gente, con su perfume propio. La piel de cada

cual es una cosa única, ya lo sabréis si os hacen un agujero.

 

Los balcones de mi ciudad están llenos de colores. Me encanta. Soñar es gratis

Por si acaso , he colgado una toalla muy guapa en mi balcón, no creo que haya otra igual.

A soñar amigos, sin miedo.y en vuestro idioma preferido. En los sueños, no hay idioma

oficial. A soñar, no hace falta esperar a que os roben la cartera y el móbil

 

(Nota. Un sueño lo puede tener todo el mundo, pero no todos sabrían hacer con ello un poema. Ya se que no es lo mio. Por esto ofrezco mi sueño libre y sin gastos a los poetas de mi ciudad, por si quieren hacer una versión mejorada y como Dios manda. Cada cual, su oficio.. Ya se sabe que los niños de la post guerra tenemos poca gramática y menos vergüenza)

 

 

La carta robada de Edgar Poe.

El domingo pasado Javier Cercas publicó un artículo relacionado con la famosa carta de la educadora de Ripoll.

Con satisfacción lo reproducimos en esta página. Su contenido es fuerte, nos implica: “…todos sabemos algo que está a la vista de todos, como la carta robada de Poe, pero preferimos ignorarlo”

Nos dice que tal vez la causa del desastre de las  Ramblas no está en los otros sino en nosotros. Da mucho que pensar. Por supuesto la comentaremos dentro de la serie “Cuando parece que el tumulto se ha calmado”

****

Carta robada en Ripoll

Javier Cercas / Pais Semanal / 10.09.2017

Y SI NO fuera verdad que no lo sabemos? ¿Y si en el fondo todos conociéramos muy bien la respuesta a la pregunta que nos hacemos cada vez que jóvenes islamistas matan a mansalva en cualquier lugar de Europa? ¿Y si en realidad todos supiéramos qué es lo que hay en la cabeza de esos chicos, sólo que no nos atrevemos a reconocer que lo sabemos o que, con un mínimo ejercicio de imaginación, podríamos saberlo? ¿Y si ese saber fuera como la carta robada del cuento de Edgar Allan Poe, aquel documento que busca en vano la policía de París en el domicilio de un ministro del rey, hasta que el genial detective Auguste Dupin la encuentra en el lugar más ostensible del escritorio del ministro, a la vista de todos?

“Era un tío de puta madre”, dicen de Younes sus amigos de Ripoll. “Mis padres me lo ponían como ejemplo”

Hagamos entonces un mínimo ejercicio de imaginación. Imaginemos un pueblo cualquiera de España: Ripoll, digamos; imaginemos un grupo de amigos. Son 10: todos cuentan alrededor de 20 años, aunque 3 de ellos no pasan de los 17; sólo algunos han nacido en Ripoll, pero todos son de origen marroquí; hay tres parejas y un trío de hermanos, y todos están en apariencia integrados en el pueblo. Pero sólo en apariencia. Es verdad que todos hablan castellano y catalán, que participan en las fiestas del pueblo, que hacen deporte con los equipos del pueblo, que tienen muchos amigos en el pueblo, que se han escolarizado en el pueblo y que algunos, como Younes Abouyaaqoub, han sido estudiantes excelentes y conseguido trabajos fijos; se trata, en fin, de un puñado de buenos chavales que no causan problemas y que, por cierto, apenas pisan la mezquita. Todo esto es verdad; pero también es verdad que todos esconden la herida profunda del desarraigo: son españoles, pero también son marroquíes (y sus padres quieren que sigan siéndolo); quieren mucho a sus familias, pero se avergüenzan de ellas; se han criado aquí, pero saben que no son de aquí, que en ningún sentido son como los de aquí, que en el colegio eran los moros (por eso las chicas no querían salir con ellos) y que siempre serán los moros; íntimamente sienten que su destino es ser ciudadanos de segunda, carne de cañón. Hasta que un día llega un nuevo imán al pueblo y se hace amigo de los líderes del grupo, y luego del grupo entero, con el que se reúne fuera de la mezquita, en su furgoneta o en su piso.

Entonces, gracias al imán providencial, todos encuentran respuestas a todas sus preguntas y culpables de todos sus males (de los suyos, los de sus familias y los de su gente), resuelven las angustiosas contradicciones que los desgarran, felizmente dejan de pensar y decidir por sí mismos, ven la luz. Un día el imán cita quizá una frase de Ali Shariati (“Para un ser humano morir equivale a garantizar la vida de la comunidad”), y entonces los chavales, ebrios de clarividencia e idealismo, comprenden que su destino no es ser secundarios sin futuro sino héroes, santos y mártires, redentores radiantes de su pueblo martirizado por Occidente. Y no mucho después Younes Abouyaaqoub —el mejor chaval del grupo, el más idealista, bondadoso e inteligente— alquila una furgoneta Fiat y, absolutamente seguro de estar cumpliendo con un deber sagrado, a toda velocidad baja 500 metros de La Rambla de Barcelona arrebatado por un delirio asesino que, en su cabeza, se parece a un éxtasis sangriento de beatitud y se parece al paraíso.

“Era un tío de puta madre”, dicen de Younes sus amigos de Ripoll. “Mis padres me lo ponían como ejemplo”, dice uno de sus compañeros de colegio. “Si me hubieran pedido que me tirara a una piscina vacía para defender su inocencia, lo habría hecho sin dudarlo”, dice una de sus educadoras. ¿Se equivocan todos? ¿Los engañó a todos el asesino? Por supuesto que no. Lo que pasa es que todos sabemos algo que está a la vista de todos, como la carta robada de Poe, pero preferimos ignorarlo. Todos sabemos que, adecuadamente envenenadas por una de esas ideologías tóxicas que prometen el cielo y acaban creando el infierno, las mejores personas pueden cometer las peores maldades. Todos lo sabemos, pero fingimos no saberlo. Porque, para nuestra moral pusilánime (o para nuestro fariseísmo), ese saber es insoportable.

Fin del artículo de Javier Cercas.

 

 

Cuando el tumulto parece que se ha calmado (2)

Sobre la carta de la educadora de Ripoll ya hemos publicado un primer comentario. Pero, tal como vimos, el tema es complejo, merece más atención. Por esto, hoy continuamos con la pregunta: ¿qué falló, qué hicimos mal?

Por lo que se ve en este texto, no fue un caso de descuido, ni de olvido burocrático. en Ripoll encontramos a alguien que  lo hace tan bien como puede. Que parece convencida de lo que está haciendo. Que no puede creer lo que , de repente sucede. Que nos lo cuenta.

Desde aqui no vamos a ofrecer una respuesta científica y profesional. Somos ciudadanos responsables, como muchos, que no podemos quedar callados ante el silencio oficial. No callamos porque creemos que el error de Ripoll no fue un error personal sino colectivo y sistemático. Algo que que se hace con el respaldo de la Administración, que tal vez continuará en en futuro sin cambios ni autocríticas. algo que podria repetirse.

Nosotros vamos a aportar datos y a opinar. Los que conocéis experiencias similares estais invitados a aportarlas, también, a opinar, a proponer. Sin prejuicios. Es demasiado importante para callarse y pasar de lado como si se tratara de una catástrofe natural inevitable.

***

Entrando pues en materia, quiero lanzar una primera reflexión: a pesar de lo que se ha podido leer estos dias, un iman de Ripoll o de otra parte, no tiene capacidad para transformar un grupo de adolescentes amables y civilizados en una banda de asesinos y suicidas. Quienes suponen simplemente que este personaje tenia esta capacidad diabólica no están lejos de creer en la presencia del diablo con cuernos y rabo en nuestras ciudades. Este personaje no tenia estas capacidades.  Sólo hay que ver su mediocre curriculum.

Porque el punto crítico de la cuestión reside, precisamente ahi. Estos jóvenes tenian una debilidad previa que este iman supo aprovechar. Se trata pues de investigar esta debilidad, aunque ello suponga poner en cuestión el panorama idílico de la sociedad rural de Ripoll, en medio de las montañas.  Tal vez encontraremos indicios que se repiten en otras localidades rurales y tradicionales, y que no se dan en barrios urbanos como el Raval de Barcelona, a pesar de que nos pueden aparecer como más conflictivos.

En todo caso, no es un modelo social inédito. Desde hace años , las sectas se alimentan con individuos que sufren debilidades previas en su entorno social. El “mérito” de los lideres o explotadores de la secta reside en tener el olfato necesariio para detectarlos y captarlos, y crear los vinculos que serán después muy dificiles de romper. Esto es clásico.

Las debilidades no las crean las sectas, las aprovechan. No se trata de buscar efectos mágicos en el budismo o en el cristianismo fanático o el extremismo politico.

No obstante, quienes intentan estigmatizar a estos fanáticos militantes, buscan siempre sus raices religiosas o su revanchismo obrerista o su nacionalismo . Estas teorias religiosas o pseudoreligiosas sólo son  útiles para los líderes sectarios, para ilustrar el contenido de su secta. Sólo son pretextos. Cualquier relato sirve si el candidato está maduro. La pregunta es: ¿qué fue lo que pudo “madurar” a estos adolescentes de Ripoll?

Esta  pregunta nos lleva a describir lo que pudo ser la barrera entre la sociedad tradicional del pueblo rural y los adolescentes hijos de migrantes norteafricanos.

Por los datos que tenemos, no se puede hablar de barrios miserables ni de falta de medios escolares, ni de servicios sociales extraescolares.

Lo que nos lleva a buscar en  la barrera mental en la que vive un adolescente que ya no tiene un pais de origen como sus padres, que por cierto tiene nivel académico, mucho mejor que estos. Ahora vemos que es precisamente su educación lo que le permite ver más allá, lo que le pone ante una realidad que sus padres son incapaces de percibir.

Él sabe que siempre se le considerará, un moro, que ninguna chica del pueblo saldrá con él, que no tiene oportunidades para acceder  a la universidad ni a un trabajo cualificado, que no conseguirá alquilar una vivienda fuera de su entorno comunitario. Si alguien le ayuda a pensar sobre ello,  siente una emoción colectiva de indignación que le separa incluso de sus padres, incapaces de sentir lo que él siente, porque ellos aun piensan como si estuvieran el pueblito del Atlas, sobretodo su madre. Sus padres están vencidos, han aceptado ser moros para siempre.

Atención con la gente que con razón o sin ella, se sienten colectivamente humillados. Su indignación lleva y mantiene a Trump en el gobierno de los USA. Su indignación lleva a Gran Bretaña al brexit, con sus enormes costes económicos, culturales y sociales. Su indignación resucita al neofascismo en Alemania y le facilitará el acceso al Parlamento en medio de la vergüenza general.

Terminemos con una reflexión sobre las emociones. Hablamos aqui de emociones colectivas y de su posible manipulación por líderes sin conciencia. En el caso de Ripoll, no obstante, nos sorprende encontrar un caso de una monitora que parece hacer su trabajo con verdadero sentimiento. Pareceria que este hecho podia haber inmunizado a estos adolescentes de cualquier emoción pública. Pero parece que no tienen nada que ver. Hay gente racista que tiene una niñera negra que forma parte de la familia. Hay independentistas catalanes que tienen alergia a todo lo español y que casan la hija con un chico de Sevilla la mar de simpático. No hay lógica en este tema..

 

 

 

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: